lunes, 27mayo, 2024
28.1 C
Seville

Denuncia de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios a la Dra. Nadiya Popel.

Nadiya Popel
Nadiya Popel
Nací 26 de marzo de 1979 en la República Ucraniana Soviética ( Unión Soviética). Con 17 años empecé a estudiar la licenciatura de Medicina, en la Universidad de la ciudad de Lviv, Ucrania, durante 5 cursos. Con 22 años emigré a España. Acabé mis estudios en la Universidad de Alcalá de Henares a los 25 años y aprobé el MIR con plaza en Menorca. Hice mi especialidad en Medicina de Familoa desde 2004 hasta el 2007. Desde entonces trabajo en Urgencias en el Hospital Mateu Orfila, de Menorca, como adjunta. En 2020 aprobé la oposicion y me fue asignada la plaza de adjunta. En 2021 fui suspendida de las funciones por el Govern Balear por divulgar los efectos secundarios de las vacunas Covid. En Julio 2022 fui readmitida en mi trabajo por orden judicial tras suspenderse las medidas cautelares y cargos económicos impuestos. Soy la creadora del Movimiento de Asistencia Integral que realiza la asistencia sanitaria alternativa telefónica y presencial a las personas y participo en múltiples proyectos humanitarios.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Hace tres días vinieron los inspectores del Govern Balear a comunicarme que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ( AEMPS)  me había denunciado por la presunta promoción, administración y venta de medicamentos no autorizados.

Me hicieron un interrogatorio sobre los vídeos en la plataforma de Telegram, Movimiento de  Asistencia Integral, y en la página web www.movimiento-asistencia-integral.com. En esos momentos  recordé las películas sobre la KGB de la Unión Soviética y sobre la Gestapo nazi. El tono de voz de los interrogantes, farmacéuticos ambos, fue agresivo, prepotente y autoritario. Me preguntaron que por qué hablo del EDTA en los vídeos y  que dónde lo compro. También me dijeron que no podía hablar de  fármacos, ni  de medicinas en los vídeos. Ni que tampoco podía hablar del peróxido de hidrógeno, ni de la plata coloidal. Se sorprendieron mucho con el ormus, y me preguntaron que qué era.  Entonces me pregunto, si hablo de fármacos y los inspectores son farmacéuticos  ¿por qué no saben nada acerca de estos productos? Y también me pregunto ¿por qué les molesta que hable de ormus, plata coloidal,  vitaminas,  ivermectina…? 

Soy médico de vocación, y por esa razón siempre hablo de temas médicos, tanto en el  ámbito privado como en el ámbito público. Y además, si un médico no puede hablar de medicina, entonces de  qué puede hablar.

Y lo de la AEMPS me parece una vergüenza. Que me denuncien a mí, a una simple médico de un pequeño pueblo de Menorca por hablar de unos productos baratos, inofensivos, como son las vitaminas, el peróxido de hidrógeno, los productos del mar como  ormus… ¡Y que no vean el despropósito farmacéutico que hay ahora! Constantemente las Sociedades de Medicina de Urgencias ( Semes) o la Sociedad de Medicina de Familia, o la Sociedad de Medicina Interna  u otras, están publicando que se están retirando los fármacos de la venta por producir muy serios efectos secundarios e incluso la muerte. En la larga lista de medicamentos retirados están: antidiabéticos, anticoagulantes, antiinflamatorios, productos oncológicos, anticuerpos monoclonales y otros. ¡Anda, que no he visto en Urgencias de mi querido hospital Mateu Orfila, los sangrados cerebrales secundarios al tratamiento con Sintrom (acenocumarol) y warfarina, o la insuficiencia renal grave irreversible por ibuprofeno, o los sangrados incontrolados por los nuevos anticoagulantes que no tienen antídoto, o los bloqueos cardíacos con bisoprolol o la intoxicación por digoxina entre otros!   Entonces, ¿por qué dan permiso para comercializar estos productos si son dañinos y si además después se demuestra que son perjudiciales?¿Por qué no los denuncian?

Y sobre el caso de las vacunas COVID no quiero ni hablar. Parece ser que la AEMPS no lee los resúmenes de Farmacovigilancia del Instituto de Carlos III y no ve la cantidad de notificaciones de efectos secundarios y muertes que hay por estas mal llamadas vacunas. Tampoco ve que son fármacos experimentales que se han aplicado a los niños y adolescentes que sufren ahora las secuelas.

Me denuncian a mí, Dra. Nadiya Popel, médico de procedencia ucraniana que busca por todos los medios ayudar a la mayor cantidad de personas que puedo. La gente pide ayuda por teléfono, Telegram, correo electrónico o presencialmente; de manera desesperada,  porque no encuentra soluciones en sitios oficiales.

También agradezco a la gente de MAI  toda la inmensa ayuda que me está aportando en este momento tan crítico.

Con mucho amor para todos,

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

6 COMENTARIOS

  1. Es una caza de brujas, el lobbie farmacéutico no puede permitir otra salud que no sea pasando por caja €€€, el sistema está podrido y las personas estan cansadas de que el sistema las engañe.

  2. Es un despropósito.
    Esta gente es parásita social y saben que les queda muy poco tiempo por lo cual van a intentar hacer todo el daño posible.
    El problema que tienen, y lo saben, es la sentencia muerte de la cual no escaparán.

  3. Gracias, Nadiya, por tu valiente trabajo en bien de la humanidad. Estamos contigo a la distancia, con orgullo y admiración. Abrazos desde Argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído