miércoles, 21febrero, 2024
12.8 C
Seville

Al juez Calama no le salen las cuentas

El informe de la consultora PwC rompe totalmente la estrategia de instrucción que seguía el juez desde octubre de 2021, tras la declaración de Elke König, en la que ha priorizado la búsqueda de irregularidades en la etapa anterior a Emilio Saracho

Esteban P. Cano
Esteban P. Cano
Escritor y Periodista de investigación
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La instrucción del Caso Popular que se lleva desarrollando tras la declaración de Elke König, esto es, la búsqueda de irregularidades en el estado de las cuentas de la etapa previa a la Presidencia de Emilio Saracho, ha sufrido un nuevo golpe. Esta vez ha venido en forma de informe de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), un documento que avala que las cuentas de Banco Popular de la etapa de Ángel Ron reflejaban fielmente la realidad de la entidad.

PwC encargó a dos catedráticos y un profesor titular de la Universidad de Alcalá de Henares un dictamen pericial sobre su actuación como auditor del Banco Popular en 2016 y sobre algunos aspectos concretos de ejercicios anteriores.

Los catedráticos insisten en el informe pericial en que PwC dio una opinión sin salvedad alguna sobre las cuentas de Banco Popular de 2015 y 2016. Además, acreditan que las cuentas de la entidad expresaban la imagen fiel y cumplían siempre con la normativa.

Los auditores deben confirmar si los estados financieros del banco representan la imagen fiel de la situación financiera y los resultados de la entidad según la normativa vigente. El informe, al que Diario16 ha tenido acceso, recuerda que no es papel de PwC detectar fraudes, sino constatar la conformidad de las cuentas con la normativa contable, de tal forma que expresen la imagen fiel del Banco Popular. Así lo hicieron a lo largo de los ejercicios auditados por PwC.

La consultora realizó su trabajo siguiendo las Normas Internacionales de Auditoría Españolas (NIA-ES) y «concluyó que los estados financieros del Popular se habían elaborado de acuerdo a las normas contables aplicables en cada momento». Además, tal y como publicamos en Diario16, reconoce que el marco normativo eran las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Las auditorías de PwC no pusieron ningún tipo de oposición o salvedad a las cuentas del Popular de la etapa previa a Emilio Saracho porque la información financiera de la ampliación de capital y del ejercicio 2016 cumplieron de forma completa el marco normativo. Por otro lado, PwC señala en su informe que, a pesar de las continuas modificaciones e interpretaciones que hacía el supervisor, el Popular también cumplía con la normativa contable en materia de refinanciaciones.

Respecto a la clasificación de activos, el documento de PwC señala que los clientes no se clasifican como dudosos solo porque haya que refinanciarlos. Los bancos refinancian porque la devolución del préstamo depende de que vaya bien el negocio del prestatario. Con la crisis, el BdE introdujo nuevas interpretaciones sobre la clasificación contable de los clientes y de los créditos refinanciados. La Circular 4/2004 no establecía ningún criterio sobre la clasificación contable de las operaciones refinanciadas. La Circular 4/2016 sí.

La Carta Roldán

El informe de PwC hace referencia a la denominada como «Carta Roldán», que fue enviada por el Banco de España en abril de 2013. Ahí se hacían una serie de recomendaciones sobre el tratamiento contable de las operaciones refinanciadas. No era una norma jurídica, pero lo aplicaron todas las entidades, también el Popular, y aumentaron los cargos a resultados por deterioro del valor de los créditos.

Desde 2013 a 2016 se produjo el proceso de adaptación a los nuevos criterios en el que la comunicación entre el supervisor y el Popular fue constante. En este periodo de tiempo, según señala el informe de PwC, el Banco de España El Banco de España no emitió ningún requerimiento al Popular, lo que indicaba que estaba satisfecho del resultado y que el Popular no dejó de cumplir las recomendaciones de la Carta Roldán.

No hubo cambio de política de refinanciación

El documento de la consultora señala con contundencia que el Popular no cambió sus políticas en materia de refinanciaciones entre 2013 y 2016. La Circular 4/2016 endureció los criterios y estableció criterios objetivos para identificar y clasificar a los refinanciados.

Además, da un duro golpe al juez Calama al afirmar que Este cambio de criterios no implica que lo anterior no fuera adecuado, pues simplemente estaba basado en el marco de referencia aplicable. Los cambios normativos se aplican de forma prospectiva, desde que entran en vigor. No modifican ejercicios anteriores, es decir, lo contrario que pretendía el instructor.

Ampliación de capital de 2016

El informe señala que, en noviembre de 2015, el BCE comenzó una inspección de las refinanciaciones que se alargó a los primeros meses de 2016. Los resultados de la inspección no fueron comunicados a PwC hasta septiembre de 2016. BCE y Banco de España autorizaron la ampliación de capital sin considerar que los resultados de la inspección tuvieran que estar registrados en los estados financieros de marzo de 2016 (que son los que se utilizaron para la ampliación) ni que se modificaran los estados de 2015.

En noviembre de 2016 el Popular recibió un requerimiento a causa de la anterior inspección. PwC verificó que el Popular atendió ese requerimiento en sus estados financieros de 2016 de forma prospectiva tras acordarlo con el BCE, como se aplica en todas las inspecciones de Banco de España y BCE.

PwC concluyó que Banco Popular cumplió con la normativa contable aplicable en cada momento en la valoración de activos inmobiliarios, tanto en tasaciones como en el modelo utilizado.

La norma aplicable (NIIF 5) no establece una metodología específica ni una periodicidad concreta para las tasaciones. El BCE propuso en 2014 (durante los AQR, revisión de calidad de los activos) utilizar la metodología Royan Institute of Chartered Surveyors (RICS).

La Circular 4/2016 estableció que los valores de tasación de los inmuebles debían determinarse a través de un informe de una sociedad de tasación oficial y según los criterios ECO. También introdujo también modelos matemáticos complejos basados en los historiales de ventas y un periodo de transición para actualizar las tasaciones a ECO.

El informe de PwC señala que, a pesar de que la Circular 4/2004 no incluía esto, el Popular tenía el 95% de los activos con una tasación actualizada en 2015 o 2016 y el 86% de fueron realizadas por sociedades de tasación oficiales.

En 2016, Deloitte y la Unidad de Valoración Interna del Popular ayudaron a KPMG a verificar el modelo de valoración de los activos. En 2014 el BCE hizo los AQR (examen exhaustivo de la calidad de los activos «Assets Quality Review» y los test de estrés). Popular superó dicha revisión, lo que demostraba que cumplía con la normativa contable vigente en refinanciación y activos adjudicados.

KPMG (2015), E&Y (2016) evaluaron la política de deterioros crediticios y activos adjudicados (provisiones) del Popular y no destacaron desviaciones significativas respecto a las normas contables en los estados financieros.

Por tanto, el informe de PwC provoca que a Calama «no le salgan las cuentas» porque, precisamente, demuestra que la estrategia de dejar de investigar la etapa de Emilio Saracho y centrarse en las etapas anteriores ha sido una pérdida de tiempo y, para algunos, de dinero.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

12 COMENTARIOS

  1. Un pequeño rayo de esperanza anta tanta oscuridad y la maldad de los desalmados que llevaron al POP a la injusta resolución y expropiación del patrimonio de sus Accionistas. Podréis intentar manipular todos los contundentes datos y ocultar las evidencias o simplemente mirar a otro lado, pero nunca podréis doblegar a la verdad. Gracias Diaro 16 por vuestra incansable labor ante tamaña injusticia.

  2. Gracias a diario 16, por la información que nos comunicais
    Por la investigación, por vuestro trabajo seguid así.
    Espero que algún día se conozca la verdad y podamos recuperar algo de lo robado a los accionistas.

  3. Un autentico PREVARICADOR el CALAMidad.Seis años perdidos en una instruccion caotica(y MANIPULADORA)orientada a salvar a sus amiguetes afines al SANladron…..
    Pero van dados ellos y este «juecezucho»,pues yo ya he ordenado a mis abogados(como,espero,hayais hecho todos «los robados»de esa fraudulenta venta por 1 euro de un slvente Banco)….»Tardara al menos 3 años en haber sentencia»-me dicen mis abogados.Mi gran preocupacion es si «mi mala salud» me va a permitir «ver» ese fallo(y,ojala,a muchos de estos hijos de p…en prision).Por si acaso ya voy aleccionando a mis dos hijos sobre esta chapuza del gobierno Rajoy/De Guindos,la complicidad del gobierno actual y la «inutilidad» de esa «justicia»(Española y Europea)….Una confluencia de cerdos y politicos que nos dejo arruinados a 305000 familias…..Mucho animo queridos periodistas de Diario 16.

  4. La conexión banca/jueces es letal para el ciudadano. El ciudadano es el enemigo, hay que esquivarlo hay que robarle y dejarle sólo un un resquicio de vida para seguir robándole
    Los jueces hacen lo que la banca diga, previo pago de su importe

  5. ¿Y ahora qué, Calama? ¿Vas a seguir jugando con tu particular simulador contable con función retroactividad normativa? ¿O le vas a dar crédito al informe basura de Deloitte que encima se ha publicado incompleto por orden de los delincuentes de Bruselas y Frankfurt, frente a los rigurosos y exhaustivos informes periciales con los que te has dado de bruces una y otra vez? Porque si aun así quieres salirte con la tuya junto con tu acólito el fiscal, la única opción que te queda es hacer una clarísima y escandalosa prevaricación.

  6. España es el segundo país con más laudos internacionales pendientes de pago, solo por detrás de Venezuela. Esta circunstancia ha motivado la reacción de organismos y entidades internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional o las agencias de calificación de deuda, Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s. En clave doméstica, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) también ha avisado al gobierno de las consecuencias de seguir incumpliendo sus obligaciones. El bochorno institucional es evidente, pero en los últimos días se ha producido una nueva escalada.
    Así, a lo largo de la pasada semana, la magistratura británica autorizó tres medidas de protección reclamadas por las empresas e inversores afectados, entre las que destaca el embargo de dos edificios ubicados en Londres. Uno de estos inmuebles es la sede del Instituto Cervantes, a cuya operativa en la capital de Inglaterra también se le ha aplicado un segundo embargo, en forma de congelación de sus cuentas bancarias. También se ha incautado un edificio de promoción exterior de Cataluña.
    Según ha podido saber Libre Mercado, las medidas adoptadas por la justicia británica están vinculadas a uno proceso judicial que no quedará resarcido hasta que las empresas e inversores afectados reciban un pago de más de 30 millones de euros, cifra a la que deberán sumarse los intereses pertinentes por la demora en el desembolso de estas obligaciones.
    ——————————————————–
    España un pais bananero semejante cada vez mas a venezuela
    con una inseguridad juridica terrible .
    que ha llevado en el caso popular a una inseguridad juridica de los bancos que ya no valen nada sean solventes o no .
    todo este desastre solo se puede producir cuando los complices de los robos son los jueces
    que tienen que evitar esto ,un caso calamidad calama .
    tendran que embargar institutos cervantes para que nos paguen ,espero que no.
    el gobierno y la abogacia del estado esta contratando abogados para defenderse de todos los lios en los que esta metido españa a nivel internacional,la justicia hay que buscarla fuera de españa.

  7. Ya sabemos que no dan las cuentas, lo dijo Deloitte, tuvo que hacer un informe precipitado, con escasez de datos. La JUR, convirtió el informe en un amasijo lleno de tachaduras, omisiones, y la parte esencial del informe censurada, pero para ellos es la Biblia.
    Al menor «movimiento sísmico bancario», la estampida va a ser apoteósica, pues nadie cree en la JUR, ni en las justicias española y mucho menos europea.

  8. Claro que no dan las cuentas. Deloitte lo dijo, era un informe precipitado y con escasos datos. La JUR lo convirtió en la Biblia, aunque estaba lleno de tachaduras, omisiones y censurada la parte esencial.
    Es tal el desprestigio de la JUR y los tribunales europeos, que al menor movimiento sísmico bancario, la estampida será apoteósica.

  9. Claro que no dan las cuentas, lo dijo Deloitte, el informe era precipitado y con escasez de datos. La JUR lo convirtió en la Biblia, eso que estaba lleno de tachaduras, omisiones y la parte esencial censurada.
    El desprestigio de la JUR y los tribunales europeos es tal, que al menor movimiento sísmico bancario, la estampida será apoteósica-

  10. Claro que no salen las cuentas, lo dijo Deloitte, su informe era precipitado y con escasez de datos. La JUR lo convirtió en la Biblia, eso que estaba lleno de tachaduras, omisiones y la parte esencial censurada.
    Es tal el desprestigió de la JUR y los tribunales europeos, que al menor movimiento «sísmico bancario», la estampida será apoteósica

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído