jueves, 29febrero, 2024
12.5 C
Seville

El Banco de España certifica el fracaso de la Reforma Laboral de Sánchez

La tendencia después de la pandemia del descenso de horas trabajadas constata que la precariedad sigue siendo el parámetro que caracteriza al mercado laboral español, lo que supone un nicho de fraude y abusos empresariales que el gobierno no ha podido frenar

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Banco de España no es una institución muy amiga de las clases medias y trabajadoras. Esto lo ha demostrado en su oposición, por ejemplo, a las subidas del salario mínimo interprofesional (SMI) o de las pensiones. Sin embargo, los datos publicados recientemente por el supervisor desvelan claramente el fracaso de la Reforma Laboral de Pedro Sánchez.

Desde que se aprobó una de las leyes estrella del actual gobierno, en Diario16 hemos analizado en profundidad cómo el triunfalismo tanto del Ejecutivo como de los sindicatos firmantes no debería ser tal.

La temporalidad ha aumentado, las bajas por «no supera el periodo de prueba» se han disparado un 600%, los fijos discontinuos, un tipo de contrato que ya existía, se han convertido en un nicho de temporalidad, las horas extra no pagadas siguen disparadas provocando un fraude de 2.500 millones de euros anuales. Además, el despido sigue siendo tan barato como tras las reformas laborales de Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero.

En principio, el objetivo de derogar las leyes del Partido Popular relacionadas con el mercado de trabajo estaba dirigido, principalmente, a eliminar la precariedad y la temporalidad sistémica. Sin embargo, el fracaso ha sido de proporciones bíblicas. Tanto el gobierno como los sindicatos firmantes, cada vez que salen datos de empleo (paro registrado o EPA) salen con un discurso triunfalista por el aumento de los contratos indefinidos firmados.

En cambio, la precariedad se basa en varios conceptos básicos que nada tienen que ver con la tipología de la relación trabajador-empresa: la duración real de los contratos, el tipo de jornada y el salario. En este sentido, la Reforma Laboral ha sido un absoluto fracaso.

El Banco de España ha señalado que, tras la pandemia, se mantiene la tendencia negativa respecto al número de horas trabajadas. En concreto, las horas por ocupado se situaron en el cuarto trimestre de 2022 alrededor de un 4% por debajo de las observadas antes de la pandemia.

Además, el supervisor señala que en la Unión Europea la recuperación de la jornada laboral tras la pandemia ha sido mayor, pues en el tercer trimestre de 2022 el número de horas por ocupado era menos de una hora inferior al del tercer trimestre de 2019.

Una de las causas es la reestructuración del mercado laboral en España, donde ha ganado peso el sector más precario, el de servicios, o la tendencia hacia una mayor ratio de parcialidad. Además, las jornadas parciales tienen una media de 17 horas semanales, es decir, menos de media jornada.

El Banco de España señala que si la economía española convergiese hacia una estructura sectorial como la del promedio de la Unión Europea, aumentaría el porcentaje del empleo en los servicios de no mercado, que son las actividades con jornada laboral inferior. Como resultado, el número de horas trabajadas por individuo al año sería unas dos horas y media menor que el actual.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído