sábado, 20abril, 2024
17.6 C
Seville
Advertisement

Saber distinguir al verdadero enemigo, un ejercicio de conciencia

Isabel Bailo Domínguez
Isabel Bailo Domínguez
Profesora de educación infantil, técnica fitosanitaria cualificada, técnica medioambiental y forestal, madre a tiempo completo, actualmente estudiante de grado de historia y Rebelde con causa.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Como muy bien explica la escritora Jaione FdeJauregui: «Al enemigo, ni agua!»

¿Seguro?

¿No será que no quieren que ofrezcamos agua para que no sepamos que sus necesidades son nuestras necesidades?

¿Será que quieren que nos creamos mejores que los supuestos enemigos? .

Al enemigo agua, para que respire aliviado, para que mire a los ojos a quién le ofrece el agua, y en ese contacto visual vea que nosotros también tenemos sed, sed de justicia, de paz, de pan, de campo abierto, de esperanza.

Agua a raudales para ahogar a quienes nos secan con sus amarguras. 

Para quienes nos contaminan con sus miserias de ansias de poder y ennegrecen nuestros pensamientos.

Agua para el sediento de trincheras imaginarias.

Pues bien, para aclarar conceptos, la palabra «enemigo» viene del latín inimicus que significa «no amigo». El enemigo no era necesariamente un rival o agresor, era simplemente alguien que no era amigo.

En el tiempo de los romanos las cosas eran bien simples: Estabas con ellos o en contra. Es parecido a lo que dijo George W. Bush después de la tragedia del 11 de Septiembre, 2001. Estas con él, o con los terroristas.

Se recuerda …no?

Para los romanos, cualquier pueblo que no fuera amigo, era candidato de ser la próxima victima del imperio romano.

Así que no, no se debe utilizar la demagogia para no querer entender la realidad que nos acontece.

Pongo un ejemplo:

En la guerra civil española, cuántas familias fueron divididas por culpa del verdadero enemigo, ese que nunca se le vio en primera línea de batalla.

A mi abuelo le enviaron obligado a luchar por el bando republicano, y a mi tío(su hermano) le obligaron a marchar con el bando contrario.

Se encontraron en la batalla del Ebro… Uno frente al otro.

Creéis que eran enemigos? Que ni agua se dieron?, vamos hombre!! abrazados y llorando estuvieron largo tiempo.

IRENA SENDLER (salvó a 2500 niños judíos durante el Holocausto) y escribió:

La gente es buena o mala. La raza, el origen, la religión, la educación, la riqueza: ninguna significa nada. Lo único que importa es el tipo de ser humano que eres.

Malditas sean todas las guerras provocadas por los verdaderos enemigos de la humanidad, aquellos que solo buscan poder enriquecerse a costa de inocular odio a los de abajo, el pueblo. 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído