jueves, 30mayo, 2024
26.1 C
Seville

Las élites mundiales incrementan las vulneraciones de los derechos humanos

A escasos meses de cumplirse el 75 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el titular de la ONU denuncia que el documento “está siendo atacado por todos los frentes”, y puso como ejemplo de esta situación la invasión rusa de Ucrania

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En el 52º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, recordó que hace 75 años se adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece los derechos a la vida, la libertad y la seguridad, a la igualdad ante la ley, a la libertad de expresión, a solicitar asilo, al trabajo, a la asistencia sanitaria y a la educación, entre otros.

Pero para el titular de la ONU, mientras se conmemora su septuagésimo quinto aniversario, la Declaración Universal está siendo atacada. Guterres dijo que la invasión rusa de Ucrania ha desencadenado las más masivas violaciones de los derechos humanos, desatando muerte, destrucción y desplazamientos generalizados.

Agregó que el documento, que debería ser un modelo común, “con demasiada frecuencia se usa y abusa”, se “aprovecha para obtener beneficios políticos y se ignora, a menudo por las mismas personas”, y mientras “algunos gobiernos lo erosionan, otros lo utilizan como martillo de demolición”.

Guterres explicó que, en lugar de continuar con los progresos realizados, el mundo ha retrocedido. La pobreza extrema y el hambre han aumentado por primera vez en décadas. Casi la mitad de la población mundial vive en zonas de riesgo climático, donde las personas tienen 15 veces más probabilidades de morir por los efectos del clima. Una cifra récord de cien millones de personas se vio obligada a huir por la violencia, los conflictos y las violaciones de derechos humanos.

Cada día aparecen nuevas pruebas de violaciones de las garantías fundamentales, desde ejecuciones sumarias y torturas hasta desapariciones forzadas y violencia sexual. La pandemia de COVID-19 ha dejado en el mundo una pandemia de abusos de los derechos civiles y políticos, apuntó.

Un futuro incierto

El líder de la ONU aseguró que mirar hacia el futuro provoca una mayor alarma:

 “A menos que la humanidad abandone su adicción a los combustibles fósiles, los puntos críticos de inflexión climática aplastarían los derechos humanos de las generaciones venideras”, consideró, añadiendo que, en este contexto, el informe sobre Nuestra Agenda Común estableció una visión de futuro con las personas y sus derechos en el centro, en tanto que el Llamamiento a la Acción por los Derechos Humanos estableció siete áreas de atención urgente.

Guterres adelantó que en julio de este año él y el Alto Comisionado lanzarán un nuevo Programa de Protección. Esta importante iniciativa tratará de reforzar el apoyo del sistema de las Naciones Unidas a los Estados Miembros para proteger a las personas y sus derechos. El Consejo y sus diversos mecanismos, como el Examen Periódico Universal, las misiones de investigación y la Corte Internacional de Justicia, entre otros, son esenciales para impulsar el progreso.

“Los derechos humanos no son un privilegio que pueda abandonarse hasta que encontremos una solución a los otros problemas del mundo. Son la solución a muchos de los otros problemas del mundo”, sentenció.

Hacia una visión transformadora de los derechos humanos

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, indicó que las garantías fundamentales son “la lengua común que comparte toda la humanidad”.

Türk afirmó que en los últimos 75 años se han producido profundos avances y muchos logros. Recordó que existe un sistema basado en tratados y toda una arquitectura institucional para la promoción y protección de los derechos humanos. También se han desarrollado otros movimientos innovadores que se basan en los principios de los derechos humanos, como los movimientos por los derechos de los pueblos indígenas.

Sin embargo, para el Alto Comisionado la opresión del pasado puede volver, bajo diversos disfraces, incluidas las guerras de agresión, como se ha visto en Europa con la invasión rusa de Ucrania. Se esperaba que 2023 fuera el momento de reequilibrar la balanza, con la explotación de la tecnología digital para abordar los mayores retos: la pobreza, el cambio climático y la desigualdad. Pero gran parte de los avances logrados durante décadas se están frenando e incluso invirtiendo.

Nuestro objetivo debe consistir en impulsar y aplicar una visión transformadora de los derechos humanos en el siglo XXI, orientada a la búsqueda de soluciones, integradora, y que responda directamente a la necesidad de justicia y a la búsqueda de sentido de la vida de todas las personas”, deseó. Con este telón de fondo, la iniciativa Derechos Humanos 75 debería aportar confianza.

Türk concluyó invitando a todos los Estados miembros a tomar la iniciativa en la promoción de todos los derechos humanos en el mundo y en sus propias naciones.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído