miércoles, 19junio, 2024
17.7 C
Seville

CaixaBank gana 3.145 millones de euros en 2022 gracias a la fortaleza comercial y las sinergias de la integración

La ratio de morosidad se sitúa en mínimos históricos y baja hasta el 2,7%. Además, la ratio de cobertura alcanza el 74%, tras subir 11 puntos en el ejercicio. Buena posición de capital y liquidez. La ratio de solvencia CET1 se sitúa en el 12,8% y los activos líquidos totales, en 139.010 millones.

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Grupo CaixaBank obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.145 millones de euros en 2022, un 29,7% más que en el ejercicio anterior teniendo como base perímetros homogéneos, gracias a la fortaleza comercial y a las sinergias de la integración.

Si se tienen en cuenta los impactos extraordinarios generados por la integración de Bankia, el resultado baja un 39,8%, ya que el beneficio en 2021 fue de 5.226 millones de euros por la aportación positiva a efectos contables de 4.300 millones del fondo negativo de comercio o badwill y otros resultados extraordinarios asociados a la fusión.

Durante 2022, año en el que se ha culminado el proceso de integración, CaixaBank ha sido capaz de mantener el ritmo comercial pese al contexto de incertidumbre generado a raíz de la invasión de Ucrania, y ha cumplido sus objetivos financieros y de actividad. Además, la rentabilidad sobre los recursos propios (ROTE) ha subido hasta el 9,8% y el ratio de eficiencia sin gastos extraordinarios ha mejorado hasta el 51,9%.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que “2022 ha sido un año de una enorme relevancia para CaixaBank. Hemos concluido con gran éxito el proceso de integración de la mayor fusión del sector financiero de nuestro país; hemos presentado al mercado nuestro primer plan estratégico tras la fusión, un plan que nos debe guiar en el periodo 2022-2024 para conseguir el objetivo último de nuestra integración, que es liderar el proceso de transformación del sector financiero; y hemos puesto de largo nuestro propósito de marca ‘Estar cerca de las personas para todo lo que importa’”.

“Miramos al futuro con optimismo y con una gran ambición. Nuestro objetivo es seguir apoyando a la sociedad, a las familias y empresas, porque esta es, sin duda, la mejor aportación que podemos hacer desde CaixaBank para acompañar e impulsar la transformación de nuestra economía”, ha subrayado Goirigolzarri.

El presidente de CaixaBank ha puesto en valor que la entidad cerró el año con una mayor fortaleza financiera y una sólida posición de capital, lo que permite abonar a los accionistas un dividendo de 1.700 millones de euros, un importe que se eleva a 3.500 millones si se suman los 1.800 millones del programa de recompra de acciones. “Esto nos sitúa en el camino para conseguir nuestro objetivo de distribuir hasta 9.000 millones en el periodo 2022-2024”, ha indicado.

Por su parte, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha destacado que “en CaixaBank hemos completado un año muy positivo en términos de dinamismo comercial, calidad crediticia y fortaleza financiera. Estamos especialmente satisfechos con el fuerte crecimiento de la actividad, que refleja nuestra capacidad y voluntad de apoyar la economía de las familias y las empresas, y, con la mejora del resultado, que nos permite aumentar sustancialmente la retribución a nuestros accionistas y nuestra contribución a la Obra Social de la Fundación “la Caixa””.

“Quiero destacar el esfuerzo de toda la plantilla de profesionales de CaixaBank, que han sido capaces de completar con gran éxito la integración sin dejar de ofrecer un servicio de calidad a todos nuestros clientes y aumentar nuestra actividad comercial”, ha asegurado Gortázar.

Cuenta de resultados comparable con perímetros homogéneos

Los resultados de 2022, que se comparan con la suma proforma de Bankia y CaixaBank en el ejercicio anterior sin tener en cuenta los extraordinarios de la fusión, reflejan las fortaleza de la actividad comercial de la entidad. De esta manera, los ingresos core crecen un 5,8%, hasta 11.997 millones de euros, impulsados por el aumento del 7,7% del margen de intereses y del 33,1% de los ingresos y gastos por contratos de seguros, con unos ingresos por comisiones en línea con el ejercicio anterior (+0,6%). Todo ello ha compensado los menores ingresos en la línea de participadas de bancaseguros (-26,2%).

En concreto, las comisiones bancarias crecen un 1,7% en el año, si bien las bancarias recurrentes muestran una ligera reducción del 0,3% debido a la eliminación de las comisiones de custodia de depósitos y a la unificación de los programas de fidelización de clientes particulares tras la fusión, que ha elevado el número de clientes que no pagan las comisiones de la operativa básica. Mientras, las comisiones de banca mayorista crecen un 20,5%, muestra del buen comportamiento por mayor actividad en el año.

Por su parte, los ingresos por dividendos, que se situaron en 163 millones de euros en 2022 (-15%), incluyen el registro de los dividendos de Telefónica y BFA por 69 y 87 millones, respectivamente. Además, los resultados atribuidos de entidades valoradas por el método de la participación, con 264 millones en 2022, bajan un 39,5% en tasa interanual, afectados, entre otros factores, por cambios de perímetro tras la venta de Erste Group Bank y la consolidación global de Bankia Vida. Mientras, suben los ingresos de operaciones financieras (+47%).

En cuanto a la evolución del margen bruto, se incrementa un 5,5% en el ejercicio, hasta 11.594 millones de euros, y los gastos de administración y amortización recurrentes se reducen un 5,6% en tasa interanual apoyados en la consecución de sinergias asociadas a la integración de Bankia, lo que permite un crecimiento del 19,8% en el margen de explotación.

En 2022 la entidad ha culminado el proceso de salidas voluntarias de profesionales en el marco del acuerdo laboral, lo que se refleja en una caída del 8,1% de los gastos de personal en el conjunto del ejercicio 2022.

Por otra parte, la cuenta de resultados recoge distintas contribuciones y tasas devengadas a lo largo del ejercicio, que incluye, entre otros, la contribución de 407 millones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) en el cuarto trimestre o la aportación de 159 millones al Fondo Único de Resolución (FUR) en el segundo.

Dinamismo comercial en un entorno de incertidumbre

CaixaBank ha reforzado durante el ejercicio 2022 su dinamismo comercial, a pesar del contexto de incertidumbre, en todos los canales a través de los que desarrolla su actividad (desde la red de oficinas más extensa de España a canales remotos o digitales, como inTouch, CaixaBankNow e imagin) y gracias a una amplia oferta de productos y servicios diseñada para responder a las necesidades de cada tipo de cliente.

Durante el ejercicio 2022, se ha registrado un crecimiento del crédito tanto en clientes particulares como empresas, con un alza de la cartera de crédito sana (se excluyen los saldos dudosos) del 3,3%, hasta 351.225 millones de euros. En detalle, la cartera sana de empresas crece en el año un 7,6%, la de consumo lo hace un 4,1% y la de hipotecas repunta un 0,7%.

Durante el ejercicio 2022, se ha más que duplicado la concesión de hipotecas en España (+108%), hasta situarse en 14.299 millones de euros, gracias a MyHome, el ecosistema de soluciones de CaixaBank con todo lo necesario para el hogar. En crédito hipotecario, CaixaBank mantiene su apuesta por los préstamos a tipo fijo, como elemento que da seguridad al cliente de lo que va a pagar durante toda la vida del préstamo. En el conjunto de 2022, más del 90% de los contratos para adquisición de vivienda se ha formalizado a tipo fijo.

Por su parte, en crédito al consumo en España, la nueva financiación ha alcanzado 10.235 millones de euros en el conjunto del año, lo que representa un aumento del 16% respecto a 2021. En financiación a empresas, la nueva producción es de 41.560 millones de euros, tras crecer un 23%, impulsado por un modelo caracterizado por la especialización y la proximidad al tejido empresarial.

Respecto a la gestión del pasivo, sin tener en cuenta el impacto negativo del mercado en los productos de ahorro a largo plazo, los recursos crecen un 1,1%, dado que CaixaBank ha logrado una captación neta de recursos por importe de 6.888 millones de euros. A cierre del ejercicio, los recursos de clientes se sitúan en 609.133 millones de euros, con una caída del 1,7% en el conjunto del año al considerar el impacto de la volatilidad de los mercados.

Los activos bajo gestión alcanzan los 144.832 millones de euros. Su evolución anual (-8,3%) se ha visto afectada, esencialmente, por el comportamiento desfavorable de los mercados, si bien en el último trimestre del ejercicio recuperan una evolución positiva al crecer un 0,5%. La entidad, líder en captaciones, ha conseguido en el año unas suscripciones netas de 3.730 millones de euros en productos de ahorro a largo plazo, lo que ha permitido elevar su cuota de mercado en 25 puntos básicos en el año, hasta el 29,7%.

En detalle, en los activos bajo gestión, el patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicav (101.519 millones de euros) se reduce un 7,8% en el año, pero crece un 0,7% en el cuarto trimestre. En los planes de pensiones (43.312 millones de euros), pese a un descenso del 9,6% en el año, se mantiene estable en el último trimestre.

Reducción de la morosidad y mejora de la cobertura

A lo largo de 2022, CaixaBank ha hecho importantes esfuerzos en la gestión de los saldos dudosos, que descienden hasta los 10.690 millones de euros tras la buena evolución de los indicadores de calidad de activo y la gestión activa de la morosidad apoyada por ventas de carteras. De esta manera, los saldos dudosos caen en 2.943 millones de euros en el año y en 952 millones en el trimestre.

De esta manera, la ratio de morosidad se reduce a cierre de 2022 hasta el 2,7%, mínimo histórico y casi un punto por debajo del nivel de diciembre de 2021 (3,6%), con reducción de la ratio en todos los segmentos de crédito.

Al tiempo, los fondos para insolvencias se sitúan a cierre del año en 7.867 millones de euros; la ratio de cobertura se incrementa hasta el 74%, 11 puntos más que un año antes (63%), y el coste del riesgo de los últimos 12 meses se mantiene en el 0,25%. 

Holgada posición de liquidez y capital

CaixaBank ha logrado cerrar el ejercicio 2022 con unos elevados niveles de liquidez y de solvencia, reflejo de la fortaleza del balance del Grupo. Los activos líquidos totales se sitúan en 139.010 millones de euros a cierre del ejercicio. Además, el Liquidity Coverage Ratio (LCR) del Grupo a 31 de diciembre de 2022 es del 194%, lo que muestra una holgada posición de liquidez, muy por encima del nivel mínimo requerido del 100%.

Respecto al saldo dispuesto de la póliza del BCE a 31 de diciembre de 2022, asciende a 15.620 millones de euros correspondientes a TLTRO III. Durante 2022 se ha amortizado un saldo de TLTRO III de 65.132 millones, de los que 13.495 millones corresponden a amortizaciones ordinarias y 51.637 millones a amortizaciones anticipadas.

En capital, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) cerró el año en el 12,8% (12,5% sin aplicación de los ajustes transitorios de IFRS9), tras el impacto extraordinario del programa de recompra de acciones (Share buy-back) por importe de 1.800 millones llevado a cabo en 2022 (-83 puntos básicos). Cabe destacar que la entidad logró una generación orgánica de capital de 117 puntos básicos en el año.

Por su parte, la ratio MREL sobre APRs se sitúa en el 26%, cumpliendo holgadamente con el nivel exigido para 2024.

Incremento del dividendo por acción

El Consejo de Administración de CaixaBank ha acordado proponer a la Junta General de Accionistas el pago de un dividendo de 0,2306 euros por acción con cargo a 2022, lo que supone un incremento del 58% frente a los 0,1463 euros del ejercicio anterior. Esta remuneración, que se abonará en el segundo trimestre, representa un payout del 55%, en línea con la política que se aprobó para este año de repartir entre el 50% y el 60% de los beneficios.

Este dividendo revierte directamente a la sociedad, dado que los dos principales accionistas son Fundación “la Caixa” y el Estado, a través del FROB. Además, la entidad cuenta con 617.800 pequeños accionistas.

El Consejo ha aprobado igualmente la Política de Dividendos para el ejercicio 2023, consistente en una distribución en efectivo de entre el 50% y el 60% del beneficio neto consolidado, que se abonará en un único pago en abril de 2024, sujeto a la aprobación final de la Junta General de Accionistas.

Fortaleza financiera para apoyar a los clientes y la sociedad

Los buenos resultados del ejercicio 2022 y la fortaleza financiera permiten a CaixaBank reforzar su compromiso de apoyar a sus clientes y a la sociedad en general, algo que se refleja en el nuevo propósito de marca: ‘Estar cerca de las personas para todo lo que importa’.

CaixaBank cumple una función social básica y seguirá apoyando a la sociedad en tres grandes ámbitos: el de las ayudas a clientes con dificultades; el de la inclusión financiera y el de las iniciativas sociales.

Para lograr la inclusión financiera de todos los ciudadanos, la entidad tiene a su disposición la mayor red de oficinas del sector en España, con presencia en más de 2.200 municipios (cifra que duplica a la del siguiente competidor), y es la única entidad bancaria con sucursal en 470 poblaciones, dado que está comprometida a no abandonar ninguna población donde ahora esté presente.

En concreto, cuenta con 3.818 sucursales para clientes particulares. Además, CaixaBank dispone de la red de cajeros más extensa del país, con 11.608 terminales todos ellos adaptados para el uso de libretas y de uso sencillo para clientes séniors, y ofrece también un servicio de 17 ofimóviles, que prestan servicio en 626 municipios.

También dentro del marco del compromiso con la inclusión financiera y social, la entidad dispone desde 2014 de una cuenta social, sin comisiones, para las personas que tienen ingresos muy bajos y se encuentran en situación de especial vulnerabilidad, que amplía las ventajas de la cuenta básica.  Además, cuenta con el mayor banco de microcréditos de Europa, MicroBank, y ha implementado importantes medidas en el marco de su compromiso con el colectivo sénior.

Como refuerzo del apoyo a sus clientes y a toda la sociedad, CaixaBank fue la primera entidad en comprometerse a aplicar las nuevas medidas de apoyo a los hipotecados con dificultades aprobado el pasado mes de noviembre.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído