lunes, 24junio, 2024
31 C
Seville

El «misterio» de la izquierda «conservadora» alemana que hace temblar a la «izquierda instrumental»

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El concepto acuñado es «izquierda conservadora», para hacer referencia a una izquierda antiglobalista, que denuncia el totalitarismo rampante, que no ha encontrado oposición en la supuesta izquierda que se encuentra en las instituciones y que ha fagocitado el debate público y la protesta social.

La alianza liderada por Sahra Wagenjecht (BSW) es el creciente partido de la llamada «izquierda conservadora» que está comenzando a poner nerviosa a la «izquierda institucional» en Alemania.

Las encuestas apuntan a que este partido, que se ha distanciado de Die Linke, podría convertirse en la delegación más amplia a la izquierda de Los Verdes, tras las elecciones al Parlamento Europeo.

Señala Euractiv que, el mes pasado, BSW anunció que había reunido suficientes socios para lanzar un nuevo grupo de izquierda en el Parlamento Europeo, generando un evidente nerviosismo en la izquierda que hasta ahora se presentaba como única alternativa. La consecuencia directa del avance de BSW podría suponer una disolución inmediata de GUE/NGL, el grupo hasta ahora existente.

Las negociaciones, en silencio

Una de las claves del éxito de esta formación es su trabajo discreto. Lejos de titulares incendiarios, de disputas vanales, la línea que mantienen es la del trabajo constante, y procurar ser cuidadosos ante las elecciones. El candidato principal, Fabio de Masi, ha informado de que los procesos de negociación de la formación se están manteniendo a puerta cerrada, y se harán públicos después de las elecciones europeas.

No está del todo claro, pero Euractive apunta a que esta nueva formación no contará ni con la Izquierda Insumisa de Francia, ni con Die Linke, ni con Syriza de Grecia.

El principal ataque que recibe este nuevo proyecto es el de ser «izquierda» pero «conservadora». ¿Qué quiere decir esto exactamente?

Se oponen al «engaño» de lo que se nos presenta como políticas verdes, suponiendo en realidad «una regresión para el medio ambiente», para la agricultura y para la sostenibilidad. Denuncian la «cultura de la cancelación» impuesta actualmente, donde la manera de eliminar los debates públicos sobre cualquier cuestión es, directamente, hacer desaparecer de la esfera pública a quien no comulgue con el discurso oficial. El proyecto aboga por reforzar la soberanía nacional de los Estados Miembro de la UE. Se oponen al envío de armas a Ucrania, a las sanciones contra Rusia, y lo hacen desde una perspectiva de estrategia para Europa, no por tener ningún tipo de anfinidad con Rusia, según Wagenknech ha explicado en reiteradas ocasiones.

Contra las grandes corporaciones

La batalla que están dispuestos a dar desde este nuevo partido pone su objetivo en las grandes corporaciones, en la medida en que se ha generado un evidente conflicto entre los intereses de la mayoría social y los de estas entidades. Quieren poner el foco en la injusticia económica, que está cargando sobre los hombros de la ciudadanía la responsabilidad de dedcisiones políticas que no tienen capacidad de abordar.

Su principal cabeza visible, Masi, está de acuerdo en que se sienten más cómodos sin la etiqueta de «izquierda». No porque no compartan los principios y valores que, tradicionalmente, habría defendido esta ideología, sino porque, actualmente, carece ya de contenido teniendo en cuenta las políticas que se han llevado a cabo por las formaciones consideradas de izquierda en la actualidad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído