martes, 27febrero, 2024
8.4 C
Seville

Trump, acusado de participar directamente en el intento de confiscar máquinas de votación

Las maniobras de Trump para revertir el resultado de las elecciones y permanecer en el poder están siendo investigados por la comisión que revisa el ataque al Capitolio y por un fiscal de Georgia

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El entonces presidente de EE.UU., Donald Trump, se habría implicado directamente en un intento de utilizar los organismos de seguridad nacional para confiscar las máquinas de votación tras su derrota electoral en 2020.

Según el New York Times , que cita tres fuentes anónimas, Donald Trump dio instrucciones a su abogado personal, Rudolph Giuliani, para que hiciera una llamada al Departamento de Seguridad Nacional para preguntar si podía confiscar las máquinas de votación en tres estados. La llamada se hizo incluso antes de la invasión del Capitolio, en la que los partidarios de Trump intentaron detener el proceso de certificación de los resultados electorales y la victoria de Joe Biden.

La respuesta que recibió Giuliani fue que el Departamento no tenía autoridad para confiscar las máquinas. Anteriormente, Trump le había preguntado al fiscal general William Barr si el Departamento de Justicia podía confiscar las máquinas, pero Barr le dijo que no, y que todavía había un plan para ordenar al Departamento de Defensa que llevara a cabo la acción. Según el New York Times , incluso se llegaron a redactar dos órdenes ejecutivas para que el Pentágono y el Departamento de Seguridad Nacional confiscaran las máquinas.

Ya se conocían propuestas de usar al menos tres departamentos federales para interferir en el proceso con el fin de apoyar el intento de Trump de mantenerse en el poder, la llamada al Departamento de Seguridad Nacional son información nueva y ofrecen una nueva perspectiva sobre cómo el expresidente consideró, y de alguna manera intentó, que la autoridad federal tomara el control de los sistemas de votación estatales.

Trump continúa diciendo que ganó las elecciones, a pesar de todas las pruebas que demuestran lo contrario y sin haber nada que respalde en lo más mínimo su afirmación. Ninguna de las 42 demandas con presuntos indicios de fraude resultó creíble, incluso por parte de la Corte Suprema de EE. UU. y los jueces designados por el propio Trump.

El pasado fin de semana, el expresidente declaró, en un mitin en Texas, que de ser elegido nuevamente podría indultar a las personas acusadas de haber participado en la ofensiva del Capitolio del 6 de enero.

Las maniobras de Donal Trump para revertir el resultado de las elecciones y permanecer en el poder están siendo investigados por la comisión que revisa el ataque al Capitolio y por un fiscal de Georgia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído