lunes, 20mayo, 2024
22.4 C
Seville

La “peor noticia para Andalucía” de un Gobierno que cree “estúpido” aprobar unos Presupuestos “récord” en año electoral

La comunidad prorrogará las cuentas de 2021 apoyadas por la ultraderecha y deja pasar la oportunidad de incrementar un 9% las cuentas “de la recuperación” hasta casi 44.000 millones

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Dos discursos políticos antagónicos se repetirán hasta el hartazgo en Andalucía desde hoy hasta las próximas elecciones andaluzas de 2022, probablemente adelantadas a la próxima primavera por el presidente Juan Manuel Moreno Bonilla. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, calificó este miércoles como “la peor noticia para Andalucía” la devolución de los Presupuestos “récord” y de “la recuperación” después de ser tumbadas las cuentas autonómicas para 2022 por todos los grupos de la oposición: PSOE, Unidas Podemos por Andalucía y la ultraderecha de Vox, además de los diputados no adscritos encabezados por la anticapitalista Teresa Rodríguez.

Andalucía no tendrá en 2022 una subida prevista del 9 por ciento respecto a las cuentas de 2021 aprobadas por el bipartito PP-Ciudadanos más el apoyo de los ultraderechistas, y por tanto tampoco contará con los 43.816,3 millones de euros previstos en el Proyecto de Presupuestos tumbado este miércoles en el Parlamento de Andalucía.

El rechazo a las cuentas andaluzas de 2022 supone el pistoletazo de salida al adelanto electoral para la próxima primavera

Las polémicas declaraciones del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, líder andaluz de Ciudadanos, en las que consideraba en una reunión interna de su grupo parlamentario “estúpido” aprobar unos Presupuestos “en año electoral” que el equipo de gobierno de Moreno Bonilla venía calificando en público como “récord”, ha hecho saltar por los aires la negociación que venían manteniendo el Gobierno andaluz con el grupo socialista, que finalmente se ha sumado a última hora a la enmienda a la totalidad de las cuentas andaluzas tras sentirse engañado por el discurso oficial del ejecutivo andaluz. De ahí que las declaraciones del consejero de Hacienda calificando como “la peor noticia para Andalucía” choquen frontalmente con los hechos, ya que, lejos de afear las palabras de Marín y rechazarlas, el PP de Moreno Bonilla las da por buenas y amortizadas, con lo que justifica los dos discursos antagónicos: por un lado decir que Andalucía estaba ante las cuentas “récord” más sociales de la historia de la comunidad y por otro lado justificar que no conviene aprobarlas en año electoral porque no sería ‘rentable’ electoralmente.

Por todo ello, desde este jueves se abre sin duda la carrera preelectoral en Andalucía, que claramente marcarán los pasos de las decisivas elecciones generales de 2023, al ser la comunidad andaluza un vector fundamental en el termómetro electoral. Desde el año 1995 no se rechazaban unos Presupuestos andaluces, cuando PP e Izquierda Unida unieron sus votos contra las cuentas de los socialistas. Esta prórroga presupuestaria será la sexta que se produce en Andalucía, las cinco restantes a cargo de ejecutivos socialistas.

El electorado andaluz será ahora quien otorgue veracidad o no al intento de sacarlos adelante por parte del bipartito PP-Ciudadanos, y también si la mano tendida por el líder socialista andaluz, Juan Espadas, hasta el último momento ha sido también real o sólo producto de un paripé para ganar tiempo y recomponer las filas socialistas, en pleno proceso de reestructuración tras la derrota de la anterior líder socialista, Susana Díaz, en las primarias autonómicas de junio pasado.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído