viernes, 14junio, 2024
29.2 C
Seville

Las tendencias en la logística para 2023

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La logística no permanece inalterable, de modo que año a año se debe ir adaptando a las necesidades de sus clientes, las cuales cambian con el tiempo, con la aparición de nuevas costumbres, etc.

En 2023, están en pleno periodo de adaptación. Sobre todo, van a tener que comenzar a pensar en ser más sostenibles, puesto que las ciudades van a empezar a establecer zonas de bajas emisiones.

Envíos a NO domicilio

A la hora de hacer un envío, las tiendas y comercios que venden online están empezando a dar más posibilidades a sus clientes, muchos de los cuales no quieren tener que esperar todo el día a la entrega en casa. 

Así, la demanda a la hora de recibir los pedidos de una forma diferente ha hecho que nazca una empresa como InPost, que fue la pionera en este tipo de envíos que cada vez son más numerosos.

Aquí es el propio cliente el que va a un punto de entrega a por su paquete, algo que parecía impensable hace solo unos años, pero que cada vez es más usual y demandado.

La sostenibilidad

Muchas ciudades de más de 50.000 habitantes van a establecer zonas ZBE (Zonas de Bajas Emisiones), de forma que es cuestión de tiempo que muchos vehículos del actual parque automovilístico no puedan acceder a las mismas. Esto, lógicamente afectará a la logística y los envíos. 

La tendencia actual apunta a que los vehículos sin etiqueta medioambiental tendrán complicado circular por los grandes núcleos urbanos. En este contexto, las empresas de logística tendrán que hacer lo posible por ser sostenibles, algo que también les demanda la sociedad. Por eso, los envíos a puntos de entrega parece que pueden ser el futuro de la logística.

Automatización de procesos

Durante lo poco que ha transcurrido de este año ya se ha vivido la explosión de las inteligencias artificiales, las cuales ya se emplean en muchos procesos que son repetitivos como los que se hacen en las oficina o almacenes, 

De este modo, se espera también que la IA entre con fuerza en la logística, pudiendo automatizar acciones como el control del estado de los pedidos, dónde están las mercancías, enviar notificaciones de horarios de entregas, etc.

Como sucede en otros sectores, todavía es complicado establecer con certeza cómo afectará a la logística en concreto, por lo que será algo muy interesante de ir viendo cómo se desarrolla. 

Minería de datos

El análisis de grandes cantidades de datos se conoce como minería de datos y ayuda mucho en la toma de decisiones a las compañías de reparto.

Por ejemplo, se pueden obtener datos de todos los vehículos mediante el uso del GPS, analizándolos y creando rutas más optimizadas con el fin de que los repartidores lleguen antes, gasten menos combustible o incluso eviten zonas conflictivas en cuanto a accidentes de tráfico.

A su vez, se identifican patrones con el fin de estar preparados cuando hay épocas de gran demanda de repartos, pudiendo así llevar a cabo las acciones necesarias. El Big Data y, la minería de datos son conceptos que quizás ya no suenen tan lejanos en la logística. 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído