domingo, 25febrero, 2024
18.3 C
Seville

Entrevista a Marta Cabezos, trabajadora social a cargo de pacientes en cuidados paliativos

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Mientras voy charlando con Marta Cabezos, trabajadora social al cuidado de enfermos en cuidados paliativos dentro de un hospital, voy descubriendo a una persona que ama, además de verás, la labor que está desarrollando. Los pacientes que atiende no sólo se encuentran en una situación de salud critica, sino que también, por eso mismo, las historias de sus vidas despiertan, por lo intenso del momento, un inusitado interés. Desde aquel extranjero que desea morir en España para poder ser enterrado junto al amor de su vida, hasta aquella señora que recibe unas palabras de tranquilidad cuando se le hace saber que su perro, a quien más quiere en el mundo, lo iban a cuidar cuando ya no estuviera. Pienso que es bueno conocer todas estas situaciones que se nos pueden presentar a la mayoría ya en lo postrimero de nuestra vida, pero quizás sea mucho mejor saber de esa gran labor que realizan esas trabajadoras como Marta, las cuales nos pueden llegar a acompañar en unos momentos muy delicados, quizás los últimos, para que tanto nosotros como nuestra familia podamos alcanzar la mejor calidad posible.

Francisco: ¿Qué es el servicio social en un hospital?

Marta: Consiste en contemplar los aspectos socio-familiares que inciden en la situación clínica de los pacientes, así como los que se derivan de ella y la necesidad de continuidad de los cuidados que requieren, promover el uso de recursos disponibles, así como informar al paciente y a la familia sobre el uso de recursos institucionales que puedan contribuir a que los individuos alcancen mejor calidad de vida.

Para ello, el trabajador social en el hospital, identifica los factores y situaciones de riesgo social, elabora el plan de intervención social, informa, orienta y asesora al paciente y a su familia sobre las prestaciones y el acceso a recursos socio-sanitarios que pueda necesitar como información, asesoramiento y orientación relativas a valoración y revisión de Ley de Dependencia, valoración y revisión de discapacidad, solicitud de plaza residencial tras alta hospitalaria ya sea temporal, permanente o de urgencia, también realiza informes sociales requeridos, informa a Fiscalía ante cualquier situación susceptible de tomar medidas para la salvaguarda de la persona o sus bienes y al mismo tiempo se coordina con otros servicios, como los diferentes profesionales sanitarios dentro del hospital, con los de Atención Primaria o Especializada y por supuesto con los de los Servicios Sociales.

Francisco: El papel de la trabajadora social es de bastante consideración en la etapa final de una persona. Todos sabemos el gran impacto emocional que trasciende a las personas vulnerables y que en ocasiones fallecen. ¿Qué aporta la trabajadora social a estas personas y, sobre todo, a sus familiares?

Marta: En la Unidad de Cuidados Paliativos mi trabajo consiste en planificar junto al paciente  y su familia, una serie de acciones encaminadas a atender las necesidades sociales que puedan tener, potenciando sus recursos y habilidades para conseguir así adaptarse en las mejores condiciones posibles a esta etapa que no sólo se limita a los últimos días de vida de un paciente, los cuidados paliativos pueden recibirse conjuntamente a un tratamiento específico de la enfermedad, ya que se ha demostrado su influencia positiva en la calidad de vida del paciente y la familia y en la evolución de la enfermedad.

En coordinación con los facultativos especialistas de referencia, se trata de buscar las soluciones más adecuadas para el paciente y su familia así como asesorar y gestionar sobre los recursos socio-sanitarios  disponibles (voluntariado, el Servicio de Ayuda a Domicilio, centros de cuidados medios, etc), colaborar en la organización de tareas y funciones familiares con el fin de evitar la claudicación familiar y el cansancio del cuidador principal, buscando que todos los miembros de la familia participen, búsqueda de ayudas técnicas que permitan adaptar el domicilio del paciente a sus nuevas necesidades (silla de ruedas, cama articulada, etc), escuchar los temores y preocupaciones, tanto del paciente como de sus familiares, proponiendo posibles soluciones, proporcionar sistemas de apoyo, respetar las últimas voluntades, intentar aliviar los sentimientos de culpa que puedan aparecer por parte de los familiares, entender a la familia sin juicios y acompañar sin dejarnos llevar por la intensidad emocional de la situación.

Francisco: La trabajadora social se debe desenvolver junto a otros profesionales de la salud, respecto a tu ámbito con otros profesionales ¿podrías contarnos sobre esa mirada que aporta la trabajadora social y forma parte de esa visión global de la salud?

 Marta: La profesión de trabajador social en el campo de la salud requiere de una visión global que incluya ese velar por el bienestar físico, emocional y social que dicta la OMS y en el que el Trabajo Social tiene mucho que aportar. Hay factores del entorno, de la vida laboral y familiar, que influyen en ese proceso de ausencia de salud, por lo que es muy importante estudiar y valorar todos los factores para poder hacer un diagnóstico en el que tienen que intervenir todos los profesionales desde una perspectiva “interdisciplinar”.

El trabajador social en el ámbito sanitario se ocupa de apoyar, asesorar y acompañar al paciente y su familia en el proceso de enfermedad, enfocando sus intervenciones a la recuperación y adaptación social a la salida del hospital, haciendo hincapié en el incremento de la autonomía y la recuperación de la salud en coordinación con el resto de los profesionales del ámbito sanitario.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído