miércoles, 21febrero, 2024
21.7 C
Seville

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha utilizado la ley para burlar su espíritu: que las carreras se decidan corriendo. La acción de Hamilton ha sido legal, y repugnante para la competición y el espectáculo.

Es increíble que se pueda sancionar a un piloto por rebasar los límites de pista y que no se le pueda castigar por algo como lo que ha sucedido hoy en el Hungaroring.

Hamilton, para impedir que Verstappen preparase su vuelta de modo correcto ha ralentizando el ritmo hasta tal punto que él tampoco ha podido dar una vuelta al límite de sus posibilidades, siquiera al nivel de la Q1. Eso es jugar sucio. Más incluso que cuando un ingeniero encuentra la manera de burlar el reglamento para que su coche vaya más rápido.

A Max Verstappen y Red Bull en un principio solo les queda la opción de hacer una salida brillante y ponerse primeros tras pasar la primera curva. Pero lo normal es que el escudero de Mercedes tenga orden de impedirlo como sea.

Habrá sangre mañana en el Gran Premio de Hungría.

La pelea es a muerte y solo puede ganar uno. Red Bull llegaba a Hungría con ganas de venganza pero el toro rojo y furioso ha estado ciego y ha vuelto a embestir el capote de Mercedes y se ha quedado descolocado por completo. Torpeza suya.

Las posibilidades de Bottas para renovar su contrato pasan por parar o incluso anular a Max Verstappen mañana.

Habrá sangre, repetimos. ¿De quién? Nos quedan menos de 24 horas para saberlo.

Tigre Tigre.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído