martes, 25junio, 2024
30.4 C
Seville

Ayuso no va a logran que Vox le apruebe su plan para atraer patrimonios extranjeros para la compra de vivienda de lujo

La presidenta de la Comunidad de Madrid va a terminar la legislatura con varios frentes abiertos como son las manifestaciones por la sanidad pública del resto de sindicatos y una bronca reiterada con la portavoz de la extrema derecha, Rocío Monasterio

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso logro desactivar la semana pasada que se enquistara la huelga de médicos de familia y pediatras de Atención Primaria. Pero está muy lejos de lograr la paz sanitaria. Esta misma semana, después de que se clausure el actual periodo de sesiones, está prevista una manifestación masiva asociaciones vecinales, científicas, de usuarios, sindicatos y plataformas profesionales de la salud se movilizan para defender el sistema sanitario público madrileño.

Ayuso no ha desactivado las manifestaciones por la sanidad pública

Reclaman apostar claramente por la Atención Primaria, dotándola de financiación y recursos, mantener en funcionamiento todos los Servicios de Urgencias Extrahospitalarias, acabar con las privatizaciones y externalizaciones encubiertas y reforzar la mermada y sobrecargada red de centros de salud mental con profesionales suficientes, entre otras peticiones.

Ayuso sanidad

Al Gobierno de Ayuso le quedan los últimos coletazos de la legislatura, la última semana de pleno en la Comunidad de Madrid. La última bronca política un jueves. Su última oportunidad de sacar adelante el proyecto de incentivos fiscales para atraer patrimonios extranjeros. Una iniciativa que puede no ser aprobada por que Vox no lo permita. El deseo de atraer y blanquear a los ricos y a los oligarcas se va a quedar en eso, en un deseo.

La última bronca entre Ayuso y Monasterio, o entre Mónica García, Juan Lobato o Alejandra Jacinto de este próximo jueves, será el último cara a cara antes de las elecciones de mayo. Entonces se verá comprometido por el esperpento y el bochorno que se está viviendo este martes y miércoles en el Congreso. Con un Tamames destrozando su bagaje político, si le quedaba algo.

Moción de censura

La moción de censura contra Pedro Sánchez será la puntilla para Ayuso, que esta misma mañana, ha lanzado otro de sus exabruptos contra Sánchez, para ser portada nacional, pero que solo ha logrado ser noticia local y solo en Aranjuez.

Desde que se adelantó que el candidato de Vox sería Ramón Tamames, su nombre ha entrado en la sesión de control. Ayuso lo ha utilizado para poner en aprietos a Monasterio. Pero la extrema derecha no olvida, así que es previsible que vuelva a suceder por última vez.  Pero tendrá nefastos resultados para la presidenta, que verá como su proyecto estrella se estrella contra el muro de la extrema derecha.

El gran proyecto de Ayuso para neutralizar el impuesto a los ricos de Pedro Sánchez, el incentivo fiscal para atraer patrimonios extranjeros, por la compra de vivienda de lujo, se da por perdido. La propuesta tenía una razón de ser en su oposición encarnizada contra el Gobierno de la nación. Y era una iniciativa que solo por sí solo no sirve para nada, un discurso vacío. Pero Ayuso quería lanzarla frente a Sánchez, para hacer daño.

Santiago Abascal adelantó que no entraba dentro de sus planes favorecer ninguna medida que beneficiara más a los extranjeros que a los españoles. O lo que es lo mismo, una versión casposa del mítico ‘American first’ de Trump.  

Régimen sancionador de las VTC de Ayuso

Ayuso también quiere aprobar la última reducción del IRPF en el tramo autonómico que le queda pendiente, una ley para colegiar a los profesionales del turismo y la norma de reordenación del sector del taxi y régimen sancionador para las VTC. La extrema derecha de Vox favoreció hace dos semanas en Comisión que el dictamen de esta Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid fuera aprobado. Es previsible que los VTC ganen la partida a los taxistas y estos tengan que decidir a quién votan las próximas elecciones para revertir la ley o quedarse en desventaja.

Las encuestas dan por seguro que el PP será la primera fuerza en las próximas elecciones en la Comunidad de Madrid, pero no necesariamente que Ayuso vaya a conseguir la mayoría absoluta que ansía. Con esta idea en mente, los grupos de la izquierda van a volcarse en las próximas semanas en arrebatarle a Ayuso los votos prestados que obtuve en 2021, principalmente, los del cinturón rojo de la región. Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos saben que la clave del próximo mes de mayo está en la capital, donde se eligen la mitad de los votos, y en los municipios del sur que forman este cinturón.

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. La moción de censura tiene relegada a Ayuso, nadie la escucha… La desesperación y su propio pensamiento negativo es parte de su fracaso

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído