jueves, 29febrero, 2024
12.5 C
Seville

El Estatuto de los Trabajadores y los propios barones populares noquean a Núñez Feijóo

Los contratos fijos discontinuos están incluidos en el marco regulatorio de las relaciones laborales desde el año 1997 y tira por la borda el concepto de “maquillaje” del presidente del Partido Popular

Maximiliano Fernández Ibarguren
Maximiliano Fernández Ibarguren
Licenciado en Periodismo Licenciado en Ciencias del Trabajo
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Apenas se conocieron las cifras del paro del pasado mes de mayo que desciende el número de desempleados a menos de 3 millones, unos datos nunca vistos desde el 2008, las repercusiones políticas no hicieron esperar.

De alguna u otra forma, todas las formaciones del arco parlamentario se pronunciaron. Mientras que los partidos del gobierno de coalición (PSOE-Podemos) y sus socios de investidura sacaron pecho de las cifras “vendiendo” que los datos son consecuencia de la reforma laboral aprobada meses atrás, el Presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, sorprendió a propios y extraños afirmando en una entrevista radiofónica que se trataba de un “maquillaje” estadístico, obra del Presidente del Gobierno Pedro Sánchez y de la ministra de Trabajo Yolanda Díaz.

Sin embargo, la réplica del ministro de Seguridad Social José Luis Escrivá en su cuenta de Twitter no tardó en llegar:

Por su parte, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz replicó duramente a presidente de los populares al afirmar que “Me parecen una aberración las declaraciones que ha hecho el señor Feijoo y además me preocupan. Creo que no está preparado para gobernar” no sin antes recordar que “me preocupa que alguien que ha gestionado una comunidad autónoma durante 13 años y que además es jurista desconozca un contrato laboral que lleva con nosotros en nuestra legislación laboral, 25 años”. Asimismo y ya en un claro tono de enfado, Díaz le envió un recado “Creo que debería de asesorarse bien: Los fijos discontinuos no son parados ahora por la reforma laboral sino desde hace 25 años”     

Las contradicciones de los populares         

Mientras Núñez Feijóo por la mañana acusaba al Gobierno de una Operación de “maquillaje” de las cifras del paro en la entrevista mantenida con Carlos Alsina en Onda Cero, no dejó de sorprender que el Presidente de la Junta de Andalucía Juan Manuel Moreno Bonilla, ese mismo día, jueves 2, por la tarde, presumiera de los datos positivos de empleo en su comunidad al afirmar que “Andalucía ha pasado de ser el farolillo rojo a liderar la creación de empleo en España”

Por su parte, el Presidente de Castilla y León, Alberto Fernández Mañueco, también en su cuenta de Twitter, hacía alarde de los datos positivos de empleo en la región poniendo nuevamente en contradicción al presidente de su partido, Núñez Feijóo

No obstante, es el mismo Núñez Feijóo que en una enmienda a la totalidad

de sus declaraciones radiofónicas, al día siguiente en su cuenta oficial de Twitter, en el inicio de la campaña electoral andaluza, sacaba pecho de la creación de empleo en dicha comunidad “Andalucía ha pasado de liderar el paro en España durante décadas a ser un ejemplo de creación de empleo”

Mientras sus compañeros de partido y hasta el propio Feijóo ponían en valor las cifras de empleabilidad en sus comunidades autónomas, la Presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso evitó pronunciarse públicamente sobre este asunto. Aun así, una vez más, el PP de Madrid se desmarcaba e insistía en el concepto de “maquillaje” de los datos:

Los contratos fijos discontinuos

Más allá de la contienda política y de las contradicciones propias del partido líder de la oposición, sería conveniente explicar las características propias de esta modalidad de contratación.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores, un contrato fijo discontinuo es de carácter indefinido y con plenitud de derechos pero con la particularidad de que la actividad laboral se lleva a cabo de forma intermitente: contemplan los trabajos de naturaleza estacional o de temporada, la prestación de servicios en el marco de contratas mercantiles o administrativas o la cobertura de contrataciones por parte de las empresas de trabajo temporal. Es la modalidad más utilizada en la hostelería durante los meses de verano en las zonas costeras o de invierno en los sitios de montaña. También son contratos que se formalizan en periodos de actividades agrícolas (cosechas) o extraescolares (campamentos o excursiones).       

En cuanto al tiempo de empleabilidad, otra característica del contrato fijo discontinuo impide el empleo a tiempo parcial por lo exige la obligatoriedad de la jornada completa.

Asimismo en relación a derechos laborales, la modalidad de fijo discontinuo concede al trabajador los mismos que un contrato indefinido y no, como hasta ahora, de un contrato temporal, mucho más limitados.

Siempre según el Estatuto de los Trabajadores, un trabajador fijo discontinuo cuenta con los mismos derechos en relación al ejercicio de los derechos de conciliación, ausencias con derecho a reserva de puesto de trabajo y otras causas justificadas, circunstancias no contempladas en uno de modalidad temporal.

A diferencia de los contratos temporales, esta modalidad desconocida para la gran mayoría, incluso para dirigentes políticos de la talla de Núñez Feijóo, determina que la antigüedad se calculará considerando toda la duración de la relación laboral y el tiempo de servicios efectivamente prestados.

Por otro lado, en el contrato fijo discontinuo, como bien lo indica en su denominación, no se cuestiona la fijeza de la relación laboral: no se corta sino que solo se suspende hasta la siguiente convocatoria.

Por último, cabe recordar que hasta ahora por extinción de la relación laboral, un contrato temporal otorgaba al trabajador el derecho a percibir una indemnización, generalmente inferior en días de cálculo y en importe en relación a los fijos. En el contrato fijo discontinuo si bien solo se paraliza, cuando se interrumpa la actividad se debe finiquitar al trabajador cada período de actividad en las mismas condiciones que uno de naturaleza fija.

Sin cambios en su cómputo 

La esencia del contrato fijo discontinuo es que faculta a las empresas a suspender la empleabilidad de los trabajadores hasta que vuelva a existir trabajo. Durante el periodo de inactividad, los fijos discontinuos no aparecen como trabajadores afiliados ocupados en la estadística de la Seguridad Social. Asimismo, tampoco se incluyen como parados, aunque en ocasiones puedan estar cobrando una prestación por desempleo.

Para el Ministerio de Trabajo, un parado es una persona sin empleo y en búsqueda activa de trabajo, definición que la que no cabe un trabajador fijo discontinuo, suspendido a la espera del llamamiento, del reinicio de la actividad empresarial. Un trabajador fijo discontinuo no es un parado, es “un demandante no ocupado”   

En cualquier caso, la modalidad del cómputo de parados y de los trabajadores fijos discontinuos no ha variado con este gobierno y por la reforma laboral de meses atrás : la fórmula de registro y de cálculo sigue siendo la misma que la utilizada cuando gobernaron los expresidentes populares José María Aznar y Mariano Rajoy.  

Para zanjar la polémica sobre este asunto generada por el desconocimiento de Núñez Feijóo , el propio director de Comunicación del Instituto Nacional de Estadística (INE) Donald Peña ha explicado en un hilo de Twitter cómo recoge la EPA (Encuesta de Población Activa) a los fijos discontinuos.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Si fuéramos lo bastante conscientes del mal provocado con las mentiras, de ciertos personajes de la política, no les botaríamos nunca más ni contaríamos con un partido que alberga la mentira y el mentiroso contal de manipular la consciencia del votante. El pp debería estar, desde tiempo ilegalizado, por corrupto, por mentiroso, por antisocial y por mal nacido. Todavía se nota sus inicios afines con el franquismo. Con él nació y se mantiene el terrorismo mental de vox

  2. El patriotismo del PP es la unidad menos uno. A mí no me gusta mucho la ley nueva del mercado de trabajo, pero sólo había que ser conscientes del lugar donde estábamos antes y del actual. El acuerdo inicial – borrador – entre los partidos del pacto de gobierno en principio y espíritu era o parecía otra cosa, pero un acuerdo en el gobierno para humanizar algo ese pantano se ha conseguido e incluso dado un resultado superior en los números, y si a mí me queda claro, que mira que le doy vueltas a las cosas, a estos papanatas del cártel de la gaviota, aunque fuese en la «19 Lap» también debiese. Pero es el propio discurso veneno para sus votantes; si no eres honesto con ellos, dónde cuadra tu virtud?

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído