sábado, 25mayo, 2024
17.7 C
Seville

Ana Patricia Botín manifestó en el juicio por manipulación de las juntas de accionistas que desconocía los estatutos de la entidad

La presidenta del Santander no recordó si las juntas del banco se celebran en primera o segunda convocatoria. Un asunto muy grave para la persona que preside el segundo banco de España y el primer grupo bancario español

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Tal y como publicamos en Diario16, ayer se celebró en el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Madrid, ante el magistrado Andrés Sánchez Magro, el juicio por la acusación de manipulación de las juntas de accionistas del Santander en el que son demandados el banco y Ana Patricia Botín. El juicio tuvo una duración de más de 3 horas y media. La presidenta del Santander llegó al Juzgado paseando por la Gran Vía de Madrid y amablemente rechazó hacer declaraciones cuando Diario16 le pidió una valoración sobre el juicio.

Prestaron declaración Ana Patricia Botín, que comparecía en calidad de demandada en su condición de accionista y, como testigo Jaime Pérez Renovales, secretario general del banco, así como empleados del banco y accionistas de la entidad.

La presidenta del Santander, según fuentes jurídicas consultadas por Diario16, habría manifestado en su declaración desconocer los estatutos de la entidad y el reglamento de la junta. Además, no recordaba si las juntas del banco se celebran en primera o segunda convocatoria. Un asunto muy grave para la persona que preside el segundo banco de España y el primer grupo bancario español.

Por otro lado, según las mismas fuentes, ninguno de los declarantes del banco ha aclarado sobre quiénes son los responsables reales de comprobar la validez de las delegaciones para la válida constitución de la junta y han colocado la responsabilidad en el notario interviniente.

Los declarantes del Santander reconocieron la utilización de los empleados de las sucursales y los medios del banco para la obtención de delegaciones a favor de Ana Botín que ascienden al 99,98% del total de las delegaciones en cada una de las juntas.

Pese a ese reconocimiento, el Santander trató de justificar el empleo abusivo de los medios del banco en el fomento la participación de los accionistas lo que, según la postura del demandante, el abogado y accionista del Santander Eduardo Martín-Duarte, constituye un abuso de derecho y un fraude de ley al no exigirse ningún porcentaje de participación (quórum) para la constitución de la junta en segunda convocatoria.

Por su parte, los testigos propuestos por el demandante, accionistas del banco, declararon que los empleados de las sucursales del banco llaman de forma insistente a los accionistas para que deleguen el voto en la presidenta.

Ana Patricia Botín, Jaime Pérez Renovales y demás testigos propuestos por el banco reconocieron, según confirman las mismas fuentes, que con una simple firma del accionista, y sin necesidad de ningún añadido más, Ana Botín conseguiría la delegación y el voto a favor de las propuestas del Consejo de Administración y, según el sistema denunciado por Martín-Duarte, el voto en contra de las propuestas que formulan los accionistas durante la junta como, por ejemplo, la proposición del cese de la presidenta y de los consejeros.

Esta circunstancia, según el demandante, sería la demostración de que la documentación que confecciona el Santander para sus accionistas es tendenciosa y va dirigida a la defensa de los dirigentes de la entidad, como ya habría declarado el propio magistrado en su auto de medidas cautelares.

El juicio no ha quedado visto para sentencia porque, al alargarse las declaraciones tanto de la demandada, Ana Patricia Botín, como de los testigos, las conclusiones han quedado postergadas hasta el mes de enero.

Por otro lado, ha causado sorpresa en las fuentes jurídicas consultadas por Diario16 que la defensa de los dos demandados, Banco Santander y Ana Patricia Botín, haya sido ejercida por el abogado de Uría y Menéndez, Jesús Remón, en el que podría concurrir conflicto de interés al defender a la vez al banco y a Ana Botín -demandada como accionista-, siendo el demandante otro accionista de la entidad. Según estas mismas fuentes no se puede primar la defensa de un accionista, la señora Botín, en contra de otro accionista, el señor Martín-Duarte, que han de recibir el mismo trato por parte del banco por su misma condición de accionistas de la entidad.

Un hecho sorprendente ha sido la ausencia prácticamente absoluta de medios de comunicación para cubrir un juicio que podría tener unas consecuencias muy importantes. Diario16 intentó acceder a la sala, pero por cuestión de protocolo Covid19 y por las pequeñas dimensiones de la sala en la que celebró el juicio. Sin embargo, esa ausencia de medios es reseñable porque podría ser la demostración del supuesto gran poder que tiene el Santander a la hora de que determinados juicios tengan cobertura mediática o no.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. En mi zona , se paraliza todo hasta que no hemos conseguido el 90% de las delegaciones.
    La directora de zona nos amenaza continuamente y nos dice que si tenemos que invitar a comer a los accionistas más importantes de la provincia, que se les inviten pero que tienen que delegar obligatoriamente. A los accionistas pobres le damos regalos de los chinos con el logo del Santander.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído