miércoles, 19junio, 2024
17.7 C
Seville

Ayuso desprecia a los representantes elegidos por el pueblo, incluida la extrema derecha de VOX: “No sé a qué vienen aquí”

La presidenta madrileña se enfrenta a Rocío Monasterio, horas antes de que se apruebe su bajada de impuestos y a la que ha reprochado su falta de esfuerzo por haberla tumbado loa presupuestos

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha utilizado un tono bronco, insultante en algunos momentos y sobre todo faltón en casi todas sus intervenciones. Se ha comportado con chulería. Con su actitud ha roto los pocos lazos que le quedaban con la portavoz de la extrema derecha, de VOX, Rocío Monasterio.

Como ya sucedió a finales de año, sin los votos de la extrema derecha, la reforma fiscal que se prevé votar en esta jornada y que serviría para cumplir con una de sus promesas machaconas, de bajar impuestos a los ricos, se vería truncada.

Ayuso es la guerra

En el primer pleno de 2023, Ayuso ha declarado la guerra total. Quiere la destrucción de la oposición, y no solo de las izquierdas. Como Franco, que intentó aniquilar a una parte de la población española, alargando la guerra civil, unos meses de forma innecesaria. También lo quiere hacer con el partido ultra de Abascal.

Ayuso ha cargado contra todos y contra todo el que se moviera que no fuera del partido único. Como si de una dictadura se tratara, de esas que dice que el presidente, Pedro Sánchez intenta imponer en España.

¿La oposición fiscalizando al Gobierno?, todo lo contrario: es Díaz Ayuso contra todos, el Gobierno que se defiende atacando.

Así no se hace política”

A pesar de la moderación de Rocío Monasterio de VOX, la presidenta populista ha tirado para adelante, y lo ha hecho con malos modales, diciéndole que “así no se hace política”.

Era el turno de Rocío Monasterio, que está acostumbraba a ser la salvadora con sus votos de las votaciones de Isabel Díaz Ayuso en los plenos ordinarios de la Asamblea de Madrid. Pero para Ayuso eso es pasado. Y ha machacado a su única socia posible en la Cámara.

Lobato se disculpa y Ayuso no lo acepta

Y eso a pesar de que Juan Lobato (PSOE) le ha ofrecido sus disculpas por haberla acusado de causar el incidente que sufrió en la Universidad Complutense la semana pasada, cuando la nombraron, ‘Alumni Ilustre’ y no las acepta.

Lo mismo sucede con la líder de oposición y portavoz de Más Madrid, Mónica García, que ha criticado en su intervención que la líder populista utilice parte de su tiempo, en criticar a Pedro Sánchez.

Ayuso le pide educación a Mónica Gracia

Pero la presidenta hace oídos sordos y contesta: “¡Escúcheme con educación, como yo la he tenido a usted, señora de la oposición eterna!”. Quedan siete plenos, siete jornadas de tormento para los madrileños y madrileñas, si es que siguen estas intervenciones.

Quizás habría que insistir en los medios de comunicación, para que nos esforcemos más en señalar estas descalificaciones, estos feos, esta forma autoritaria de hacer política. Se va a disolver la Asamblea y no puede ser que si pregunta a los ciudadanos, a la gente por la calle, nadie sapa que ha pasado esta mañana en el lugar donde debaten sus representantes.

La estrategia de Ayuso cargarse a todos incluso a los médicos

Carolina Alonso, de Podemos le digo a la presidenta: “No proponen ustedes absolutamente nada, en materia de vivienda. Siempre gobiernan para la minoría y sus propios intereses, para los especuladores, y eso tiene un nombre, traición, traición a la mayoría social. Políticos como la señora Botella y otros de su partido deberían estar en la cárcel por vender vivienda pública a fondos buitre”.

Después fue Rocío Monasterio, de Vox la que le dijo esto a la presidenta: “Usted se molesta cuando venimos a hablar de bandas latinas, cuando venimos a hablar de inmigración ilegal, pero es que nosotros no queremos que nuestros barrios acaben como Molenbeek”.

Ahora le tocó el turno a Juan Lobato, del PSOE: “Humildemente, le pido disculpas si usted sintió que no condené con suficiente vehemencia el ataque que usted sufrió en la universidad. Y sería bueno que usted pidiera disculpas, por la crisis de la atención primaria, o la destrucción de casas en San Fernando de Henares por la línea 7B”.

Y entonces es el turno de Mónica García. “Usted ha dicho que le gustaría ser recordada como la que se enfrenta y confronta con el señor Sánchez. A lo mejor estoy confundida”.

Entonces es cuando la líder de la oposición le espeta:  “¿Es Sánchez alguno de los nombres de los fondos buitre que han venido a disparar el precio de la vivienda?”.

Entonces pregunta a Ayuso: “¿Acaso es Sánchez el nombre de los colegios que faltan por construir en Getafe, Villaverde o Alcalá? ¿Es Sánchez a lo mejor el apellido de alguno de los pediatras que faltan en Colmenar Viejo, Valdemoro o Tres Cantos? ¿Tal vez sea Sánchez una residencia donde dan de comer comida bazofia a los mayores?”. Y termina: “Si no es así, dígame qué nos importa a los madrileños su confrontación personal”.

Ayuso los escucha con preocupación, pero también ignorándolas, con ademanes, moviendo la caleza y preguntando a sus consejeros

Entonces, es cuando carga contra todo el que se mueva y no vaya con los colores del PP. También contra Vox.

Le da igual la extrema derecha o que sea presidencia gracias a ellos.

Contesta a Carolina Alonso, portavoz de Unidas Podemos: “Para adquirir vivienda, probablemente podríamos recomendar [a los ciudadanos] que se afiliaran a Podemos para obtener viviendas mucho más fácilmente, pero esa no es la solución [en referencia al chalet de Galapagar de Pablo Iglesias e Irene Montero]”.

Y ha Rocío Monasterio le recrimina: “Así no se hace política. Hacen de la anécdota categoría según la circunstancia que se dé en el chat de madres del día”.

A Juan Lobato del PSOE, imputan un delito, pero le da igual: “Mandan sicarios de su grupo, de su partido, para llamarme asesina, y todavía espera mi aprobación. Ya llevamos más de 50 víctimas de agresiones sexuales que han visto cómo los delincuentes que los han llevado a esa situación ven rebajada sus penas aquí en la Comunidad de Madrid. Eso es lo que preocupa una mujer aquí”.

Y a Mónica García, de Más Madrid, la ristra final de explosiones: “El problema que tiene usted, como muchos de los que le acompañan, es que son tan sumamente autoritarios que son los que deciden cuáles son los problemas de los madrileños y cómo solucionarlos. Teniendo en cuenta que son una fábrica de pobreza… (…) ¡Escúcheme con educación, como yo la he tenido a usted, señora de la oposición eterna!”.

Y mientras esto sucede, el consejero de Sanidad de Ayuso se instala en la posverdad sigue relegando con el comité de huelga de los médicos de Madrid.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Esta mujer es un peligro real.No solo por la mala leche que tiene y lanza,sino porque no esta bien de la cabeza o «come» lo que no debe.Solo hay que mirarla a los ojos de zombi que tiene para darse cuenta de eso.
    El estar mal de la cabeza y tener mala leche no estan reñidos.

  2. Ella se ha sabido vender como la gran Salvadora. Todos los que le votaron saben que es una mentira!!! Entonces¿Alguien me Puede Explicar cómo los madrileños que Saben esto, pueden votar, nuevamente, según las encuestas, a semejante narcisista, que sólo piensa en ella…?. Aquí os dejo una pregunta, con la esperanza de que habrá un mañana mejor sin ella en el poder.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído