La economía española mantiene su impulso: crecimiento del 0,7% en el primer trimestre impulsado por las exportaciones

30 de Abril de 2024
Guardar
EXPORTACIONES
EXPORTACIONES

La economía española ha logrado mantener su ritmo de crecimiento durante el primer trimestre de 2024, con un aumento del 0,7%, cifra que iguala la del trimestre anterior y supera las expectativas en un entorno económico global desafiante. Este avance ha sido impulsado notablemente por las exportaciones y una inversión revitalizada, según los datos preliminares del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Producto Interior Bruto (PIB) de España no solo ha mantenido su tasa trimestral, sino que también ha acelerado su crecimiento interanual hasta el 2,4%, tres décimas más que en el periodo anterior. Este vigoroso desempeño se debe en gran medida a la contribución de 2,2 puntos de la demanda nacional y una mejora notable de la demanda externa, que ha aportado dos décimas al crecimiento interanual.

Crecimiento trimestral

En el desglose del crecimiento trimestral, el sector exterior ha sido particularmente destacado, representando cinco de las siete décimas del aumento, evidenciando la fortaleza de las exportaciones en la economía. Además, la inversión ha mostrado una recuperación impresionante, con un aumento del 2,6% en el trimestre, marcando un cambio significativo después de dos trimestres consecutivos de cifras negativas.

Sin embargo, no todas las áreas han experimentado crecimiento; el gasto público ha registrado una caída del 1%, su primera tasa negativa trimestral desde mediados de 2022. A pesar de esto, el consumo de los hogares ha continuado creciendo a un ritmo constante de 0,3%, estabilizado por mejoras en los ingresos y una inflación relativamente controlada.

Fuerte dinamismo de la economía

El ministro de Economía, Carlos Cuerpo, ha resaltado el "fuerte dinamismo" de la economía, subrayando que el crecimiento es equilibrado y que la demanda interna junto con el sector exterior están impulsando la economía hacia adelante. Además, ha enfatizado el incremento en la inversión, especialmente en bienes de equipo y vivienda, con crecimientos del 3,7% y del 3%, respectivamente.

Otro factor clave ha sido el rendimiento de las exportaciones, que han aumentado un 2,4% en el trimestre. Esto, combinado con el crecimiento positivo en todas las ramas de actividad, especialmente en la industria manufacturera que registró un aumento del 2,2%, pinta un panorama optimista para la economía española.

Más allá de los datos actuales, las perspectivas para el resto del año también son prometedoras, con instituciones como el FMI, la OCDE y la Comisión Europea anticipando que España crecerá alrededor del 2% en 2024. Este crecimiento, aunque moderado, es significativamente más robusto en comparación con muchas otras economías de la eurozona.

En conclusión, la economía española está demostrando resiliencia y capacidad para navegar a través de las turbulencias económicas globales. Con un enfoque continuado en fortalecer la demanda interna y aprovechar las oportunidades en el sector exterior, España está bien posicionada para mantener su trayectoria de crecimiento en 2024 y más allá.

Lo + leído