lunes, 24junio, 2024
25.3 C
Seville

Calama también obvió la reunión de Saracho en el BCE que activó todas las alarmas

En el auto de pase a procedimiento abreviado del juez Calama, tampoco se tienen en cuenta las consecuencias que para Banco Popular tuvo la reunión de Emilio Saracho en el BCE y cuyo contenido fue ocultado al Consejo de Administración de la entidad

Esteban P. Cano
Esteban P. Cano
Escritor y Periodista de investigación
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Uno de los elementos clave para entender las causas de la resolución del Banco  Popular fue la reunión que Emilio Saracho mantuvo en el Banco Central Europeo (BCE) el día 16 de marzo de 2017. Sin embargo, el juez José Luis Calama Teixeira no la ha tenido en cuenta en su auto de pase a procedimiento abreviado en el que ha exonerado de toda responsabilidad al presidente que llevó a la resolución a la entidad.

En este aspecto, hay que recordar que los peritos del Banco de España, en su informe pericial entregado a la Audiencia Nacional en octubre de 2019, afirmaron con rotundidad que la única causa de las pérdidas económicas de los afectados fue la decisión de resolver el banco, una resolución que, como es bien sabido, no se debió a cuestiones de solvencia sino a la crisis de liquidez iniciada en el segundo trimestre de 2017.

Según señala el recurso presentado por AEMEC, esa visita de Saracho al BCE «es un indicio de la ocultación de sus propósitos a los consejeros, y de su estrategia de presión a los funcionarios, llevando a estos a engaño, de tal manera que vieran posible la resolución […] podría constituir una evidencia de que su actuación como presidente condujo a la resolución del Popular; ayudando también a explicar, tan extraña e injusta declaración de inviabilidad».

En esa reunión en el BCE, Saracho planteó tres escenarios posibles, en su opinión, para el Popular. Por un lado, se encontraba una ampliación de capital, operación corporativa en la que no creía, tal y como afirmó en repetidas ocasiones. En otro orden, estaba la venta del banco, un movimiento que, según admitió Saracho, era lo que el mercado vería en su nombramiento.

Finalmente, Saracho planteó como tercer escenario el de la resolución, en un momento en el que no se habían incumplido ningún tipo de ratios normativas. En consecuencia, el entonces presidente del Popular, que conocía el banco porque había tenido acceso a toda la información y documentación interna posible, sabía que el Popular no podía caer por una cuestión de solvencia, sino que el único camino hacia la resolución era el de una crisis de liquidez, como así sucedió.

Los informes periciales ratificados por Calama dejan claro que Banco Popular era un banco solvente en el momento de su resolución. Esto se demuestra en el análisis que se hizo a la hora de conceder una línea de liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) de 9.500 millones de euros.

Por tanto, el patrimonio de 11.000 millones de euros que señalaron los peritos del Banco de España estaban respaldados por el BCE, puesto que el supervisor no podría conceder tal línea de liquidez sin un patrimonio cuanto menos equivalente que la respaldara. En consecuencia, el 5 de junio de 2017, el Popular había superado el examen de solvencia del supervisor.

En otro orden, la entidad disponía de la capacidad para generar 1.150 millones de euros de beneficios recurrentes, según señalaron los peritos del Banco de España. Según fuentes jurídicas, los inspectores fueron taxativos al respecto durante su declaración ante Calama. Además, indicaron un hecho que hace que el contenido del auto del juez instructor sea tan sorprendente. La paralización del plan de negocio por parte de Saracho detuvo en seco la consecución de los objetivos de la ampliación de capital.

Los hechos demuestran que Saracho no gestionó al Popular porque no sabía cómo hacerlo y optó por rebajar su valor para poder venderlo con mayor facilidad.

«Además, presumiblemente trataba de amedrentar a las autoridades para que facilitasen su plan, para que viesen con buenos ojos una operación de venta a la desesperada o la resolución. Y esas conductas, debidamente acreditas, creemos nosotros que incurrirán claramente en el tipo de administración desleal», afirma con rotundidad el recurso de AEMEC.

Además de diferentes declaraciones al respecto, Jaime Ponce, expresidente del FROB, señaló en sede judicial que la JUR le transmitió que estaban alertados por lo que Saracho había dicho en el BCE sobre la situación del banco.  

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. https://theobjective.com/economia/banca/2024-03-05/sombra-judicial-pwc-banco-santander/
    La sombra judicial de PwC irrumpe en el contrato del siglo del Banco Santander
    procesamiento de PwC en el juicio por la ampliación de capital llevada a cabo por el Banco Popular hace ocho años amenaza con trastocar la posición competitiva de la Big Four que preside Gonzalo Sánchez en el llamado contrato del siglo que el Banco Santander está gestionando en la actualidad con vistas a la provisión de sus servicios de auditoría externa durante los próximos diez años. Se da la circunstancia de que PwC es el actual auditor del primer banco del país y su relación mercantil a tal efecto con la entidad cántabra vence a finales de 2025.

    Que casualidad que el procesamiento por estafa a inversores y falsedad contable llega en un momento clave para la firma PwC, que se juega la renovación del mayor contrato del Ibex que es con el BANCO SANTANDER.
    TODO ESTO ES MAFIA PURA YU DURA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! QUE ASCO DA TODO ESTO.HASTA CUANDO EL PUEBLOO VA A AGUANTAR A ESTA GENTUZA.
    SE PIENSAN QUE SOMO RETRASADOS MENTALES !!!!!!!!!!!!!!!!!!

    PwC se está jugando un contrato valorado en 130 millones. VA A HABER UNA PRESIÓN POR PARTE DEL SANTANDER A PWC.

    HAY DOS COSAS QUE ESTÁN IMPIDIENDO LEGALIDAD A LA ESTAFA:

    — EL INFORME DE LOS INSPECTORES DEL BANCO DE ESPAÑA,
    — Y EL INFORME DE AUDITORÓIA DE PWC

  2. Voy estrellar el banco contra el BCE dijo Saracho como si fuese un piloto suicida. A parte de cobrar grandes nóminas a final de mes que hacen los funcionarios de las instituciones reguladoras españolas y de la Unión Tributaria, perdón UE.

  3. Ya lo dijo el propio Saracho con su boca de comer: “hay que acojonar a todo el mundo, al mercado, a las autoridades, a los clientes…”. ¿Qué más prueba de administración desleal se necesita?

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído