miércoles, 17abril, 2024
27.4 C
Seville
Advertisement

La ética sin ética

Luis Miguel de Benito
Luis Miguel de Benito
Experto en el Aparato Digestivo y en Endoscopia en el Centro Digestivo Médico Quirúrgica (Madrid). Además, ejerce en su propia clínica: Clínica Dr. Benito de Benito. En los últimos 15 años, ha realizado más de 25.000 endoscopias digestivas. Es colaborador en foros médicos de radio y televisión y en las redes sociales; autor de publicaciones científicas y de un blog médico que cuentas con más de 20.000 visitas al mes.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Una apariencia de transparencia. Así se podría resumir el VIII Congreso Nacional de Ética y Deontología Médica que ha tenido lugar en Sevilla los día 9 a 11 de febrero. Había generado bastante expectación porque sobre todo anunciaba la salida de un nuevo Código de Deontología Médica, una puesta al día del anterior que nos rige desde 2011 y del que no teníamos ni idea. Y sin idea salimos al acabar el congreso.

De sobra es sabido que los médicos sentimos una gran apatía por las instituciones que nos representan. La mayoría de los médicos colegiados viven indiferentes a la actividad colegial y no son pocos los colegas que consideran que los Colegios de Médicos deberían desaparecer, habida cuenta de su prácticamente nula utilidad para los colegiados. Así lo refleja que, cuando llegan las elecciones, apenas un 10% de los colegiados acuden a votar. La institución colegial justifica su existencia en el control de los profesionales que se dedican al arte de curar. Control y cuidado. O cuidado y control. Con el fin de cumplir estos cometidos, dentro de la actividad colegial hay diferentes comisiones para estudiar problemáticas concretas (atención primaria, rural, hospitalaria, colegas jubilados o enfermos, etc.), casi todas con un interés parcial para un grupo ya reducido de miembros colegiados. Otras actividades repercuten más sobre el colectivo de los médicos y no por ello se viven con atención por parte de los médicos. Entre las comisiones existentes, se considera la «maria» la de Deontología Médica, que muchos colegas ven en ella solo en órgano encargado de regañar y sancionar a los colegiados que hacen las cosas mal.

Eso de «hacer las cosas mal» es algo normativo. Es decir, hace falta definir qué es hacer las cosas mal, quién decide lo que está bien o mal en el quehacer médico. No es sencillo en ocasiones establecer una normativa, un código de conducta, de buena praxis. Es lo que se pretende que recoja el Código de Deontología Médica. Si ya suscita poco interés, como decimos, la actividad de los colegios médicos para los médicos asistenciales, aún es mayor la indiferencia cuando se ponen a hacer sus cábalas sobre la forma correcta de hacer la medicina. Al fin y a la postre, la mayoría de los médicos sentimos que nuestro quehacer profesional es honesto, ético, y nos incomoda que unos profesionales, que en ocasiones ni ejercen y ni siquiera a veces están colegiados, venga a decirnos cómo debemos hacer las cosas o que determinadas cosas que hacíamos, a partir de ahora se consideran que están mal. Esto es más sospecho cuando de un tiempo a esta parte el quehacer de los médicos lo dictan los políticos o la OMS.

Acudíamos, pues, a ese congreso con el ánimo de enterarnos de qué iba el nuevo código, del que sólo teníamos referencias de su existencia a través de comunicados de prensa del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el órgano central que aglutina y representa a cada colegio de médicos, que son provinciales. Tuve noticia casi por carambola de que iba a salir un nuevo código en diciembre. Llamé a mi colegio, el de Madrid, y pregunté en la Comisión de Deontología si me podían informar acerca del nuevo código. La secretaria de la Comisión no tenía ni idea de que hubiese un nuevo código en ciernes, que el vigente era el de 2011. Entonces dirigí carta a don Tomás Cobo, Presidente del CGCOM pidiendo confirmación acerca de la noticia y, de ser cierta, información adicional sobre quién había hecho los cambios y en qué consistían. De esa carta que llevé personalmente y pasé por registro no he tenido contestación a día de hoy. No sé si es deontológicamente correcto que no me haya contestado pero cuando menos, me parece una falta de educación.

Al pasar las semanas sin respuesta, acudí a mi colegio de médicos y dejé por registro una carta a mi Presidente, don Manuel Martínez-Sellés, aludiendo a la anterior. Aunque también la pasé por registro, de momento he obtenido el mismo silencio. Ante tanto oscurantismo, en una comisión que debe ser la más pulcra entre las pulcras, comienzo a sospechar que algo extraño sucede y me presento deprisa y corriendo en el Congreso de Ética en Sevilla donde compruebo que entre los asistentes, la mayoría miembros de diferentes comisiones de deontología de los distintos colegios de médicos de España, existe el mismo sentimiento: nadie sabe nada del contenido de un nuevo código. De hecho , es algo que ponen de manifiesto incluso algunos de los que presentan ponencias y conferencias del programa. Lo único que nos dicen, para más inri, es que ya está aprobado y que se presenta en el parlamento en cuatro semanas para conocimiento de la cámara. 

Las distintas conferencias que se suceden inciden en la importancia de tener un código normativo, en la necesidad de respetarlo y acatarlo, de cumplirlo y hacerlo cumplir, y hasta de conocerlo y difundirlo… Pero nadie sabe qué tienen que difundir. Puede parecer broma pero acaba el Congreso y los asistentes no tenemos conocimiento de un nuevo código que «alguien» ha aprobado y que no sabemos quiénes han hecho las modificaciones ni en qué consisten, o si existen conflictos de intereses en los reformadores del código. Y nos piden que lo acatemos. No es ético acatar lo que no se conoce.

Algunas conversaciones en los pasillos hacen referencia a ello. Surge y crece el mosqueo general porque los que nos venden la nueva versión aseguran que se llevan consultando durante cuatro años a las comisiones de deontología de los diferentes colegios para hacer las modificaciones, pero precisamente la mayoría de los integrantes de esas comisiones, allí presentes, no tienen ni idea de que se hayan llevado a cabo tales consultas. La Comisión Central de Deontología, digamos que los «expertos» en deontología del CGCOM, son los que han guisado esto e intentan hacer copartícipes (digamos que corresponsables) del cambio a las diferentes comisiones de deontología de los colegios.

Huele a pucherazo pero además sin conocer siquiera el producto final de la olla. En alguna conversación escucho que es un trágala de hechos consumados. Los organizadores empeñados en mostrar la absoluta transparencia y regularidad del proceso innovador que supone el nuevo código, y lo cierto es que es tan transparente que a día de hoy todavía no lo hemos visto.

En la carta que le envié el año pasado a don Tomás Cobo hacía mención a si se podían presentar alegaciones al contenido del nuevo texto. Claro que para hacerlas, hay que conocer el texto. Y como además no he recibido respuesta, entiendo que no debe permitirse que se hagan, acaso porque el plazo de hacerla «haya prescrito». No huele bien. Y son los maestros de la deontología. Cuidado, porque acaso en el contenido del nuevo código sea motivo de sanción que les cuente cosas de estas. Menos mal que, como decían los juristas en una mesa, no se puede sancionar a un médico si no conoce que está infringiendo el código. A ver cómo se come esto con eso de que «el desconocimiento de la ley no justifica su incumplimiento». De momento podemos decirlo, colegas, puede que cuando nos den a conocer el nuevo texto, sin posibilidad de rechazarlo, solo podamos obedecer a los dictámenes de las organizaciones siendo delictivo, inmoral y sancionable el opinar en contra. De momento, lo ético es oponerse a lo que no se conoce.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

26 COMENTARIOS

  1. Cómo van los ‘transmisores bluetooth’ de las ‘vacunas’ señor ‘Doctor’…?
    Hay que tener la cara muy dura para salir y decir semejantes dislates con el temita que lo catapultó a lo más alto de la ‘disidencia’…
    Evidentemente usted no se retractará jamás, por ser lo que es…

    • Jordi, no hemos visto tu cara ni tus apellidos y nombre verdadero. El doctor no se ha escondido nunca, ya sabes Luis Miguel Benito de Benito. Lo de los números del Bluetooth no le encumbró a lo más alto de la disidencia, fue cuando en una entrevista en televisión española querían que avalase sus mentiras. Para cara dura la tuya.

      • Déjese de películas, la realidad es bastante más lúgubre y siniestra…
        Quién se considera usted para exigirme que muestre mi cara y apellidos..?, ya llevo años en este mundillo, en intervenciones, artículos y programas varios, pero como no forman parte del mundillo disidente del circo actual, pues igual no me relaciona, pero si se considera ávido y capaz igual me puede encontrar…
        En cuanto lo que le recrimino a este ‘señor Doctor’ es precisamente que argumente como hacemos nosotros los científicos, la justificación que muestre el proceso necesario de biocompatibilidad, metabolización e interacción de los supuestos chips bluetooth con el organismo (es algo elemental…) Pero reitero, hablar de ciencia de verdad es muy aburrido, inventarse películas tipo estallido y chips en las vacunas, no hace más que desprestigiar a los científicos que estamos denunciando todas las atrocidades cometidas por la élite en su Plandemia. Bastante preocupante consideramos la asimilación de las proteínas sintéticas en lo inoculados, por su comportamiento a nivel bioquímico y en lo que repercute bilógicamente.

        • Pisha…como se te ve el plumero¡¡¡¡ jajajjaja , es para jartarse de reir que haya personas como tuuuu. Científico???? serás científico de pacotilla y como dice el Sr. del comentario anterior, a ver si tienes lo que hay que tener para dar la cara. Mamarracho¡¡¡ vuelvo a poner el comentario que antes no salió en lugar correcto, este es, respondiendo al Mamarracho de Jordi

          • jejejeje….! Adorables y rabiosos paletos… Es más que comprensible que este personaje (De Benito) disponga de adalides y seguidores como tú… Todo encaja…
            Al menos y como siempre digo, si ha servido para que un cenutrio como tú no se inocule ningún tratamiento génico experimental ya sea por chips bluetooth o por ‘Grafenos Transformers’, bienvenido sea…

    • Como «buen soldadito del sistema», veo que ud utiliza el término «disidencia», para referirse a alguien que ejerce su libertad de expresión. Pues ud nos perdone ejercer este derecho, que últimamente nos hace sentir casi como unos delincuentes, ud perdone si tenemos ciertas dudas sobre un medicamento en fase experimental que pretenden meternos en vena, y en fin, como ud seguramente no forma parte de este gremio de delincuentes incultos que componen la llamada «disidencia», póngase ud ese suero milagroso que llaman vacuna, y deje a los demás tomar sus propias decisiones sin etiquetar a nadie con el cartelito de «disidencia», ese con el que han etiquetado a muchos, por tener la mala costumbre de tomar sus propias decisiones

  2. Lleva Vd dos años hablando de vaguedades, mareando la perdiz no se sabe bien con qué fin, vive Vd en el mejor de los casos fuera de la realidad. Y la realidad es que los médicos sigue matando pacientes con la excusa de la famosa enfermedad inventada y haciendo los timo test PCRs para meter a los enfermos en áreas de exterminio. Vd es un profesional del postureo. Vergüenza.

  3. Tiene usted toda la razón. No tiene ningún sentido un Colegio de Médicos que más bien pareciera un club de colegas para el alterne. A ver si de una vez hay elecciones participativas y renuevan un colegio vetusto y casposo como pocos.
    Algunos comentarios son propios de la fauna ibérica, no los tenga mucho en cuenta a unos pobres diablos ignorados por los suyos.

  4. Luis Miguel Benito de Benito, ser humano excepcional, médico que ejerce bajo los principios más avanzados de la ética. Mi respeto, cariño y apoyo incondicional para él. Sus detractores sufren bastante cuando Luis Miguel habla. Larga vida al galeno ilustre.

  5. Qué fácil es hablar y criticar, cuando alguien haya recorrido mas de 80.000km entre otros muchos sacrificios y los haya pagado de su bolsillo, para abrir los ojos de las personas dormidas, podrá hablar de tú a tu al Dr. Benito, por ahora a sus críticos, les toca callar y demostrar lo que critican.

  6. Hoy he publicado esto en Facebook en privado, para mis seleccionados contactos:

    Sabías que los héroes siguen existiendo? Si, si!! Heroes como Mandela o Gandhi que conviven entre nosotros y son continuamente atacados, castigados, perseguidos e incluso encarcelados o asesinados… Quizàs no te has enterado porque a estos héroes nunca los vas a encontrar en la tv, ni en la cámara de los diputados ni el parlamento europeo…

    Los medios informativos y sus periodistas, la justicia y sus jueces, el sistema de salud y sus médicos… son todos obedientes y sumisos a quienes pagan sus sueldos y sobresueldos… son propiedad de las elites… Y los poquitos que se oponen… ahi estàn!! Esos son los héroes que no tragan, que han puesto en juego su estabilidad y trabajo y… en el mayor de los casos, lo han perdido y ahora viven como pueden… por no obedecer a la tiranía que nos domina, por no aceptar injusticias y atrocidades a cambio de dinero y bienestar…

    Si cada vez que ves una injusticia callas, no denuncias y lo dejas pasar… estàs entrenando tu conciencia a ser pasivo, a permitir todo lo que ya nos està pasando y ya se ha normalizado e implantado gracias a la pasividad generalizada y, por tanto, tambien debido a tu pasividad!!

    Yo no se lo que tu puedes hacer. Por mi parte, aunque no me sobra el dinero y llego a lo justo a final de mes, todos los meses invierto 100 euros que divido en apoyar a médicos que han perdido su trabajo por decir la verdad, periodistas independientes que informan con noticias contrastadas y ONGs que actuan sin respaldos oficiales. Ejemplos??

    Canal de Bea Talegón (periodista independiente), Médicos por la verdad. LIBERUM (Asociacion de abogados independientes pro derechos humanos)… entre otros. Buscalos en la web y entre censuras y criticas los encontrarás.

    Recuerda que la pasividad ante las injusticias hizo crecer en la historia de la humanidad a regímenes asesinos… Apoya a los héroes que luchan por nuestros derechos sacrificando sus propias vidas… Actúa!! Ataca y denuncia a todos esos impresentables que callan y se benefician de los incentivos de la tiranía.

    Si no puedes ver la situacion grave y crítica que la humanidad esta viviendo en nuestros dias, ahora!!, simplemente ignora este post y estos comentarios.

    ¡PARA QUE EL MAL TRIUNFE BASTA CON QUE LOS BUENOS NO HAGAN NADA!!

  7. Seguramente ese nuevo código de cobertura a la a aceptación de las sedaciones forzadas q se practica en hospitales públicos y a la eliminación de ancianos q se hace en el clínico San Carlos de Madrid donde a la octogenaria Julia le dieron una inyección a letal y luego le cue tan a la familia q ha muerto por agravamiento covid y el policía hace la vista gorda, un Nuremberg para esta escoria y monstruos q nos han salido entre los batas blancas.

  8. Estimado colega. Es claro que todos los que salimos a la palestra y hemos dado la cara sufrimos la amenaza de que otras personas que no dan la cara nos la intenten partir (aunque sea de forma simbólica). Gajes del oficio, como diría aquel.
    En relación al contenido de tu artículo, yo (como colegiado de a pie) no he recibido ninguna información de mi colegio sobre la actual renovación del código deontológico (con lo que asumo que el resto tampoco lo han recibido) y difícilmente he podido enterarme y participar con mis opiniones, posicionarme ante su contenido.
    No he preguntado como tú directamente en el colegio, pero la falta de transparencia es chocante cuando de lo que se trata es del marco desde donde deberemos regirnos en nuestra praxis diaria.
    Coincido con tu percepción de que «algo huele a podrido en Dinamarca»… y tendremos que estar atentos a los siguientes movimientos.
    Salud para ti y los tuyos.

  9. Doctor de Benito, le quiero expresar mi agradecimiento por su gran valentía, su dedicación como médico y su gran caridad y amor por los seres humanos, pues usted se arriesga continuamente para defendernos. Dios se lo pague y le bendiga.

  10. La teoría del contagio y la infección no se cumple nunca al 100% y todo lo que no se cumple al 100% ni es ciencia ni es ley ,el contagio existe pero eso no significa enfermedad, el contagio no es nada el terreno es todo,los virus patógenos no existen, jamás un virus enferma a una persona sana ,detrás de la teoría del contagio y la infección solamente hay un gran negocio de la industria farmacéutica, los virus solamente son mensajeros de información, los virus patógenos no existen

  11. Pisha…como se te ve el plumero¡¡¡¡ jajajjaja , es para jartarse de reir que haya personas como tuuuu. Científico???? serás científico de pacotilla y como dice el Sr. del comentario anterior, a ver si tienes lo que hay que tener para dar la cara. Imbécil.

    • Lo terrible de estos personajes (donde deberías incluirte) es que son los que utiliza el progresismo oficialista para reírse (y con razón) de cara a la opinión pública… Y los científicos de verdad, (con narrativas mejor argumentadas y más cabales pero menos fantasiosas) sean relegados al ostracismo público, por fantoches como su novio De Benito o los cuatro palurdos seguidores suyos… (utilizo estos términos a raíz de leer previamente como te dirigías a m)

      • El DrBenito es defensor de la teoría del contagio y la infección porque fue adoctrinado en la facultad de medicina en tal teoría,sigue la versión oficial en lo referente a la existencia de un nuevo virus SARS-COV-2 que sólo existe a nivel informático y en lo referente a la existencia de una nueva enfermedad «LA COVID » que son las gripes y catarros de toda la vida cambiados de nombre y también acepta la existencia de una pandemia causada desde Marzo a Mayo del 2020 y acepta también todas las vacunas anteriores a las inoculaciones covid

        • El doctor Benito no ha sido adoctrinado en ninguna facultad. Usted tampoco porque jamás ha estudiado medicina. Si quiere ver qué es eso del contagio puede venir a mi consulta y le paso una jeringuilla de un paciente con VHC y la prueba en usted. A ver que pasa. Y si prefiere mejor la experiencia del terreno, vaya a ver qué le pasa en un burdel sin condón.

  12. Hace unos meses un medico de Nueva Zelanda hablo en una entrevista de como el colegio de medicos de su pais le habia excluido por no respetar la «narrativa aprobada» del momento con respecto al tratamiento del COVID. En esa entrevista revelo que TODOS los colegios medicos estan bajo la influencia de una asociacion internacional influida por el sector farmaceutico (como no?), (“International Association of Medical Regulatory Authorities”, IAMRA por sus siglas en inglés). Creo que posiblemente toda la «oscuridad» que rodea la falta de transparencia del que habla Dr Benito en su articulo, tenga que ver con esto. He aqui un enlace para un articulo sobre este tema traducido al castellano por el CHD de Robert Kennedy. https://childrenshealthdefense.org/defender/exclusiva-medicos-piden-que-se-investiguen-los-ataques-de-la-fsmb-a-los-medicos-asi-como-sus-vinculos-con-las-grandes-farmaceuticas/?lang=es

  13. Como «buen soldadito del sistema», veo que ud utiliza el término «disidencia», para referirse a alguien que ejerce su libertad de expresión. Pues ud nos perdone ejercer este derecho, que últimamente nos hace sentir casi como unos delincuentes, ud perdone si tenemos ciertas dudas sobre un medicamento en fase experimental que pretenden meternos en vena, y en fin, como ud seguramente no forma parte de este gremio de delincuentes incultos que componen la llamada «disidencia», póngase ud ese suero milagroso que llaman vacuna, y deje a los demás tomar sus propias decisiones sin etiquetar a nadie con el cartelito de «disidencia», ese con el que han etiquetado a muchos, por tener la mala costumbre de tomar sus propias decisiones

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído