sábado, 15junio, 2024
22.5 C
Seville

El día en que descubrí a Jesús Egido

Javier Puebla
Javier Pueblahttp://www.javierpuebla.com
Cineasta, escritor, columnista y viajero. Galardonado con diversos premios, tanto en prosa como en poesía. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año, El año del cazador, 365 relatos que encierran una novela dentro.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Ay…, la desconcertante lentitud de las liebres. Conozco a Egido hace ¿quince años, diecisiete? Por ahí, más o menos. Desde sus principios como editor, cuando fundó Rey Lear. Hasta ha venido alguna vez hasta casa, hasta mi barrio, para hablar de posibles proyectos comunes. ¡Y yo sin verlo! Sin saber quién era y cómo era. Hasta ayer. Jueves. 23 de mayo de 2024. En la librería Lé de la Avenida Alberto Alcocer, dónde me había invitado a asistir Luis Alberto de Cuenca (luego me fui con él hasta su Cueva de Alí Babá, su biblioteca en Don Ramón, donde nos hicimos un selfi en el cuarto que había sido el de su hijo -mi amigo- Álvaro; pero esa es otra historia).

Estamos en Lé. Se presenta POEMA DEL CANTE DE JONDO, de Lorca, ilustrado por Raúl Arias y con edición de Luis Alberto de Cuenca:

-Le corregí las comas. Y me parece increíble que ningún otro editor se haya atrevido a hacerlo antes de ahora.

Con un principio así allí podía pasar cualquier cosa.

Y, en efecto,

(iba a cargarme esas dos comas alrededor del “efectismo” pero a lo mejor le habría parecido mal a Luis Alberto; aunque seguro que me perdona. Lo repito y me cargo las comas).

Podía pasar cualquier cosa, y en efecto pasó de todo.

Pasó que me enteré de cómo funciona el mundo de la ilustración en prensa. Pasó que al final de la presentación y tras pasar todos por el sótano para ver las ilustraciones de Raúl Arias, descubrí que las imágenes eran mucho más poderosas, impactantes y cargadas de alma al reproducirse en el libro que en los originales. ¡Qué magia!

Pero lo que más pasó, al menos a mí, fue Egido. Ya he dicho más arriba que lo conozco de largo. Pero bueno… un editor. Y de repente ¡Dios mío, qué tipo formidable! ¡Qué amor por la que estaba haciendo! ¡Qué entusiasmo! Se le borró todo: la cara, la edad que pueda tener, el pelo… no sé, ¡todo! Porque era pura alma -Egido, Jesús Egido- mientras explicaba que el ritmo del libro como “objeto-libro”, como entidad independiente más allá incluso de su propio contenido (no lo dijo de ese modo exacto pero yo lo entendí así) era algo único, distinto al texto o a sus imágenes contempladas separadamente. ¡Y es tan cierto! Me dieron ganas de pedirle un autógrafo. Explicó cómo persigue y convence a los ilustradores para liarlos en sus maravillosos proyectos (el libro del Cante Jondo es un absoluto objeto de deseo, como también lo es el Ítaca y otros poemas que luego me regalaría Luis Alberto de Cuenca en su casa).

Javier Puebla y Luis Alberto de Cuenca en el cuarto de Álvaro-by Daniel Fénix.

En suma: pedazo de editor, pedazo de pasión por lo que está haciendo, pedazo de libros que publica.

Creo que con lo anterior ha quedado claro lo que sentí, experimenté, el jueves 23 de mayo en la presentación de POEMA DEL CANTE JONDO de Lorca en la Librería Lé de Madrid.

Un asombro y un estremecimiento. Me quito y el sombrero y aplaudo. A todos, por supuesto, pero sobre todo a Egido, Jesús Egido. Nunca es tarde para descubrir que alguien es maravilloso y te cae ilimitadamente simpático.

Nada más. Voy a permitirme cerrar este artículo -que por supuesto es todo descaro- con la foto que me hice luego con Luis Alberto en el cuarto de su hijo Álvaro, donde han acabado convertidos en estanterías para los libros hasta los armarios.

Excelsior.

https://www.reinodecordelia.es/producto/poema-del-cante-jondo/

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído