domingo, 21abril, 2024
15.9 C
Seville
Advertisement

El Guggenheim 2 en Urdaibai (Bizkaia) no debería hacerse «por encima de todo», es más, no debería construirse

SUS FUNDAMENTOS NADA TIENEN QUE VER CON LOS QUE SE MANEJARON PARA DICHO MUSEO EN BILBAO

Félix Lareki Garmendia
Félix Lareki Garmendia
Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao. Su carrera profesional fundamentalmente la ha desarrollado en Xerox España S.A.U.. Exprofesor de la Escuela Superior Universitaria de Marketing en la Cámara de Comercio de Bilbao, del Master de Marketing y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del País Vasco UPV - EHU. Durante 8 años ha estado en política en el País Vasco. Vicepresidente de la Asociación Internacional Aulamar para personas discapacitadas para el disfrute de la navegación a vela. Tiene publicados varios libros con ESIC Editorial. Su lema es “pasión por el arte y las personas”, lector empedernido, escritor y analista social.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Pensamos que es lo que estimula a la parte favorable para construir el Guggenheim2 en Urdaibai (Bizkaia) y nos vienen a la memoria algunas razones.

La más manida es que ya se hizo en Bilbao y eso ha supuesto para la capital vizcaína y para sus habitantes motivo de orgullo y satisfacción. Nos han puesto -dicen los que piensan favorablemente- en todas las guías turísticas del mundo y la consecuencia ha sido una venida muy importante de turistas. Incluso a consolidado la llegada de grandes cruceros al puerto de Getxo.

Pero a nadie o más bien, a muy pocos se les ocurre plantearse más preguntas, como por ejemplo ¿Qué bueno es la llegada masiva de turistas a una ciudad? ¿Conocen que en las capitales donde se ha hecho costumbre la afluencia masiva de turistas las situaciones se hacen muy incómodas? ¿Pregunten como qué fácil es ahora realizar una visita a San Juan de Gaztelugatxe?

Pero que nadie piense que uno es contrario a la creación del turismo y a sus beneficios. Solamente que hay que regularlo y esto siempre se hace cuando surgen los problemas.

Creo que la venida del Museo Guggenheim a Bilbao ha supuesto muchas mas cosas positivas que negativas. Cada persona debe aportar su punto de vista, y los hay y muchos.

En los meses de verano Donostia -San Sebastián– es un hervidero de turistas. Si Ud va al Casco Viejo de la ciudad probablemente tenga que hacer cola para tomarse un “marianito” -vermut pequeño- con un pintxo -banderilla-. No digamos si se le ocurre pisar la playa de la Kontxa. Tenga cuidado con los excesos de aglomeraciones. Pero es que además los precios de la vivienda en la capital guipuzkoana se ha disparado sobremanera. Vivir en Donostia es para ricos. Los que no lo son viven en los pueblos de alrededor

En Bizkaia hoy lo que está de moda tanto para el Gobierno, los políticos o la ciudadanía es hablar del nuevo proyecto de construcción del segundo Guggenheim en el Urdaibai comarca muy próxima a Bilbao. Lo que se esta convirtiendo en los coloquios en motivo de discusiones muchas veces un tanto acaloradas.

¿Quien ha tomado la iniciativa de esta construcción?, desde hace años es exclusivamente la clase política, mas concretamente PNV, nadie más y se preguntarán el porqué. Una obra de la que ya se habla de 130 millones de euros, que serían los primeros aparte mejoras necesarias en la comunicación y accesos. Podría pensarse sobre los 200 millones.

Con un hándicap importante y es que el lugar donde quiere emplazarse esta catalogado como Reserva de la Biosfera de la Unesco. Estos son zonas de ecosistemas terrestres o marítimos, o una combinación de los mismos, como en este caso, reconocidos en el plano internacional como tales en el marco del programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO. Contribuye a la conservación de los paisajes, de los ecosistemas naturales, de las especies y de la variación genética, en forma sociocultural y ecológicamente amigable con el planeta.

Pues bien es en este espacio -Reserva de la Biosfera de la UNESCO- donde se quiere construir el Guggenheim2, en un pueblo, Murueta donde actualmente hay un astillero que desaparece, pegado a una marisma de un encanto espectacular. Habrá que limpiar previamente el suelo altamente contaminado por el Astillero. Un Astillero que obtuvo su licencia para 0,9 hectáreas en el 43 por el General Franco con una validez de 75 años. Echen la cuenta, en el 1.993 debería haber cesado su actividad, que se le ha permitido de forma extraña habiendo crecido hasta las casi 4,6 hectáreas. Hoy eso se quiere hacer con dineros públicos, cuando es la propia empresa de la familia propietaria la que debería hacer frente a esos costes.

Ello provoca un incremento importante de personas que manifiestamente se expresan por el NO en esta cuestión aludiendo múltiples razones y lo hacen de forma rotunda, sin medias tintas. La primera manifestación del NO ya supuso el encuentro de unas 4000 personas en la población de Gernika, dentro de la comarca del Urdaibai, en la que se pretende fijar una parte de la sede de dicho museo.

Componentes de la plataforma “GuggenheimUrdaibai.STOP” recogiendo el premio ARGIA

Componentes de la plataforma “GuggenheimUrdaibai.STOP” recogiendo el premio ARGIA

Ya hay una página informativa en Facebook a la que puede Ud sumarse gratuitamente y de forma muy sencilla para obtener toda la información referida a este tema. Es un foro de debate muy jugoso que está creciendo rápidamente. En unos pocos meses más de 2000 personas. Se calcula en el breve plazo podrán alcanzarse sobre los 4000. Es como una marea que terminará en una gran crecida de las aguas. Busque en grupos en Facebook “No al Guggenheim en Urdaibai” y súmese si esta de acuerdo en el NO.

La parte ecológica/medio ambiental queda cubierta en forma técnica y jurídica, con la recién creada plataforma “GuggenheimUrdaibai STOP” que ha sido galardonada recientemente con el premio ARGIA por su valiosa aportación en la lucha por el NO. Ya han contratado, gracias a la recaudación de fondos a nivel popular, un equipo jurídico de prestigio que trata de evitar la implantación del Guggenheim en las dos sedes de  Murueta y  Gernika. Un doble emplazamiento para un nuevo museo que nunca lo pidió la ciudadanía y que hoy lo rechaza ampliamente.

Es verdad que los fundamentos de base son distintos, muy distintos a los que se manejaron para su implantación en Bilbao ya hace 20 años. Y hay que decirlo pues es un argumento que manejan las personas del SI a dicho proyecto.

Un fundamento radicalmente distinto es el hecho que dicha comarca es Reserva de la Biosfera promovida por la UNESCO, con las enormes limitaciones que ello supone a su implantación y el atentado ecológico y medioambiental que ello acarrearía. Otro es el del importante clamor popular nada proclive a dicha instalación y apunto a la ciudadanos del Urdaibai, unos 45.000, también de muchas otras personas del País Vasco y del Estado Español. Y en proyectos de este perfil la ciudadanía debería tener su derecho a decidir.

Una panorámica del Urdaibai y la marisma con Astilleros Murueta en primer plano
que cesará su actividad después de 80 años

Una panorámica del Urdaibai y la marisma con Astilleros Murueta en primer plano

que cesará su actividad después de 80 años

Sin embargo el PNV -partido gobernante en Euskadi- ha apuntado con firme decisión  llevar adelante dicho proyecto exhibiendo medias verdades, produciendo apagones informativos y manejando a prensa interesada en beneficio de sus tesis, si bien actualmente se ha tomado un respiro, dicen, para irlo madurando, cuando a nadie se le oculta que las próximas elecciones a la Lehendakaritza -Presidencia- están de por medio, posiblemente Abril de este 2024 y el temor a un rotundo fracaso electoral haga que sea muy prudente esperar. Bildu y otras fuerzas políticas de la llamada izquierda ya se han apresurado a apoyar el NO. El proyecto de momento dormirá, pero no así los que lo promueven y los que discrepan rotundamente de él.

Sumen que en los medios locales, prensa, radio y TV, recientemente,  ha habido  discrepancias entre el Gobierno Vasco y más concretamente entre el lehendakari saliente Sr.Urkullu y la élite de su propio partido,  sobre todo en cuanto a las maneras y procedimientos de como llevar este tema adelante, no en cuanto al fondo del asunto, aunque algunos apuntan que también.

El Gobierno Vasco  apunta la idea de  examinar el tema con un mayor análisis sobre todo en el asunto medio ambiental y por  otro lado, se van perfilando a los partidarios del “SI”, como es el caso del Sr.Pradales candidato a Lehendakari en las próximas elecciones, la Sra. Tapia Consejera de Industria y la Diputada General de Bizkaia Dª Elixabete Etxanobe Landajuela desde el 5 de Julio del 2023 en Juntas Generales de Bizkaia que apuestan por el  SI o SI, lo que cuando menos es muy atrevido.

Lo inmediato -parece ser- es ganar el pleito ya iniciado  por la plataforma ecológica Guggenheim Urdaibai STOP   para evitar el movimiento de 100 a 20 metros de la línea de costa en la marisma y hacer “hueco”. Es algo muy claro para abrir la puerta a la instalación del nuevo museo. Así, si sigue adelante lo dictaminado ya por la Ley de Costas, el edificio cabrá en el área que se pretende. De otra forma si ganan los del NO, el proyecto se detendrá y habrán ganado los del NO. Así de simple. Es verdad que ya hay personas que apuntan por la tercera vía y es emplazar este nuevo museo en otra parte de Euskal Herría. Pero esto es otra cuestión distinta y que hoy no nos ocupa.

Lo que ahora debe justificarse es que el Guggenheim «quepa» junto a la marisma recurriendo a aspectos legales, a pesar de la imposición de una ley que es sumamente restrictiva en zona considerada como “Reserva de la Biosfera».

¿Y saben como se ha solventado?, el Ayuntamiento de Murueta, favorable a la construcción presentó un documento que -parece ser- nadie conocía, en el que se contempla que dichos terrenos estaban catalogados como de ”urbanizables”, es decir se amplia un espacio vital para su construcción. Costas del Estado así lo ha hecho saber de acuerdo a ello. Precisamente esto es lo que se ha recurrido fundamentalmente.

No deseo entrar en ningún razonamiento legal, pero suena cuando menos  raro que ahora la decisión quede amparada por el documento que ha desembocado en la aprobación de  Costas de ámbito estatal. Ahora  si cabe el Museo al menos legalmente de momento.

Creo que en el fondo, teniendo en cuenta solo criterios de sostenibilidad medio ambiental, será imposible que esta historia siga adelante, con una presión popular sólida y discrepante y que esa imposibilidad radique fundamentalmente en la catalogación medio ambiental que actualmente exhibe todo el Urdaibai, 45.000 habitantes y bastantes poblaciones y una marisma de ensueño, de una zona calificada como de Reserva de la Biosfera otorgada por la UNESCO como antes he mencionado.

Y aquí entiendo que habrá que hacer valer la reglamentación europea. Guggenheim Urdaibai STOP afirma que jurídicamente llegará hasta donde sea, Tribunal Superior de Justicia, Audiencia nacional y jueces de la Comunidad Europea

Creo que cuando se recurre casi solo a un documento del que habrá que comprobar su auténtico valor instrumental, dejando de lado otras razones como las medioambientales, ecológicas, sociales y la afectación de que pueda resultar dañada esta Reserva de la Biosfera, estamos en el camino equivocado.

Sin contar además con la opinión popular -muy importante- que cuando menos podría abocar a una consulta pública -referendum- con todas las garantías. Aunque convendría ser muy cauto en el modo en el que se pudiera plantear la pregunta en una forma absolutamente neutral. Si bien la plataforma ecológica GuggenheimUrdaibai.STOP no es partidaria de dicha consulta, sino tajantemente del NO.

Tampoco podemos dejar de lado otras cuestiones no menos importantes, que van directamente ligadas a una planificación meditada de cómo se puede desarrollar una comarca, hasta ahora bastante abandonada. Y esto se ha ignorado hasta el momento.

¿Se han puesto a pensar en las implicaciones de precios de la vivienda que podría tener esa implantación en Gernika y Murueta afectando probablemente a casi todo el Urdaibai? Aunque el resto de las poblaciones que no sean las afectadas directamente seguirían igual de pobres que hasta hoy, sin recibir ningún estímulo adicional. Ninguno desde hace 50 años. Aunque ahora hay muchas prisas por inyectar dinero para obras varias. ¿Por qué?

El Urdaibai. Un paraíso, ¿Inexpugnable?

El Urdaibai. Un paraíso, ¿Inexpugnable?

¿Conocen Uds., Las Vegas en USA? ¿A quien ha favorecido la implantación de una ciudad así? ¿Ese es el progreso que se desea? Unos cuantos forrándose sacando fruto de la magia de los casinos.

En pasadas fechas hubo un artículo en el diario El Correo de Bilbao explicando el futuro de esta ciudad con zonas super ricas y otras pobres. Abando donde se ubica el actual Guggenheim y Txurdínaga. Con precios de suelo que duplican los de una parte a otra de la ciudad. ¿Ese es el modelo que queremos? ¿A quien favorece que sea así?

En Urdaibai lo que muchas personas piensan es que hay un espíritu de crear una riqueza para los que ya son ricos, no organizando una comarca en las que las oportunidades sean las mismas para todos. Una especie de Jauja en perfecto desequilibrio.

Vean, me han llegado noticias que precisan ampliar las zonas de aparcamiento para los visitantes en San Juan de Gaztelugatxe, ¿Dónde? No hay otro sitio mas que en el monte, pero añadan la nueva instalación de un molino eólico justo enfrente de la bahía de Basordas en Lemoniz, si se asoman verán que es gigantesco, pues bien parece ser se contemplan algunos más, con unos cadenotes también gigantescos para anclarla adecuadamente. Me figuro que seguro habrá una afectación al medio ambiental. Entendemos que esa instalación no ha contado con la ciudadanía para nada.

Parece ser que el progreso, para algunos, solo pasa por estos proyectos, poco ecológicosque derivan en daños medioambientales, sobre los que la información pública es inexistente.

¿Alguien piensa que en una zona como la del Urdaibai, con un toque super internacional  como es la implantación del nuevo museo, la comarca pueda progresar?, que los jóvenes por ejemplo, no sigan escapándose para conseguir un porvenir fuera de la misma y obtener realmente oportunidades de trabajo que ahora no existen.

Piensen en la enorme cantidad de cosas que necesita la comarca y el bajísimo nivel de inversiones que se ha realizado. ¿Alguien cree que el Guggenheim lo puede solucionar?

A uno se le ocurre pensar en la mejora de las actuales comunicaciones, la implantación de un bosque con especies autóctonas, la implantación de medios sanitarios que den respuesta a las actuales necesidades como un buen hospital para toda la comarca, la implementación de algún museo de índole local dirigido a carencias actuales, como puede ser la pelota, la herramienta, un museo de trajes, de la bicicleta, la implantación de una escuela de FP, o de una facultad relacionada con temas de biología marina o de temas agrícolas, recuperación de las aguas actualmente deficitarias y contaminadas de una vez por todas.

O bien disponer de  un espacio para gente muy pudiente, con una fuerte revalorización del suelo, con un arreglo de las comunicaciones solo en “local”, con un precio para los alquileres no válido para la población actual y con un impacto de visitantes que ya ahora roza casi el pleno en los meses estivales, con planes para viviendas de tipo social, etc. Y no olvidemos los problemas actuales para disponer de agua potable suficiente para toda la población.

El día pasado desde la tribuna pública del grupo informativo y de debate en Facebook NO AL GUGGENHEIM EN URDAIBAI se dio la oportunidad a todas las personas para plantear alguna necesidad concreta en la comarca y saben que respuesta se obtuvo. Más de 100 proyectos se plantearon como de absoluta necesidad en sanidad, educación, trabajo, cultural, deporte, tercera edad, jóvenes estudiantes, enseñanza profesional y superior, etc… Vean las respuestas que están todas publicadas o súmense libremente a este grupo de comunicación.

Hay un camino a recorrer. No el del pelotazo, para una «fantástica» obra, irreal y llena de imprecisiones y conveniencias . Pues es eso, irreal, no pasa de ser un puro espejismo que esconde la verdad de las cosas, a través de promesas ciudadanas, la especulación del suelo y de la vivienda. Y el impacto en nuevos trabajos y ventajas que se pretenden vender y que no se cree nadie.

Bilbao, no debe crear barrios lujosos de primera con otros de clase obrera, sino quiere tener problemas como París, pero igualmente Urdaibai aparte de criterios de sostenibilidad más ligados a la propia naturaleza que ya de por si es «excelsa», debe tener en cuenta evitar aspectos críticos de zonas ricas y zonas marginadas. Con megaproyectos que no tienen nada comparable con el Guggenheim de Bilbao.

No vale decir que si eso fué un éxito en esta ciudad, lo sea igualmente en Gernika, que es lo que se esta intentando vender con promesas, falsedades de mejoras a gente de buena fé como la que reside en la comarca del Urdaibai. No hay mejor museo que el actual, el de esa magnífica naturaleza que está punto de ser dañada de por vida.

Urdaibai, ni es Bilbao, ni es París, ni es Las Vegas. Es de momento una Reserva de la Biosfera reconocida así por la UNESCO, a falta de un proyecto serio de inversiones y crecimiento – prometido desde antaño- que conjugue también nuestra idiosincrasia como Pueblo, con nuestra propia lengua, nuestras costumbres rurales, eso sí para mirar un futuro real de «sostenibilidad», desarrollo, en el que las próximas generaciones puedan retratarse y puedan agradecer a los ciudadanos de hoy como garantes de ese futuro que vivirán.

Un museo natural y paisajístico. Urdaibai. Reserva de la Biosfera

Un museo natural y paisajístico. Urdaibai. Reserva de la Biosfera

Los grandes proyectos hoy en Bizkaia, pasan por la venida subterránea del AVE a Bilbao, el enlace para el transporte de personas y mercancías entre Leioa y la otra margen del Nervión por debajo de este, también en forma subterránea, hace poco se construyó la Super Sur con una circulación actual que pone en duda la necesidad de dicha construcción. Hoy es el Urdaibai y la construcción de un segundo Guggenheim en Bizkaia. Megaproyectos con grandes inversiones. Los procesos de contratación y adjudicación deben ser rigurosamente transparentes y libres de toda sospecha. Es la única manera de construir un País, el nuestro, el de los vascos.

Concluyo: Por eso los politicos no solo ellos tienen la palabra, ellos tiene una enorme responsabilidad al manejar los recursos públicos, de todos nosotros, abandonando el discurso político del SI POR ENCIMA DE TODO.

Hasta mi ya se han acercado muchas personas pidiendo una manifestación masiva en Bilbao. Creo que al final todo se andará.

Urdaibai no esta en venta. Díganlo, grítenlo, cuéntenlo……….

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído