jueves, 23mayo, 2024
20.7 C
Seville

El British Journal of Medicine publica una investigación sobre la integridad en los ensayos de la vacuna anti Covid-19 de Pfizer

La denuncia de una trabajadora de Ventavia, la empresa encargada de analizar los ensayos, es recogida por este diario médico

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El British Journal of Medicine, uno de las publicaciones de referencia en el ámbito médico publicó ayer una investigación en la que se denuncia problemas de integridad en los datos y en la supervisión de los ensayos clínicos realizados sobre la vacuna anti Covid-19 de Pfizer.

Según informan en su publicación, «la velocidad puede haber tenido un costo a costa de la integridad de los datos y la seguridad del paciente». Un director regional que trabajaba en la empresa de investigación «Ventavia Research Group» afirmó al The BMJ que «la compañía falsificó datos, no cegó a los pacientes, empleó vacunadores capacitados de manera inadecuada y tardó en dar seguimiento a los eventos adversos informados en el ensayo fundamental de la fase III de Pfizer».

Señalan además que «el personal que realizó los controles de calidad estaba abrumado por el volumen de problemas que estaban encontrando». Desde Ventavia informaron de estos problemas a la FDA, mediante su director regional, Brook Jackson, que envió quejas por escrito, lo que tuvo como respuesta el despido de este director. Ha sido él precisamente quien ha facilitado a The British Journal of Medicine «docenas de documentos internos de la empresa, fotos, grabaciones de audio y correos electrónicos».

Según detalla la publicación, Jackson habría denunciado una serie de irregularidades en la fase de prueba de la vacuna de Pfizer, entre otras, la falta de seguimiento oportuno de los pacientes que experimentaron efectos adversos tras la administración del tratamiento anti COVID-19 (vacuna), que los viales no se almacenaban a las temperaturas adecuadas, las muestras del laboratorio estaban mal etiquetadas. Una serie de irregularidades en la que Jackson denunciaba ante la FDA las irregularidades detectadas a través de un informe. Según explican en la información publicada en The BJM, Jackson nunca obtuvo respuesta, salvo que fue despedida de Ventavia, una de las empresas que debía analizar los controles de calidad.

La información revela que otros compañeros de trabajo que también dejaron la compañía reconocían que las denuncias de Jackson eran ciertas.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído