jueves, 23mayo, 2024
28.8 C
Seville

Acuerdo en Atención Primaria: crónica de otro incumplimiento anunciado por Ayuso y Moreno Bonilla

El pacto con el sindicato médico andaluz, SMA para la limitación de las agendas en Atención Primaria en Andalucía sigue demorándose tres meses después de su firma

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El acuerdo con el sindicato médico andaluz, (SMA) para la limitación de las agendas en Atención Primaria en Andalucía sigue demorándose tres meses después de su firma. Llevan esperando desde el 25 de enero y sus esperanzas empiezan a desvanecerse. A estas alturas aprecian un preocupante grado de inacción por parte de una Junta que no implementa las medidas pactadas. Lo mismo va a pasar con Ayuso en Madrid.

Crónica de otro incumplimiento anunciado por Ayuso

Mismas medidas que las acordadas ayer con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso.

En septiembre de 2020, se presentaron el plan Ayuso 1, de septiembre de 2020 de primaria. También del plan Ayuso 2, (II Plan de Humanización Sanitaria).

Recordemos, que no apoyó ningún sindicato de la Mesa Sectorial de Sanidad y, que creaba agendas, pero que luego llegaban todas al mismo embudo de atención de los médicos de familia y pediatría.

Mónica García, portavoz de Más Madrid ha señalo en Twitter que: “Cinco meses de huelga en Atención Primaria después, el gobierno de Ayuso cierra el acuerdo que todo este tiempo declaraba imposible y que ya fue incumplido en 2020. Vigilaremos su desarrollo y seguiremos defendiendo una sanidad pública y de calidad imprescindible para Madrid”.

Un acuerdo que debe cumplirse el 27 de mayo

“Estamos moderadamente satisfechos”, señalaba  Ángela Hernández Puente, secretaria general de AMYTS e integrante del comité de huelga tras firmar el acuerdo con la Comunidad de Madrid que acaba con cuatro meses de huelga entre los médicos y médicas de familia y pediatras de Atención Primaria.

Pronunciaba estas palabras más allá de las 9 de la noche de este jueves, y no las tiene todas consigo.  Y ponemos como ejemplo lo que está sucediendo en Andalucía.

Como ejemplo lo que está sucediendo en Andalucía.

El acuerdo con la Consejería de Salud de la Junta, presidida por Moreno Bonilla incluía su presentación y ratificación en la mesa sectorial en el plazo de 1 mes y no pudo cumplirse el límite temporal. Les dijeron que había sido un retraso debido a problemas de agenda pero que nada más se retrasaría. 

Finalmente, el acuerdo fue ratificado en mesa sectorial pero aún hoy, no disponen del texto firmado y sellado a pesar de que lo han solicitado en varias ocasiones y a distintas instancias de la Administración.

“Estamos un poquito preocupados porque todo esto se tiene que refrendar pasando por el Consejo de Gobierno y por la mesa sectorial y los tiempos están un poquito ajustados porque lo que recoge el acuerdo es que las medidas retributivas tienen que estar implementadas antes de la incorporación de los nuevos especialistas de medicina familiar y de pediatría”, añadía Ángela Hernández.

Qué casualidad, los 218 médicos y médicas acaban su formación el próximo 27 de mayo y las elecciones son el 28. Como es previsible que se incumpla por Ayuso, el conflicto volverá a estallar después de las votaciones.

Y mientras, Ayuso y el PP pueden estar tranquilos. Pero los ciudadanos y el resto de los sindicatos no han firmado el acuerdo. Es posible que la Mesa sectorial se demore y no se llegue a ratificar.

Lo que es cierto es que las protestas por la sanidad pública van a seguir más fuertes que nunca. Este domingo hay convocada otra Marea Blanca y el próximo día 26 de marzo hay prevista una mega manifestación en defensa de la sanidad pública.

Médicos MIR a la fuga

Los médicos MIR ya lo han avisado: si no se mejoran las condiciones, se irán a otras comunidades.

Los más de 200 residentes de cuarto año de Medicina de Familia de la Comunidad de Madrid han trasladado un mensaje claro a la Consejería de Sanidad, del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Y a pocos meses de terminar su periodo formativo. “Queremos quedarnos en Madrid”. Sin embargo, la respuesta que han obtenido por parte de la Administración ha sido una oferta “vacía de contenido y garantías”.

Repetimos que el plazo que tienen estos médicos y médicas para quedarse o no en la Comunidad de Madrid finaliza el 27 de mayo, horas antes de que se abran las votaciones autonómicas y municipales en toda España.

Ayuso no hace nada para retener a los médicos

Los centros de salud de Madrid, con el grave problema de plantilla que tienen, podrían contar con 218 nuevos médicos de Familia a partir del próximo 27 de mayo, fecha en la que terminan su periodo MIR. Y, a través de una encuesta, el sindicato Amyts ha comprobado cómo el 75% de los encuestados (124 residentes de último año) apuestan por trabajar en la Atención Primaria. (Hay otras salidas como las Urgencias Hospitalarias o la sanidad privada).

“Queremos quedarnos en Madrid”, trasladan tras preguntarse por qué otras CCAA sí apuestan por ellos y “el Madrid de Ayuso, no”.  

En el Sindicato Médico Andaluz (SMA) considera que la implantación debía estar ya en marcha, de hecho, muchos directores de Centros de Salud les han confirmado que estarían en condiciones de aplicar el acuerdo sin demora y es por esto por lo que no entienden los motivos de esta pasividad en su implantación.

El sindicato médico, SMA tiene la sensación de que no ha cambiado nada, de que no se está tomando en serio el problema, ni se instauran soluciones con agilidad. Por eso quieren hacer visible esta desconfianza y cansancio que agota ya a todos los profesionales de la Atención Primaria en la Andalucia de Moreno Bonilla.

El acuerdo con Ayuso

El acuerdo firmado por Amyts, que gira en torno a dos ejes: mejoras retributivas y tope a las agendas, pero no incluye nuevas contrataciones.

Como reconocía la propia secretaria general de AMYTS: “Nunca hemos pensado que un conflicto laboral de estas características fuese a suponer la solución de la complicada situación en la que se encuentra la Atención Primaria madrileña. Nos conformaríamos con que fuese un cambio de rumbo para que deje de deteriorarse”.

Lo único que tenemos claro es que la hoja de ruta de Ayuso y Moreno Bonilla no se está desviando ni un milímetro. Y que el único fin es un sistema de enfermería basado en la videollamada.

Los madrileños y madrileñas ya lo saben, solo esperamos que no esperen al incumplimiento del día 29, entonces ya estará todo perdido.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Mirad, pues, con diligencia cómo acuerdan con los que le complican su campaña, acabar con sus demandas, como necios los trata no como sabios, … Celebra Ayuso con la imagen de éxito que le asegura ganar las elecciones…Luego se complica el cumplimiento…La que gobierna se reirá;El PP se burlará de ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído