lunes, 26febrero, 2024
16.2 C
Seville

La discriminación laboral golpea a 6 de cada 10 personas con discapacidad

Según cifras oficiales, solo el 34,63 % de las personas con discapacidad en activo tiene acceso a un puesto de trabajo

Maximiliano Fernández Ibarguren
Maximiliano Fernández Ibarguren
Licenciado en Periodismo Licenciado en Ciencias del Trabajo
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

De acuerdo a los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la participación laboral de las personas con discapacidad es escasa en todo el mundo: solo alrededor del 50% de las personas en edad laboral con discapacidad están empleadas. Sin embargo, en España, las cifras son caprichosas y no engañan: solo el 34,63 % de las más de 1.8 millones de personas con discapacidad en edad laboral son personas activas dentro del mercado laboral. Así lo confirman los datos del Informe del Mercado de Trabajo de las Personas con Discapacidad Estatal 2023(SEPE) que demuestran que en nuestro país queda mucho camino por recorrer en cuanto a inclusión laboral de las personas con discapacidad.

En este contexto, y en conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra este domingo 3 de diciembre, la ONG Eurofirms Foundation presenta su campaña «Cambiamos el Enfoque». Esta iniciativa tiene como objetivo sensibilizar sobre la discapacidad en el ámbito laboral y promover un cambio significativo y positivo en la percepción de las personas con discapacidad. Según datos de la entidad, en nuestro país, 6 de cada 10 personas con discapacidad considera que no puede mostrar su potencial en el trabajo.

Detrás de los fríos datos, hay personas

En España residen más de 1,8 millones de personas con algún tipo de discapacidad reconocida en edad laboral, representando un 6,2 % de la fuerza laboral en el país. De esta cifra 638.600 son activas y solo un 485.900 están ocupadas, según el Instituto Nacional Estadística.

Con las cifras oficiales en la mano, desdela organización Eurofirms Foundation resaltan que “la discriminación, lamentablemente, sigue siendo la principal causa de exclusión de las personas con discapacidad, especialmente en el ámbito laboral. Esta discriminación tiene sus raíces en prejuicios y sesgos inconscientes, ya que hasta el 95% de nuestras acciones se basan en sesgos derivados de valores y creencias que ni siquiera somos conscientes. Tanto es así que las estadísticas revelan que la probabilidad de acceder a empleo se reduce en un 50% después de adquirir una discapacidad”

Por este motivo, la ONG insiste en que “la sensibilización es pilar fundamental para en su labor de crear entornos laborales inclusivos. La inclusión es la clave para generar un impacto real e impulsar un entorno en el que todos los empleados tengan oportunidades de acceder a un entorno laboral, desarrollarse profesionalmente, y de sentirse parte de la organización”. Y destacan cómo “Las cifras nos dicen que aún nos queda mucho por hacer, ya que un 44 % de las personas con discapacidad no se sienten actualmente incluidas en su lugar de trabajo, según nuestro informe sobre entornos inclusivos en el que entrevistamos a 750 empleados/as con discapacidad”

De las palabras a los hechos

Con el fin de superar la retórica y el análisis de los duros datos y pasar a la acción de concienciación sobre los efectos de la discriminación, la fundación ha lanzado la campaña «Cambiamos el Enfoque«.

En conversación telefónica con Diario16, Ainhoa González, regional leader de la fundación, explica cómo surgió la iniciativa: “Queremos invitar a descubrir las historias de cuatro embajadores que ayudan a derribar estos prejuicios y estos estereotipos que rodean las personas con discapacidad además o muchas veces relacionados con el entorno laboral”. Asimismo, González va más allá y describe con claridad el origen de los mismos “en tan solo 9 segundos formamos una primera impresión de alguien que acabamos de conocer, pero si superamos esos segundos, podemos descubrir que nuestros prejuicios estaban equivocados”.

Por otro lado, González pone abiertamente de manifiesto la apelación a la concienciación personal y ciudadana de la campaña al afirmar que “Queremos provocar un momento de autorreflexión. Ofrecer a la gente un ratito para pararse a ver cómo tenemos muchos de esos prejuicios inconscientes que están basados en creencias erróneas y que vienen por el propio desconocimiento que acompaña la discapacidad”.

El rol del Estado y de las empresas

A la pregunta sobre qué pueden hacer las administraciones públicas para eliminar la discriminación laboral de las personas con discapacidad, Ainhoa González afirma que “es evidente que la Ley General de Discapacidad que salió hace unos años pues ha ayudado muchísimo en este sentido: recordemos que esta ley obliga a que las empresas que tienen una plantilla superior a 50 empleados tengan como mínimo un 3% de su plantilla con personas que tengan certificado de discapacidad. Luego este año también salió la ley 11/2023 que obliga también a las empresas a que sus webs y portales de venta online sean totalmente accesibles digitalmente para todo tipo de personas con y sin discapacidad”.

Sin embargo, para la líder de la ONG “todos estos empujones que dan las nuevas leyes ayudan muchísimo pero se puede ir mucho más allá desde las propias instituciones públicas como en la empresa privada como cada uno de nosotros a título individual. Cualquier iniciativa que salga de esas instituciones a nivel nacional, ayuntamientos, asociaciones, empresas privadas, cualquier acción orientada a la normalización de la discapacidad puede ayudar muchísimo a hacer que la vida de estas personas sea un poco más fácil. Creemos desde la fundación que tenemos un reto todavía como sociedad y que, poco a poco, vamos avanzando en él pero queda mucho camino por recorrer”

Y para llevar la problemática al ámbito laboral real, Ainhoa González confirma que a lo largo de esta última semana “también se ha ofrecido a las empresas una serie de iniciativas para concienciar y generar más oportunidades laborales para las personas con discapacidad. Estas iniciativas incluyen formaciones sobre sesgos inconscientes y la inclusión de la neurodivergencia en los equipos, así como voluntariados corporativos que permiten a los empleados vivir experiencias en primera persona junto a personas con discapacidad».

Sobre el compromiso real de las empresas en la lucha contra la discriminación, González se demuestra muy optimista “por suerte, cada vez son más las empresas que quieren ser inclusivas, no por un requerimiento legal sino realmente por convicción, por cultura de empresa. Muchas quieren ser un referente en su sector en materia de diversidad e inclusión. Y nosotros pues estamos ahí ayudando a estas organizaciones con todo tipo de acciones diferentes que les permitan seguir creciendo en su objetivo de ser cien por cien inclusivas”

Por último, como medio de impulsar la campaña en la Semana de la Discapacidad, desde Eurofirms Foundation proponen un desafío a los usuarios de redes sociales: invitan a revelar algo inesperado sobre sí mismos, algo que nadie podría imaginar a primera vista. ¿El objetivo?: desafiar los prejuicios que podemos experimentar, tengamos o no una discapacidad bajo el mensaje «Si superas los 9 segundos, descubrirás que…» Y con el hashtag #CambiamosElEnfoque.

Preocupación en los sindicatos

De la falta de oportunidades y lasdificultades para participar en el mercado laboral de las personas con discapacidad no son ajenas las asociaciones sindicales. En concreto, en la Semana de la Discapacidad desde UGT reclaman que “la inclusión laboral de las personas con discapacidad debe ser una realidad, junto con la mejora de su calidad de vida y el ejercicio pleno de sus derechos, de acuerdo con establecido en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con discapacidad de la ONU de 2006. La discapacidad nunca debe ser un motivo de discriminación que impida la contratación ni la escasa permanencia en el empleo”.

Asimismo, desde este sindicato mayoritario se autoimponen un objetivo “el empleo de las personas con discapacidad es una de las prioridades de nuestra acción sindical en las empresas”.

Por último, UGT también deja deberes al Gobierno: le insta a evaluar y a rediseñar políticas en el seno de una mesa de diálogo social específica en materia de discapacidad que avance en la eliminación de las desigualdades y discriminaciones en el empleo, impulse y fomente entornos laborales accesibles y preste una especial atención a los programas de inclusión para las mujeres con discapacidad, que son víctimas de una doble discriminación, por ser mujer y por tener una discapacidad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído