domingo, 25febrero, 2024
18.3 C
Seville

Christian, afectado por la vacuna contra el Covid de Pfizer: «Nadie me informó de que podía tener este efecto adverso»

Es la primera persona en España que ha denunciado a Pfizer y al Estado por el accidente sufrido

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Christian es un hombre joven, deportista de élite que jamás en su vida había sufrido un desvanecimiento. Ni siquiera cuando ha participado en torneos del más alto nivel donde ha demostrado su capacidad y fortaleza física en distintas ocasiones. Los informes médicos de los controles rutinarios que se hace, cada vez que tiene que competir, así lo demuestran.

Es un profesional del deporte, entrenador personal y apasionado por todo lo que tiene que ver con cuidar el cuerpo, en una mente también sana y fuerte. Esto último es lo que, precisamente, está sirviendo a Christian para la dura batalla que está lidiando, pues ha decidido denunciar a la compañía Pfizer y al Estado por los efectos que en su cuerpo ha tenido la administración de la inyección contra el Coronavirus.

El 6 de julio del 2021 Christian acudió a vacunarse. Lo hizo convencido de que era necesario para poder trabajar, de que era un acto de responsabilidad y, sobre todo, de que era seguro hacerlo. Nadie le planteó en ningún momento que la inyección pudiera tener en su organismo efectos adversos ni una reacción como la que sufrió.

Tras pasar los quince minutos de rigor tras recibir la inoculación, Christian cogió su moto y se marchó a trabajar. No pensó ni por un instante que pudiera sufrir un desvanecimiento en plena autopista, mientras conducía.

Nadie le advirtió de que habría sido más prudente acudir acompañado a vacunarse, evitar conducir, ni mucho menos, que pudiera sufrir una reacción adversa que bajase sus pulsaciones hasta el desmayo.

Pero a Christian le sucedió. Se desmayó en plena marcha y tuvo un fatal accidente que le postró en la cama del hospital durante nueve meses. Al ser ingresado nadie se planteó que pudiera tener que ver con la vacuna, por lo que al pasar dos meses, le pusieron de nuevo una dosis de Pfizer. En esta ocasión el efecto fue inmediato: las pulsaciones de Christian descendieron al instante, y tuvo que ser reanimado aplicándole medicación. En este caso, el informe médico sí señala que la vacuna desencadenó en él este efecto adverso, y fue entonces cuando quedó la evidencia del origen del accidente.

Christian nos explica en esta entrevista cómo sucedió todo, qué información tenía al vacunarse, y qué pasos han ido dando en la batalla que ha decidido dar.

Junto a él, Sonia, su mujer, quien nos relata cómo está siendo esta lucha, una batalla que cuenta con grandes dosis de amor, de cariño y de coraje. También entrevistamos a Néstor, socio y compañero, y «hermano de vida» de Christian, cuya ayuda ha sido constante desde el principio.

A continuación puede ver la entrevista completa en formato vídeo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

9 COMENTARIOS

  1. Otros genios sacando conclusiones y buscando forrarse . Se han aplicado 3.000 millones de dosis Pfizer y estos llegan a una conclusion sesgada , cuanto esperais sacar de la demanda ?

  2. primero, hay información pertinente ,ofrecida por médicos de verdad ,en telegram, hasta en facebook y youtube, y instagram, solo quien no quiere ver no ve, y esto desde el principio, medicos como montagnier,brandolina, y muchos mas, solo hay que leer, te compras una tele de 200 euros , y te miras tres semanas para ver si vale el dinero, te pones un tratamiento experimental, y ya esta…no? anda hombre… y si se han vacunado un monton, se han muerto un monton, y se van a morir mas, hasta que se cumpla el cupo.Y las masmedia …ni pio..

    • La gente normal ve la tele, Y se traga todo lo que le dicen, no se plantea que los medios están comprados por el gobierno y los periodistas también. No se le ocurre pensar que la corrupción es tan grande que todos los altos cargos cobran.
      Pero es terriblemente ingenuo pensar que papá Estado solo va a pensar en nuestra salud y gastarse millones y millones, cuando hay mendigos en la calle de toda la vida y nadie hace nada.

  3. Madre mia. La rojez extrema no conoce límites. Millones de vacunas y x uno q le pasa algo aqui esta el titular. No se como no les da vergüenza, menos mal que no les lee nadie porque la cantidad de vidas que correrían peligro si la gente les hiciera caso y no se vacunaran.
    Impresionante que sean ingenuos por un lado y que pongan en peligro vidas por el otro.
    Deberían demandarles, por catastrofistas y mentirosos.

    Voto censitario es lo que necesitaría este país. Que ustedes tengan derecho a sufragio me parece q responde a muchas cuestiones sobre el gobierno de muchos países.

  4. La verdad que es muy miserable el menospreciar y denigrar a alguien que demanda por efectos secundarios de un producto experimental. Vaya gentecita!!

  5. Menos mal que hay gente con coraje capaz de denunciar a todas estas farmacéuticas asesinas que solo piensan en forrarse y reducir la población si se enteraran todas familias de todos los miles de personas que han muerto por las vacunas y denunciaran a lo mejor esto se acababa, pero a muchos le han dicho que han muerto de un ictus o de un infarto … no les dicen la verdad, Las vacunas producen estos infartos trombos, muchísimo ánimo y suerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído