sábado, 13abril, 2024
21.6 C
Seville
Advertisement

El Congreso debate la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel

Podemos lleva al Pleno una proposición no de ley en la que reclama a Pedro Sánchez la ruptura de relaciones con Israel por la ofensiva en Gaza y la suspensión del comercio armamentístico con el país hebreo

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La operación de exterminio que Israel inició en octubre de 2023 tras los atentados terroristas de Hamás sigue estando vigente en el debate político español. Tanto es así que hay posturas tan enfrentadas que van desde la defensa radical del ultrasionismo y la justificación de la ofensiva que ya ha asesinado a más de 30.000 personas que realiza Isabel Díaz Ayuso, hasta la exigencia de ruptura de relaciones diplomáticas de Podemos.

La formación morada ha conseguido llevar al Pleno del Congreso de los Diputados una iniciativa, en forma de proposición no de ley (PNL) con la que reclaman al gobierno de Pedro Sánchez la ruptura de las relaciones diplomáticas con Israel y la suspensión inmediata del comercio armamentístico con el país hebreo. Además, reclaman la intensificación de la ofensiva diplomática española para facilitar la entrada de ayuda humanitaria y la creación de corredores en Gaza.

La PNL se debatirá mañana en el Pleno e, independientemente del resultado, posicionará con claridad a los diferentes grupos parlamentarios respecto a la operación de exterminio israelí.

Podemos recoge en su iniciativa la ingente cantidad de civiles asesinados por Israel y la vulneración de tratados internacionales por la destrucción de hospitales, escuelas y mezquitas.

La formación morada hace referencia a la obligación de la comunidad internacional de utilizar todos los medios posibles para frenar la ofensiva israelí y el asesinato indiscriminado de civiles inocentes, además del cumplimiento del derecho internacional humanitario.

La relación comercial de España con Israel también es tratada en la PNL. Podemos señala que nuestro país es uno de los mayores importadores de armamento fabricado en Israel, lo que coloca a España como cómplice del desarrollo de la industria armamentística del país hebreo, armas que luego se utilizan para la comisión de crímenes de lesa humanidad.

Apartheid y genocidio

En Israel se ha implantado, con la connivencia de la comunidad internacional y el paraguas de los Estados Unidos, un régimen de apartheid en Gaza, Jerusalén Oriental y Cisjordania. La prohibición de formas especialmente graves de discriminación y opresión institucional, o apartheid, constituye un principio fundamental del derecho internacional.

La Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid de 1973 y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) de 1998 definen el apartheid como un crimen contra la humanidad que consta de tres elementos principales que se aplican por Israel de forma sistemática: intención de mantener la dominación de un grupo racial sobre otro; contexto de opresión sistemática por parte del grupo dominante sobre el grupo marginado; y actos inhumanos.

La referencia a un grupo racial se entiende actualmente no solo en relación con los rasgos genéticos, sino que también se basa en la ascendencia y el origen nacional o étnico, de acuerdo con la definición de grupo racial en la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.

El crimen de lesa humanidad de persecución, tal como lo definen el Estatuto de Roma y el derecho internacional consuetudinario, consiste en la privación grave de derechos fundamentales a un grupo racial, étnico o de otro tipo con intención discriminatoria.

Los diferentes elementos de estos crímenes están presentes en el territorio ocupado por Israel, como parte de una política que consiste en mantener la dominación de los israelíes judíos sobre los palestinos en todo Israel. En Palestina, esta política se combina con la opresión sistemática y los actos inhumanos contra los palestinos que allí viven.

Todo ello se ha incrementado con la ofensiva sobre Gaza que Israel justifica como parte de su derecho a defenderse y a responder a los ataques de Hamás. Sin embargo, la magnitud de los ataques, el número de civiles asesinados y las violaciones de las convenciones y los tratados internacionales con la destrucción de escuelas, mezquitas y hospitales están demostrando que lo que está ocurriendo en Gaza no es una respuesta a Hamás, sino una operación de exterminio.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. Hace un mes las atrocidades de la guerra en Gaza tenían espacio en la prensa europea, ahora ya no. Ahora son un eco distante y más que de la guerra en sí, se informa de cuestiones secundarias: Human Rights Watch dice…, el Gobierno en Gaza dimite por…, o esta noticia misma, y cosas así.
    Todo para quitar el foco de un genocidio sobre la población civil. Hay que ver el contraste con la guerra en Ucrania por ejemplo, o entre el tratamiento informativo a Putin y a Netanyahu. Supongo que esto viene dirigido desde la OTAN.

  2. Es lo mínimo que se puede hacer para intentar frenar el genocidio de los palestinos llevado a cabo por el IV Reich, Israel.
    Por decencia e higiene democrática se tendría que cortar toda relación (comercial, diplomática, u otras) con Israel.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído