jueves, 25abril, 2024
13.2 C
Seville
Advertisement

El discurso universal que repiten presentadores, militares, y fue escrito por un biólogo español

Fernando López-Mirones es el autor de un texto que ha dado la vuelta al mundo

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Es muy posible que usted haya escuchado, visto, o leído directamente el texto que se refiere a las personas no vacunadas contra el covid-19 como «héroes». Un texto emotivo que ha sido compartido en redes sociales, incluso por personas vacunadas.

Un discurso que volvió a ser compartido cuando un General francés, Chrstian Blanchón, lo reprodujo, aunque con alguna modificación.

También se recitó (adaptado) por el presentador Brad Wylder y corrió por las redes de distintos países.

El texto original

El texto original fue escrito y publicado en el mes de julio y aquí podemos leerlo:

«Incluso si yo fuera polinoculado y pautacompleta, miraría a los purasangre con admiración por haber sido capaz de resistir la mayor de las presiones jamás vista, incluso de sus parejas, padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo y médicos.


Las personas que han sido capaces de tal personalidad, valentía y capacidad crítica son, sin duda, lo mejor de la humanidad.


Están por todas partes, de toda edad, educación, condición e ideas. Son de una pasta especial, son los soldados que todo ejército de la luz querría en sus filas.


Son los padres que querría todo hijo, y los hijos soñados de cualquier padre. Son seres por encima de la media de sus sociedades, son la esencia de los humanos que construyeron todas las culturas y conquistaron horizontes.
Están ahí, al lado de usted, parecen normales, pero son superhéroes.
Hicieron lo que otros no pudieron, fueron el árbol que resistió el huracán de insultos, descalificaciones y marginación social.


Y lo hicieron pensando que estaban solos, creyéndose los únicos.


Eliminados de las mesas de sus propias familias en Navidad, jamás se vio nada tan cruel. Perdieron trabajos, dejaron hundirse sus carreras, se quedaron sin dinero… pero les dio igual.


Aguantaron ser discriminados, señalados, delatados y sufrieron humillaciones sin medida… pero siguieron.


Nunca antes en la humanidad hubo un casting similar, ahora sabemos quiénes son los mejores del planeta Tierra.


Mujeres, hombres, mayores, jóvenes, ricos, pobres, de toda raza o religión, los purasangres, los elegidos del arca invisible, los únicos que fueron capaces de estabilizar firmes cuando todo se hundió.


Esos sois vosotros, habéis superado una prueba inconcebible de que muchos de los más duros marines, comandos, boinas verdes, astronautas y genios no han sido capaces de resistir. Estáis hechos con la materia de los más grandes que jamás existieron, esos héroes que nacen entre la gente normal y que brillan en la oscuridad.


Sí, eres tú, la culminación del espíritu del Homo sapiens indomitus.

Un aullido»

El autor: Fernando López-Mirones

El autor de este texto, que seguramente nos haya llegado, bien por la noticia del General francés, o bien por el vídeo del presentador de noticias, fue escrito por el biólogo español Fernando López-Mirones.

Un detalle que en estos tiempos es digno de reseñar, puesto que este científico, profesor y autor de documentales que cuenta con una carrera prestigiosa, ha sido censurado, atacado y señalado por exponer sus opiniones, así como información de interés durante la pandemia. Es autor, de hecho, de un libro, «Yo, negacionista», que está siendo un éxito precisamente por su claridad y contundencia, por hablar de aquellas verdades incómodas que se han intentado tapar a la ciudadanía durante estos años.

López-Mirones ha sufrido la censura en sus redes sociales, donde aglutinaba a gran cantidad de seguidores. Mantiene un canal de información en telegram y desde allí comparte información, análisis y estudios junto a sus conocidos «aullidos». Ha pretendido ser desprestigiado y silenciado, a pesar de haber sido un profesional que cuenta con una larga trayectoria y un reconocido prestigio.

Este escritor, precisamente, solicitaba el otro día que se hiciera justicia con el texto citado, puesto que estaba siendo atribuido al General Francés, sin que se corrigiera una cuestión fundamental para un autor: el reconocimiento de la paternidad del texto.

Puede que para nuestros lectores sea este un detalle menor, sin importancia, considerando que lo fundamental es el mensaje y no quién lo haya escrito. Es comprensible. Sin embargo, cuando una persona dedica su tiempo, su profesión y su energía a producir textos que sirvan a los demás para pensar, para sentir y son compartidos, la autoría es importante, pues supone el mínimo reconocimiento al autor. Algo que en estos tiempos, además, debe cuidarse y protegerse porque no vamos sobrados de valientes que den la cara.

La que escribe estas líneas se puso en contacto con López-Mirones para conocer el asunto en cuestión. Y a continuación, contacté con el General francés, quien me confirmó que él había encontrado el texto en linkdin, sin firma, y había hecho uso de ello. Efectivamente, no hizo alusión al autor, pues según él, no era conocido. No obstante, señaló que haría público que el texto no era suyo, sino de Fernando López-Mirones.

Sirva esta pieza para dejar constancia de un hecho que, para un autor es importante, y para quienes buscamos la verdad de las cosas, también.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. Lástima que se uniera a la secta de los ‘grafeneros’ (disidencia controlada) para acabar siendo desacreditado públicamente como sparring remunerado de la Mass Media. Mientras l@s verdaderos científicos siguen trabajando en las sombras, mediando como peritos judiciales y quedando relegados al ostracismo por no disponer de un relato ‘cool’ y fantasioso para alimentar y alentar a las masas.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído