jueves, 30mayo, 2024
26.1 C
Seville

«La intensidad de los contactos entre Uber, Macron y su gobierno demuestra una relación privilegiada»

Así lo indica el contundente informe de la investigación del Parlamento francés sobre la relación entre el presidente Macron y los lobistas de la multinacional Uber para conseguir leyes que favorecieran a Uber frente al sector del taxi

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Una investigación del Parlamento de la República Francesa criticó duramente al presidente Emmanuel Macron y su gobierno por su relación «privilegiada» y «opaca» con Uber.

El informe de la investigación, publicado esta semana, afirma que los líderes franceses participaron en reuniones secretas y acuerdos con ejecutivos de Uber que «revela la incapacidad de nuestro sistema para medir y prevenir la influencia de los intereses privados en la toma de decisiones públicas».

El documento también muestra una imagen condenatoria de las prácticas comerciales de la empresa y el incumplimiento de las promesas de creación de empleo.

Esta investigación se inició a consecuencia de la publicación por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario británico The Guardian de los Uber Files, que reveló cómo la multinacional Uber consiguió el acceso a nuevos mercados a pesar de incumplir las leyes y explotó la violencia contra sus trabajadores, a menudo con la complicidad de líderes políticos.

Una de las cosas más destacadas del informe del Parlamento francés es que confirma la existencia de una especie de «botón del pánico» que Uber utilizó para cortar el acceso a los servidores de la empresa y evitar que las autoridades pudieran incautar pruebas durante redadas policiales en, al menos, seis países.

El documento es muy crítico y llega a afirmar que «la intensidad de los contactos entre Uber, Emmanuel Macron y su gobierno da testimonio de una relación opaca pero privilegiada».

El principal lobista de Uber en Europa, Mark McGann, confirmó ante los parlamentarios franceses que la empresa estaba encantada con que Macron «asumiera la responsabilidad de ser nuestro defensor dentro del gobierno, para priorizar el interés del consumidor». Eso sí, la investigación no consiguió detectar ningún tipo de beneficio personal por parte del presidente francés.

Uno de los elementos más peliagudos del informe se encuentra en cómo tanto Uber como los representantes de Emmanuel Macron negociaron la implantación de un servicio que era ilegal en Francia: UberPop, que permitía a cualquier persona convertirse en conductor de Uber.

Las protestas violentas de los taxistas provocaron que el servicio no se pusiera en marcha, pero, según los documentos publicados por The Guardian y el ICIJ, la multinacional aseguraba que obtuvo licencias en los requisitos de capacitación de sus conductores.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído