miércoles, 21febrero, 2024
15.3 C
Seville

Europa emite ayudas a empresas españolas con alto consumo energética

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La escalada desorbitada de los precios de la energía está afectando tanto a empresas como consumidores. Son muchos los negocios que no pueden hacer frente a tan altas facturas de la luz. En este sentido, y para compensar las consecuencias de este gran aumento del precio de la electricidad, la Comisión Europea ha aprobado una serie de ayudas a empresas por valor de 2900 millones de euros. Estas ayudas estarán destinadas a las industrias del aluminio y el acero, el papel, la fibra de vidrio o el cuero, entre otras.  

De este modo, se pretende evitar la fuga de estas entidades a lugares en los que los objetivos climáticos son más difusos que en la Unión Europea y la luz es más barata. A pesar de las ayudas, el asesoramiento energético se ha convertido en algo fundamental para aquellas empresas que quieran ahorrar lo máximo posible en su suministro energético y hacer un uso sostenible de los recursos.

Las ayudas de la Comisión Europea: objetivo reducir la fuga de carbono

Gracias a estas ayudas aprobadas por la Comisión Europea se cubrirá parte del gasto energético en que incurren las empresas. No obstante, el objetivo de este paquete de ayudas económicas no solo es garantizar la viabilidad de las entidades europeas, sino también el de reducir el riesgo de la fuga de carbono.

Esto es: evitar que las empresas, huyendo de los altos precios de los recursos energéticos en la Unión Europea, busquen emplazamiento en otros lugares en los que las políticas medioambientales no son tan exigentes como en Europa. Esto es fundamental no solo a nivel climático, sino también a nivel económico, ya que la fuga de empresas se traduciría en una actividad económica menos intensa en la Unión Europea.

¿Qué requisitos se han de cumplir para obtener estas ayudas? ¿Cómo se percibirán estas ayudas?

Estas ayudas económicas serán concedidas a las empresas a través de un reembolso parcial de los costes de emisión a los que hayan tenido que hacer frente a partir del año 2021. No obstante, el pago final de estas ayudas se efectuará en el año 2031.

Como ya se ha adelantado, estas ayudas económicas no son más que eso: ayudas. Esto significa que en ningún caso compensarán el 100 % de los costes de emisión de las empresas. De hecho, la Comisión Europea prevé que su importe máximo será del 75 % de los costes de emisión.

¿Qué requisitos han de cumplir las empresas para poder optar a estas prestaciones económicas? Son los siguientes:

  • Auditoría o asesoramiento energético.
  • Cubrir al menos un 30 % de su consumo eléctrico con fuentes de energía libres de carbono. Esto significa que la compra de energía de las empresas europeas deberá estar centrada, al menos en parte, en energías renovables.
  • Invertir al menos un 50 % de las ayudas recibidas en proyectos encaminados a reducir la huella de carbono y la emisión de gases de efecto invernadero.

Además, estos requisitos deberán ser cumplidos por las empresas que soliciten estas ayudas de la Unión Europea en un plazo de 3 años desde que la prestación económica haya sido concedida.

En cualquier caso, y teniendo en cuenta que se han de cumplir ciertos requisitos, lo mejor es contar con el mejor asesoramiento energético, de forma que un experto en energía asesore y guíe a las empresas para conseguir ahorrar en energía y saber cómo conseguir disfrutar de estas ayudas.   

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído