lunes, 27mayo, 2024
28.1 C
Seville

Los CDC norteamericanos compraron el acceso a datos personales para investigar más allá de las medidas anti Covid-19

Los documentos revelan que tenían la intención de monitorizar a individuos sobre sus hábitos y comportamientos

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) compraron el acceso a los datos de ubicación recopilados de decenas de millones de teléfonos en los Estados Unidos para realizar un análisis del cumplimiento de los toques de queda, rastrear los patrones de determinados perfiles de personas, así como monitorear específicamente la efectividad de determinadas políticas adoptadas durante la pandemia según documentos de los propios CDC obtenidos por Motherboard. Así lo afirma el investigador Joseph Cox, en la publicación hecha en Vice.

Además, señala que los documentos también muestran que, aunque los CDC utilizaron el COVID-19 como la excusa para comprar el acceso a los datos de una manera más rápida, tenían la intención de usarlos para otros fines, más generales.

Apunta Cox que los datos de ubicación «son información sobre la localización de un dispositivo obtenida a través del teléfono que puede dar información sobre la vivienda, el trabajo, y dónde estuvo una persona determinada en un momento concreto». Este tipo de datos fueron comprados por los CDC y los documentos revelan que tenían un plan expansivo para usar estos datos de ubicación de una manera más amplia.

SafeGraph, la empresa a la que los CDC pagaron 420.000 dólares para acceder a los datos durante un año, cuenta con PEter Thiel y con el ex jefe de inteligencia saudí entre sus inversores. Google prohibió la participación de esta empresa en Play Store el pasado mes de junio.

La información publicada por Cox afirma que «los CDC utilizaron los datos para monitorear los toques de queda, y los documentos apuntan que los datos de Safe Graph han sido fundamentales para conocer los movimientos de la gente acudiendo a la farmacia, o para el seguimiento de vacunas».

Según Zach Edwards, los datos analizados habrían sido, por ejemplo, los movimientos de personas que acudían a iglesias o lugares de culto (una información protegida por las normas fundamentales puesto que pertenecen a la esfera íntima de cada ciudadano). Pero también se habría estado monitorizando a los vecinos de una comunidad para comprobar si cumplían los toques de queda.

Motherboard obtuvo esta documentación a través de una solicitud en base a la Ley de Libertad de Información (FOIA). Los documentos facilitados a través de esta solicitud ponen de manifiesto 21 casos de uso potencial de estos datos por parte de los CDC.

«Los CDC también planean utilizar los datos y servicios de movilidad adquiridos a través de esta compra para respaldar áreas programáticas no relacionadas con COVID-19, como en ámbito de «prioridades de salud pública», analizar si determinados individuos van al parque, salen a correr».

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído