sábado, 13abril, 2024
21.6 C
Seville
Advertisement

Ayuso: Tragedia y negligencia en una residencia de mayores en Madrid

La ministra portavoz, Pilar Alegría, ha criticado duramente la "mala gestión y dolorosa falta de empatía" del gobierno madrileño

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En un suceso que ha sacudido los cimientos de la Comunidad de Madrid, el incendio en la residencia de mayores Juan XXIII en Aravaca, que se cobró la vida de tres ancianas, ha dejado al descubierto una estremecedora realidad de desidia y negligencia. Este trágico evento ha vuelto a encender el debate sobre la gestión de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad, evidenciando una alarmante falta de medidas de seguridad antiincendios y una inexcusable obstrucción de las vías de evacuación.

El Gobierno de Sánchez carga contra Ayuso

La vinculación directa de Ayuso con el desastre ha sido señalada sin rodeos por el Gobierno de Pedro Sánchez, destacando las declaraciones de la ministra portavoz, Pilar Alegría, quien criticó duramente la «mala gestión y dolorosa falta de empatía» del gobierno madrileño. La residencia, que contaba con un concierto con la Comunidad de Madrid, mostró deficiencias críticas en su infraestructura de seguridad, con salidas de emergencia bloqueadas, una revelación que ha indignado a la opinión pública y ha intensificado las exigencias de responsabilidad.

Un desastre anunciado

El acta de la Policía Municipal, a la que tuvo acceso la SER, describe con detalle las deficiencias encontradas en el centro, incluyendo una boca de incendios sin presión y puertas de emergencia inutilizables. Este panorama de vulnerabilidad no solo refleja un desprecio por las normativas de seguridad sino también por la vida de los residentes, cuya seguridad fue comprometida de la manera más grave.

La Comunidad de Madrid, presidida por Ayuso, ha salido a la carga, como una elefante en un cacharrería, calificando de «brutales» las declaraciones de Alegría y reduciendo la responsabilidad de Ayuso a una comparación absurda con un incendio en un restaurante, es tan lamentable como desconcertante.

Ayuso desvía la culpa

La insistencia en desviar la culpa y minimizar la gravedad de la situación, haciendo una visita a las obras de la línea 3 de metro, solo profundiza la percepción de una administración desconectada de la realidad y de sus obligaciones más fundamentales.

Las inspecciones realizadas por la Comunidad de Madrid, que supuestamente certificaron que las instalaciones estaban en conformidad con la legislación antiincendios, ahora parecen una burla cruel ante la evidencia de un fallo catastrófico en la prevención y respuesta a emergencias. La tragedia en Aravaca es un recordatorio sombrío de lo que está en juego cuando los gobiernos eligen la complacencia sobre la acción.

Juan Lobato pide explicaciones

Juan Lobato ha exigido explicaciones inmediatas a Ayuso, y la posibilidad de recurrir a la justicia, subraya la urgencia de transparencia y rendición de cuentas. Más Madrid, a través de Rita Maestre, también ha exigido que se depuren responsabilidades, un eco del clamor popular por justicia y por garantías de que tragedias como esta no se repitan.

Este incidente no es solo un reflejo de una gestión ineficaz y una falta de empatía por parte de Ayuso y su gobierno, sino también de un sistema que ha permitido que la negligencia florezca a expensas de la seguridad y el bienestar de los más vulnerables. Las palabras de Pilar Alegría resuenan como un llamado a la acción, no solo para la Comunidad de Madrid sino para todas las administraciones: la seguridad y la dignidad de los ciudadanos deben ser la prioridad indiscutible en la gestión pública.

La tragedia en Aravaca debe ser un punto de inflexión. Es imperativo que se realicen cambios profundos en la supervisión y regulación de las residencias de mayores, asegurando que las medidas de seguridad no sean solo una formalidad sino una práctica constante. La memoria de las víctimas y el respeto a sus familias exigen que se haga justicia y que se tomen medidas concretas para prevenir que la historia se repita. La gestión de Ayuso, marcada por esta fatal negligencia, debe enfrentarse a un escrutinio riguroso y a las consecuencias de sus acciones e inacciones.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Ayuso…Si les pide coherencia a otros asumir las consecuencias de las propias decisiones, respondiendo de ellas …con la dimisión…Sé coherente, responsable… asume tus errores y dimite…Para hablar con la boca grande hay que tener el culo muy limpio…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído