jueves, 23mayo, 2024
20.7 C
Seville

La Comisión Europea cede ante la industria química alemana y pone en peligro la salud de los ciudadanos

Un informe pide a la Comisión Europea una propuesta de revisión antes de junio de 2023 como forma de garantizar la revisión de la norma al inicio del mandato de la nueva Comisión

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La actual legislación europea en materia de sustancias químicas, el REACH, tiene deficiencias detectadas por numerosos estudios que señalaban el aumento de los niveles de exposición en humanos y medioambiente. Un ejemplo es el reciente proyecto sobre contaminación por per y polifluorados (PFAS) ‘Contaminación para siempre’ que detectó unos 17.000 lugares contaminados por estas sustancias persistentes. El REACH, la legislación sobre tóxicos más ambiciosa del mundo, no impidió esta contaminación.

La reforma del REACH tendrá importantes efectos positivos en la salud humana y el medio ambiente, así como en la economía circular y en la competitividad europea.

Sin embargo, la Comisión Europea ha retrasado la revisión, cediendo a la presión de la industria química alemana. El 18 de octubre de 2022, en su Programa de Trabajo de 2023 la Comisión anunció un retraso de 12 meses en la publicación de la propuesta de revisión de REACH, trasladándola al cuarto trimestre de 2023.

Este retraso tendrá, a largo plazo, graves consecuencias como perpetuar la insuficiente protección de personas y ecosistemas ante la contaminación y poner en peligro la propia competitividad de la industria europea. Así lo indica el estudio ‘Waiting for REACH: The negative impacts of delaying reform of EU chemical laws’ (‘A la espera del REACH: las consecuencias negativas de retrasar la reforma de la legislación química de la UE’), publicado por la Oficina Europea de Medio Ambiente y CHEM Trust, miembros de la campaña Toxic Free Future, de la que también forma parte Ecologistas en Acción.

Según el estudio, si se sigue retrasando la revisión del REACH, las sustancias peligrosas seguirán gestionándose de forma ineficaz, lo que repercutirá negativamente en:

  1. Los objetivos europeos del Green Deal en materia de biodiversidad, calidad del aire y del agua, y salud humana (incluidas las trabajadoras y trabajadores y el consumo).
  2. El desarrollo de alternativas más seguras, ya que reduce los esfuerzos por desintoxicar los productos de consumo cotidiano, incluidos los artículos infantiles y los textiles.
  3. La transición de la UE hacia una economía sostenible y circular.
  4. La resiliencia, competitividad y capacidad de innovación de la industria química europea, las PYME y las empresas punteras, que se quedarán rezagadas con respecto al mercado mundial. Tampoco los inversores financiarían a las empresas europeas por los elevados riesgos de litigio.
  5. La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible mundiales y de los objetivos climáticos y sociales de la UE, con consecuencias de largo alcance para Europa y el mundo.

El informe pide a la Comisión Europea que publique su propuesta de REACH en junio de 2023, como muy tarde. Así, garantizaría que el proceso normativo pueda finalizar al inicio del mandato de la nueva Comisión, en 2024.

En su intervención en un acto sobre la reforma de REACH organizado por Renew Europe en Bruselas la semana pasada, el Comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevičius, afirmó que la Comisión Europea está «trabajando a toda velocidad en la revisión» y que la propuesta de REACH estará lista «esperemos que antes del verano».

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído