domingo, 14abril, 2024
23.7 C
Seville
Advertisement

El IPC de abril certifica un aumento de los precios del 8,3%

La tasa de variación anual del IPC del mes de abril se sitúa en el 8,3%, un punto y medio por debajo de la registrada en marzo

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los datos del IPC del mes de abril muestran una tasa anual del 8,3%, una cifra que mantiene una tendencia preocupante que pone en jaque el poder de compra de los hogares. Compromete el proceso de recuperación económica y social de nuestro país. Además, se destaca el alza persistente del precio de los productos energéticos. Han terminado extendiéndose al resto de bienes básicos, registrándose en abril un encarecimiento de los alimentos del 10,3% anual. 

IPC de abril

El IPC del mes de abril muestra una tasa interanual del 8,3%, 1,5 puntos menos respecto al dato del mes anterior. Con esta tasa anual, el promedio de los cuatro primeros meses ha sido del 8%, superando holgadamente el dato medio registrado en 2021 (3,1%) y todas las estimaciones realizadas para 2022 antes de que comenzase el año.

En este comportamiento, cabe destacar la subida de los precios de los alimentos, que crecen un 10,3% anual, mientras que el precio de la electricidad y los carburantes, aunque descienden respecto al mes anterior, permanecen en valores elevados, con crecimientos interanuales del 34,9% y 25%, respectivamente.

Por su parte, la estimación de inflación subyacente, que excluye los productos energéticos y los alimentos no elaborados, aumenta un punto, alcanzando una tasa anual del 4,4%, el valor más elevado desde diciembre de 1995. Así pues, como llevamos alertando los últimos meses, el shock energético ha terminado generando un problema inflacionista de componente estructural, toda vez que se ha producido un efecto contagio sobre el precio de bienes y productos básicos, encareciéndose así la cesta de consumo habitual de los hogares.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído