jueves, 23mayo, 2024
28.8 C
Seville

Contra la Usura y el Interés del Dinero (I) Causa Justa

Daniel Ponce Alegre
Daniel Ponce Alegre
Técnico Superior Análisis de Laboratorio, *Teología en Pontificia Universidad Lateranense. *Historia Antigua en Pontificia Academia de Ciencias Sociales y Políticas. *Comunicación en Universidad de Navarra - COSO
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los actuales cambios en las alianzas estratégico-diplomáticas e internacionales, con el presente liderazgo de Rusia pero no sólo, están modificando de manera muy especial los pasados acuerdos económicos, comerciales y financieros, siendo estos últimos y sus pérfidas reglas, los que establecen todo el restante escenario político corrupto.

Este es el motivo por el que la principal acción de cambio gira en torno a la modificación de los sistemas regulatorios financieros y especulativos, la Usura: la más sutil, pero efectiva, forma de servidumbre y esclavitud actual. 

He aquí uno de los motivos para dar inicio en Diario 16 a esta Serie, los restantes los irá viendo el lector con el transcurrir de los análisis.

En primer lugar, definamos lo que es la Usura.

La Usura, comúnmente hablando, es la obtención de un interés monetario excesivo en razón del préstamo por un capital. 

Sin embargo, en rigor, la Usura es todo interés de esta naturaleza, sea excesivo o no, moderado o no. 

Las distinciones cuantitativas, por importantes que sean desde el punto de vista jurídico, financiero y moral, no deben alterar el carácter intrínsecamente perverso de la operación usurera, en virtud de la cual el préstamo (lo que se da o se entrega liberalmente en la mano) deja de ser gratuito, como lo exige su esencia y pasa a convertirse en una forma de atadura o servidumbre que en todas las tradiciones jurídicas religiosas o no está severamente condenada como lo estaba la idolatría e incluso la sodomía, ahora llamada homosexualidad. 

En nuestro tiempo, el más importante mérito de aquellos que pretenden (o pretendieron como Gadaffi, Hussein y otros antes) salir del sistema usurero y de financiación bancaria y bursátil (siendo su más actual y pérfida expresión las criptomomedas) estriba en la liberación que supone para los pueblos y Estados. 

La losa usurera y especulativa que ya aplastaba a los pueblos a principios del S.XX, y que llevó a dos guerras mundiales, es ahora global e insoportable para nosotros y para el propio sistema. 

Esto es lo que algunos, nuevamente hoy,  pretenden enmendar y limpiar junto con la modificación de una actitud comercial o de relaciones mucho más profunda y que algunos analistas llamamos: Mamonisno. 

De ella hablaremos, Dios mediante, en un próximo análisis. 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído