lunes, 24junio, 2024
22.5 C
Seville

Juan Manuel Querejeta: PROFUNDIDAD DE CAMPO

Ernesto Ayala Tejedor
Ernesto Ayala Tejedor
Crítico de arte y literatura
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Profundidad de campo es la primera novela publicada por Juan Manuel Querejeta, pero por el oficio, la agilidad y el ritmo es fácil deducir que no es la primera.

Profundidad de campo es una novela negra española y madrileña. A Querejeta le gusta decir que aunque no menosprecia a los clásicos siente especial querencia por el producto nacional:

«Un cadáver es más cadáver si lo visualizas en una calle de tu ciudad».

El protagonista es un sexañero – dícese de las personas en las sesentena que conservan hábitos adolescentes y un corazón sentimental- que se mueve en la noche madrileña buscando fotografías de lo que antaño se llamaban sucesos.

A partir de una de esas fotografías inolvidables, una adolescente asesinada cuyo cadáver aparece en el centro de Madrid, Querejeta construye una novela en la que en ningún momento se levanta el pie del acelerador, en la que siempre pasan cosas que impiden al lector cerrar el libro y le obligan a seguir bebiéndose las páginas.

Se lee del tirón, es entretenida, irónica, rota y sentimental. Y está llena de fogonazos de ingenio y talento:

«Siempre he rehuido las drogas sin etiquetas, excepto el vermut de barril» (Pág. 12)

«¿Está usted bien, señor?

Lo sabré cuando me hagan la autopsia.» (Pág. 17)

«Eres un buen conversador, Marcos.

Es que fui cura »  (Pág. 64)

«Eso es lo que define la verdadera amistad; que puedes perdonarlo todo»

(Pág. 163)

PROFUNDIDAD DE CAMPO.

Juan Manuel Querejeta.

Mi buen amigo Manolo Vázquez Montalbán se habría sentido orgulloso de él.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído