sábado, 13abril, 2024
17.5 C
Seville
Advertisement

Alonso contra Hamilton ¡una vez más!

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Nadie lo esperaba. ¿O quizás alguien sí? ¿Quizá Hamilton sabía del potencial del Mercedes supuestamente ya desahuciado para este mundial?

Astutamente hundidos los dos Mercedes, las dos flechas de plata negra, en mitad de la parrilla durante el fin de semana en Albert Park; cuando las cámaras enchufaban el rostro de Toto Wolf parecía que estaba cabreado: los labios apretados y los ojos brillantes pero muy serios. Pero no era cabreo, era concentración. Él sabía.

Y Hamilton estaba obligado a dar el do de pecho porque Russell, su compañero de equipo, le había derrotado en las dos primeras cualis del mundial. Tampoco estará ahora completamente contento, Lewis Hamilton, a pesar del tercer puesto en la parrilla de Australia, porque en el segundo está George Russell, delante de él ¡una vez más!

Aunque seguro que a Hamilton sí le gustará, y muchísimo, haber clasificado por delante de Fernando Alonso a quien la afición ya veía en primera línea de salida tras el sospechoso abandono de Pérez (sospechoso porque el piloto mexicano no cometió ningún error, era el coche, su coche, SU Redbull, el que no era capaz de girar).

Alonso también se veía a sí mismo en primera línea, pero no, no ha sucedido así. Justo a su lado, y en la segunda línea, tiene a su rival más enconado (con el permiso de Schumacher y Vettel). Sin Hamilton el historial de Fernando Alonso sería otro, si no hubiese existido el inglés  es incontestable que tendría muchos más grandes premios y títulos mundiales. Y para una temporada que parecía que la presencia de Hamilton iba a ser anecdótica el británico vuelve a salir de debajo de las piedras: se le veía en la cara a Fernando Alonso al quitarse el casco.

Pero que no se equivoque nadie. Alonso estaba serio. Era un golpe inesperado compartir línea con Hamilton, pero también un acicate. Utilizará toda su magia para batirle ya en la salida. Porque Fernando Alonso tiene muchas papeletas para sacar del bombo el Gran Premio en Albert Park. No sólo el coche, no sólo su talento y su hambre, sino algo más intangible y especial. Los americanos le llaman el WISHFULL THINKING, que podría traducirse (para que quede muy claro) el ambiente que se crea cuando una gran mayoría tiene el deseo de que suceda algo. Y es evidente que mucha, muchísima gente, está deseando volver a ver a Fernando ganar un gran premio: el podio 101, la victoria 33… Muchos meses acumulando buenas vibraciones, sonriendo y luchando con todo (con inteligencia, tesón y humildad).

Wishfull Thinking, cuando la gran mayoría quiere que suceda algo. No lo dudes lector, hasta a Max Verstappen le haría ilusión (lo insinuó en una entrevista) ver a Fernando Alonso en el cajón más alto del podio una vez más. Y como estamos todos de buen rollito creemos que hasta Hamilton, cuando le vea mañana allí arriba, aunque le escueza: se alegrará.

Tigre tigre.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído