jueves, 25abril, 2024
16 C
Seville
Advertisement

Cómo reclamar los créditos impagados a tu empresa

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los impagos son una de las situaciones más comunes a las que debe enfrentarse un importante porcentaje de personas físicas y sociedades mercantiles. Ante la imposibilidad de resolver este tipo de situaciones a través de un acuerdo amistoso, es necesario reclamar los créditos impagados mediante un litigio

En términos generales, los litigios son mecanismos legales que permiten resolver controversias o discusiones ante un órgano judicial. Por ello, al momento de realizar la reclamación de créditos impagados, el litigio es la principal herramienta legal que el acreedor tiene a su disposición.

Este tipo de procedimientos no solo se caracterizan por la existencia de una controversia entre dos o más partes, que es sometida ante un juez. A su vez, uno de los principales aspectos que diferencian al litigio de otros procedimientos como la mediación es el seguimiento de un procedimiento reglado. 

Litigio para la reclamación de créditos impagados

La reclamación de créditos impagados es un procedimiento que se puede llevar a cabo en el marco del derecho civil y mercantil a través del litigio. Este mecanismo ofrece a los acreedores la posibilidad de obtener una resolución judicial que favorezca la satisfacción de la deuda impagada. 

Para ello, es posible atender el pago de la deuda con cargo a todos los derechos y bienes del deudor. Como hemos dicho al principio, poner en marcha un litigio es la principal opción después de haber agotado las soluciones amistosas y extrajudiciales del conflicto.

No se puede olvidar que la justicia es el mecanismo que asegura al acreedor la protección más estricta a sus intereses. Entre los procedimientos judiciales que existen para reclamar un crédito impagado, se encuentran los procedimientos ordinarios, los verbales y el proceso monitorio.

¿Qué es el proceso monitorio?

El proceso monitorio es uno de los procedimientos especiales que permiten realizar la reclamación de un crédito impagado y que se encuentra regulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC). Básicamente, es un procedimiento que, por sus características, facilita la reclamación de las deudas, ya que se encuentra fundamentado en documentos que dotan al demandante una presunción de veracidad. 

Entre los principales requisitos legales para llevar a cabo un proceso monitorio, se encuentra la documentación de la deuda en un formato en el que se aprecie la firma o sello del deudor. Por ejemplo, las facturas, los albaranes, las cartas certificadas o los reconocimientos de deudas son documentos que pueden ser utilizados para este procedimiento.

Además de ello, debe ser una deuda líquida, que se encuentra vencida y que pueda ser exigible. A su vez, es posible acudir a un proceso monitorio si se logra acreditar la existencia de una relación duradera que permita justificar la reclamación de pago. Como se puede ver, existen diversos mecanismos legales que permiten a un acreedor reclamar los créditos impagados a su empresa. Si se han agotado las vías extrajudiciales, la mejor opción es acudir a un abogado especialista en litigios para resolver judicialmente este conflicto generado por el impago de una deuda mediante procedimientos como el proceso monitorio. 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído