lunes, 27mayo, 2024
31.7 C
Seville

Los números ocultan la desigualdad del fútbol

Santiago Aparicio
Santiago Aparicio
Doctor en Ciencias Políticas y Sociología. Contador de realidades. Guitarrista de rock en mis tiempos libres. Y cazador de doxósofos.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Viene circulando una imagen del diario Marca donde se ven los escudos de los equipos que han vencido en las cinco grandes ligas (la tienen como imagen del artículo). Según esa imagen la más disputada sería la Ligue 1 francesa pues ha tenido 8 campeones distintos; luego la Premier League inglesa con seis campeones; la Bundesliga con 6 (sumando al campeón de esta misma temporada, algo que no se hace en las demás); la Serie A cinco campeones; y La Liga española 4 campeones.

Según estos datos quedaría claro que, en este siglo, las competiciones más disputadas son la francesa, inglesa y alemana… ¿o no? El problema que tienen los datos es que descontextualizados, sin una base mínimamente material (cuántos campeonatos ha ganado cada cual) o sin análisis ofrecen una imagen completamente distorsionada. Sin duda La Liga es la competición menos competitiva fuera del duopolio, pero las demás ¿son mucho más competidas?

Comencemos por la Premier League, la competición más vista y que más ingresos genera. Más allá de la subjetividad del fútbol desarrollado, a unos les puede gustar más el fútbol control o el fútbol tostón del cerrojazo que el fútbol más alegre, en la liga inglesa los campeonatos se han repartido así: Manchester United 7 títulos; Manchester City 7 títulos; Chelsea 5 títulos; Arsenal 2; Liverpool 1; y Leicester 1. En estos años, en realidad la mayoría de títulos se los han repartido los equipos de Manchester, menos la época buena del Chelsea competitivo del israelí-ruso Abramovich. Hay tres equipos que han podido pescar, alguno con mucho nombre, en temporadas malas de los demás. El Arsenal que se ponía de prototipo del fútbol solo ganó dos.

En Francia (Ligue 1) hay un antes y un después de la entrada de Qatar en el accionariado del Paris Saint Germain. En realidad entre este equipo (9 títulos) y el Olympique de Lyon (7 títulos) han ganado casi todo dejando algunas sobras para Lille (2), Marsella, Mónaco, Nantes, Girondins o Montpellier (todos 1). En cuanto llegó la inversión qatarí se acabó la competitividad, que tampoco es que fuese máxima con un Lyon apabullante.

Italia, cuna del catenaccio, también tiene cinco ganadores diferentes de la Serie A, pero los números dicen que no ha sido tan competitiva. La Juventus ha ganado 11 títulos dejando seis (que pueden ser 7) al Inter de Milán. Contando que les quitaron algunos por tramposos, no es que la competencia haya sido mucha, toda vez que las 3 de Milán y el solitario triunfo de Roma y Nápoles, es el resto del reparto.

En la Bundesliga aparecen seis campeones diferentes, pero eso no quiere decir que sea muy competida, sino que el verdadero dominador del campeonato con 16 títulos, el Bayern de Múnich, ha tenido unos fallos repartidos entre los demás. El Borussia de Dormunt con tres títulos es el equipo que mejor ha sabido aprovechar las migajas. Werder Bremen, Wolfsburgo, Leverkusen o Sttutgart han rascado 1.

Y La Liga por mucho que aparezcan cuatro campeones en este siglo, es evidente que es completamente un duopolio en el que Atlético de Madrid y Valencia han sabido aprovechar dos ocasiones cada uno. El FC Barcelona ha ganado 11 títulos y el Real Madrid 7, sin contar este año.

La imagen puede decir que existe competencia mientras que los números dicen otra cosa. En casi todas las competiciones los ganadores son dos habitualmente. Ahora bien, para determinar que clase de competitividad existe habría que mirar con cuántos puntos de ventaja al segundo y al tercero han conseguido esos títulos. A ese respecto, la Premier tiene un mayor porcentaje de títulos ganados con menor diferencia (incluso el último día del campeonato) respecto a las demás. En la Bundesliga o la Ligue 1 se han ganado títulos casi en estas fechas. En la Serie A y La Liga tampoco ha sido habitual llegar al final apretados salvo contadas ocasiones. Por no hablar de los equipos que han tenido la oportunidad de disputar, algo aunque sea, el título. Se repiten los nombres de los máximos vencedores en La Liga, la Bundesliga, la Serie A y la Ligue 1. En la Premier ha ido más por rachas.

En resumen, el número de campeones totales no indica competitividad. En algún caso es un poco la tómbola del equipo que tiene un buen año mientras que el que suele ganar está mal. En lo subjetivo cada cual puede preferir ver partidos de otras ligas por gusto futbolístico o por no cortarse la venas viendo algunos de la propia. Pero es evidente que los equipos que tienen mayores presupuestos, en el caso de España triplican a los que vienen por detrás, suelen vencer con suficiencia y se reparten el botín. La competitividad es un invento de la prensa, en general, para seguir con la rueda de los ingresos. Y ¿alguno quiere que las diferencias sean mayores en las competiciones con ingresos de superligas?

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído