jueves, 23mayo, 2024
28.8 C
Seville

¿Es normal este odio contra Carles Puigdemont?

Manel Mas
Manel Mas
Estudié contabilidad y economía, fui perito y profesor mercantil, ejercí de profesor en Alesco (Altos Estudios Comerciales) en Barcelona dando clases de contabilidad, cálculo y derecho mercantil.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Leído esta misma mañana: Los fiscales consideran que se tienen que exprimir al máximo todas las posibilidades del Código Penal para reclamar la máxima pena contra el expresidente de la Generalitat.

Además, los fiscales no desaprovechan la ocasión, igual que Llarena, para introducir en su escrito la opinión que les merece la derogación de la sedición. Consideran que se ha «eliminado uno de los instrumentos de respuesta ante agresiones al orden constitucional» y se ha «debilitado su adecuada protección». Otra vez jueces y fiscales dieron su opinión, como si fueran unos meros comentaristas de los poderes legislativo y ejecutivo. Y ellos, que defendían que los hechos de octubre/2017 eran un delito de rebelión, ahora añoran la sedición.

Se demuestra, no solo el sesgo político de los cuatro fiscales del juicio, sino también que el fiscal general del Estado, que en teoría es su superior jerárquico, no tiene ningún poder sobre ellos. Estos cuatro fiscales, considerados la élite del ministerio público, siempre han actuado al margen del gobierno y con plena sintonía tanto con Llarena como con la Guardia Civil, autora de los atestados en que ellos apoyaban sus tesis. Por lo tanto, si la condena por sedición ya fue una derrota para ellos, es fácil de imaginar lo que les debe haber parecido la derogación de este delito.

Sea como fuere, constatamos una vez más que el derecho es un magma interpretable, y que depende mucho de las personas concretas que lo aplican. Será interesante ver como Llarena responde a aquellos con quien hace solo cuatro días iba del brazo. Ahora faltará ver qué dice la Abogacía del Estado, con una implicación mucho más directa del ejecutivo, y qué es la decisión final de Llarena y del Supremo. La experiencia nos demuestra, siempre, que aprovecharán cualquier rendija para imponer su visión de las cosas.

El odio contra Puigdemont no tiene freno, los medios de la caverna y la derecha españolista no le han perdonado el éxito del 1-O. Para ellos fue un tipo de derrota al no haber podido evitarlo. Ahora se trata, pura y simplemente, de una venganza, es lo que les pide su orgullo patriótico para sentirse vencedores de la cruzada.

La Fiscalía del Supremo va más allá que el juez Llarena y eligiendo la vía más dura contra Puigdemont. Llarena retiró la sedición (que ya no existe), pero no quiso cambiarla por desórdenes públicos agraviados y agravió la malversación. La Fiscalía dice que, allá donde había sedición, hay desórdenes públicos (?).

Lo más interesante es que «¿de quién depende la Fiscalía?» O sea que a Sánchez no le resulta mal que los fiscales se pongan duros e incluso digan que donde hubo sedición ahora hay desórdenes públicos, por más que critiquen su reforma. La cuestión es extraditar a Puigdemont, sin importar como, siempre y cuando se consiga.

Mientras tanto el gobierno (Sánchez y Bolaños) sigue pregonando, a diestro y siniestro, que el proceso ya se ha terminado. ¿Alguien se plantea que puede llegar a pasar si Llarena se sale con la suya y el expresidente acaba encarcelado y condenado? ¿Nadie (con alguna excepción) se ha planteado los motivos que dieron paso al proceso? ¿Nadie ha valorado el maltrato que sufrimos, en todos los sentidos, los ciudadanos de Cataluña?

El proceso no se ha acabado ni se acabará, mientras España considere Cataluña como una colonia, a la que se pueda la estrangular financieramente, incumpliendo los compromisos y tratando a sus habitantes como ciudadanos de segunda clase. Cómo dijo un buen amigo, si en vez de ser una fuente de ingresos para el estado, Cataluña tuviera que ser financiada por él, no haría falta la autodeterminación, ya nos habrían expulsado de España sin contemplaciones.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Carles estarás arrepentido de toda la que liates a mi me hiciste cojer muchos nervios un poco más y dejó de hablar con mi hermana optamos por dejar de hablar de Cataluña y asunto resuelto

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído