lunes, 20mayo, 2024
22.4 C
Seville

Isabel Díaz Ayuso tiene dolor de raíles

La presidenta de la Comunidad de Madrid, en pleno enfrentamiento con el gobierno de Pedro Sánchez por las incidencias en Cercanías, tiene en su currículum la mala gestión de la problemática de la Línea 7B de Metro, que es responsabilidad suya

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En las últimas semanas hay varios acontecimientos protagonizados por dirigentes políticos españoles que son tan habituales que se acercan peligrosamente a la definición de rutina. En primer lugar, hay millones de españoles que se despiertan esperando a descubrir cuál va a ser el nuevo «cambio de opinión» (nuevo eufemismo para la «mentira») de Pedro Sánchez. En segundo lugar, los ataques cruzados entre el gobierno e Isabel Díaz Ayuso por las incidencias en el servicio de Cercanías de la Comunidad de Madrid.

Del primer punto ya se ha hablado mucho en este Ágora y, como Pedro Sánchez continuará con sus «cambios de opinión», ya habrá tiempo de profundizar en ellos y de revelar otras cosas bastante más delicadas.

Respecto a la problemática de las Cercanías en Madrid, se ha juntado el hambre con las ganas de comer dado que tanto a Isabel Díaz Ayuso como a Óscar Puente disfrutan en el barro de la polémica.

Sin embargo, lo que podría ser para la presidenta madrileña un buen ariete para desgastar al gobierno de Pedro Sánchez, puede haber efecto bumerán y convertirse en un verdadero «dolor de raíles».

Ayer, durante la sesión de control en la Asamblea de Madrid, se produjo un duro enfrentamiento entre el portavoz socialista, Juan Lobato, y la presidenta de la Comunidad y, evidentemente, el tema de las Cercanías fue tratado.

Lobato le recordó a Ayuso dos elementos muy a tener en cuenta. En primer lugar, que la única línea de Cercanías sobre la que tiene competencia la Comunidad de Madrid es la de Navalcarnero, que no funciona. En segundo término, está la problemática no resuelta de las obras de la Línea 7b de Metro. En este punto el líder socialista puso el acento porque, por más que se pretenda afirmar que se están intentando arreglar la situación, la realidad es que no se está dando ninguna solución digna y efectiva.

El secretario general del PSOE de Madrid afirmó que para Ayuso la ruptura de una aguja de un tren es un ataque de Pedro Sánchez a Madrid. Sin embargo, la construcción de la línea 7b de Metro, sin informes y con las prisas electorales del Partido Popular ha provocado que «se hundan cientos de casas y eso es cosa de la gestión. Esto, en mi pueblo, lo llaman tener la cara de cemento armado».

Además, Lobato reprochó a Ayuso el espectáculo que está montando con las 710 incidencias en las Cercanías en 2023 y que no diga nada de las más de 4.000 que se dieron en 2017, cuando el Gobierno de España estaba en manos del PP.

La presidenta madrileña, tal vez, no se esperaba el tono con el que Lobato ha tratado la situación del transporte público en Madrid y respondió con dureza, pero sin la desenvoltura habitual. No podía reprochar nada, puesto que el portavoz socialista no ha negado en ningún momento la gravedad de las incidencias en las Cercanías, ni las ha querido justificar, algo que, de haberse producido, habría dado rienda suelta al tono habitual de Ayuso en la Asamblea. Por eso se la vio nerviosa, tal y como se puede comprobar en el vídeo.

Y es que no se puede ir a la lucha dialéctica cuando se tienen muertos en la nevera. Por más que pretenda ocultarlo, la realidad es que el gobierno de Sánchez elevó hasta los 7.116 millones de euros las inversiones previstas en la red de Cercanías de Madrid con la suma de actuaciones por 2.027 millones de euros, a través de Renfe y Adif, respecto al Plan inicial.

Esta actuación del gobierno de Sánchez contempla, un 40% más de inversión que en 2018, con 289,5 millones de euros más para reforzar los servicios a través de Renfe y 1.737 millones de euros para mejorar la capacidad y la fiabilidad de la infraestructura ferroviaria a través de Adif. Esta cantidad se desglosa en 1.195 millones de euros más en nuevas actuaciones y 542 millones de euros fruto de la redefinición de actuaciones previstas.

Por más que Ayuso siga diciendo que Sánchez ataca a Madrid por el abandono de las Cercanías, el gobierno ha revisado al alza en dos ocasiones el Plan de mejora de las Cercanías, que en 2018 contemplaba inversiones por 5.089,8 millones de euros. La primera revisión fue en marzo de 2023 y la segunda en octubre.

Sin embargo, la problemática de la construcción de la Línea 7b de Metro le hace tanto daño a Ayuso que no duda en renegar de su responsabilidad. «Yo no he construido un solo kilómetro para tirar nada de nadie, todo lo contrario, estoy poniendo todo lo que me permite el máximo legal para ayudar a las personas afectadas por la línea de San Fernando de Henares, que como bien sabe es una situación que yo no he provocado», afirmó la presidenta madrileña.

Isabel Díaz Ayuso no miente en este tema, ni siquiera «cambia de opinión». Tiene razón, ella no ha construido ni ha mandado construir la Línea 7b del Metro. No obstante, al asumir la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en el lote entra la responsabilidad por todo lo que hayan hecho o dejado de hacer los gobiernos anteriores. Esa responsabilidad no se puede eludir porque lo hicieran otros.

Ayuso sabe que la situación de las familias afectadas por la Línea 7b le genera un importante daño reputacional, porque las casas se siguen cayendo. En los últimos días, por ejemplo, se han declarado en estado de ruina otros dos edificios y hay otros muchos que pueden caerse en cualquier momento, viviendas en las que aún vive gente.

En la mano de la presidenta de la Comunidad de Madrid está terminar con la gravísima situación que viven las familias de San Fernando de Henares. En cambio, no plantea ninguna solución real al problema. Por eso, mientras las casas continúen siendo derribadas, mientras a los vecinos no se les dé una solución efectiva que les dé una vida con dignidad, porque hasta ahora lo único que han hecho los gobiernos del PP es robarles la vida a todos los afectados, Ayuso no podrá mantener su argumentación contra el gobierno de España en lo relativo a las Cercanías.  

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Aquí en Catalunya llevamos años con este problema y como es habitual ya no se habla con lo que no es un problema.
    Va y aparece esta Sra que cada dia es noticia por los medios de comunicación afines y ya tenemos un problemon

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído