lunes, 20mayo, 2024
22.4 C
Seville

Los sindicatos declaran la guerra a Ayuso y convocan huelga en la educación pública madrileña

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Desde los sindicatos UGT, CGT, STEM y CNT Comarcal Madrid Sur, han anunciado la convocatoria de una huelga en la educación pública madrileña para finales del próximo mes de febrero. De la convocatoria se ha descolgado la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid

En un comunicado conjunto, quieren enmarcar el contexto en el que las cuatro organizaciones han alcanzado este acuerdo. La Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso sigue aplicando medidas en la dirección opuesta a la mejora del servicio público educativo, como han comprobado con la reciente aprobación de la subida de ratios en las aulas TEA (aulas en centros de escolarización preferente con apoyo extenso y especializado para alumnos con Trastorno Generalizados del Desarrollo) y la desregulación del trabajo de los profesionales a cargo de la atención al alumnado con autismo.

Déficit de profesionales de atención a la diversidad

En general, el déficit de profesionales de atención a la diversidad es insostenible, y afecta a todo el profesorado, que ve cómo su alumnado con necesidades educativas especiales carece de los apoyos necesarios para una inclusión efectiva. Recuerdan que estamos muy por encima de la recomendación de la UNESCO de que la población escolar asignada a cada orientador u orientadora no supere los 250 alumnos. En Madrid, esta ratio llega a cuadruplicarse en muchas zonas.

En el contexto actual de descenso de la natalidad, brillan por su ausencia medidas específicas para proteger la educación pública. Se permite la masificación y la normalización de las aulas prefabricadas en determinados centros, así como el incumplimiento sistemático de la bajada de ratios, mientras en otros centros no se admite una flexibilización de las ratios de referencia “a la baja” que evite el cierre de aulas.

Incremento de las plazas concertadas

El incremento en la concertación de plazas en centros privados supone una dejación de funciones por parte de la Administración, pues corresponde a la administración garantizar el derecho a la escolarización en centros públicos, en cada pueblo y en cada barrio. Sin embargo, aún en un contexto de baja natalidad, seguimos encontrando barrios y municipios con demanda de plazas públicas y sin colegios o institutos públicos suficientes para atender esa demanda.

No hay plazas en la FP pública

La situación de la FP es especialmente preocupante, al rechazarse sistemáticamente miles y miles de solicitudes para cursar ciclos formativos en centros públicos. Mientras, se permite el cobro de cuotas por la realización de prácticas en empresas, que sólo pueden pagar los centros privados (muchos de ellos financiados con fondos públicos) mientras los tutores de prácticas de centros públicos cada vez tienen más difícil encontrar empresas que acojan a su alumnado, especialmente en la rama sanitaria.

A todo esto se suma la precariedad en las condiciones materiales de trabajo del profesorado madrileño con respecto a los de la mayoría de Comunidades Autónomas, que se concreta claramente en el  mantenimiento de unas jornadas de atención directa al alumnado excesivas desde el curso 2011/2012.

Recortes de la enseñanza pública

Desde el pasado mes de abril, los sindicatos UGT, CGT, STEM y CNT Comarcal Madrid Sur están trabajando en coordinación con asambleas de docentes de centros educativos públicos de nuestra región, y convocando asambleas abiertas al profesorado, para articular una amplia movilización en torno a la reivindicación de la vuelta a las jornadas de atención directa al alumnado previas a los recortes aplicados en el curso 2011/2012 por el Gobierno de Esperanza Aguirre y generalizados a nivel estatal por medio del Real Decreto 14/2012 de 20 de abril, del Ministro José Ignacio Wert.

Esta medida supuso el despido de miles de docentes interinos y una sobrecarga de trabajo en los centros que en Madrid seguimos arrastrando 12 años después, y la necesidad de revertirla ha sido el hilo conductor que nos ha convencido de la necesidad de anunciar la huelga.

Jornada laboral de 35 horas

La jornada laboral de los docentes se cuantifica en 37,5 horas semanales. De estas, 7,5 corresponden a la estimación del tiempo de trabajo en casa. En Infantil y Primaria hay 30 horas semanales de obligada permanencia en el centro.

En Secundaria hablaríamos de 30 periodos de 55 minutos computando 27,5 horas semanales de permanencia. Las 2,5 horas semanales de permanencia restantes (denominadas  horario “irregular”) se computan trimestralmente y se reparten en Claustros, evaluaciones, reuniones con familias en horario vespertino, etc.

Para el profesorado de Secundaria, FP y Régimen Especial el horario de permanencia semanal se desglosaba hasta 2011 en 18 periodos semanales lectivos (de atención directa al alumnado) y una media de 12 dedicados a otras funciones, principalmente reuniones y tareas de tipo burocrático. En Infantil y Primaria, las horas lectivas semanales eran 23, dedicándose las 7 restantes a otras funciones.

Desde que la Ley 4/2019 de 7 de marzo dejara sin efecto el citado Real Decreto del Ministro Wert, todas las Comunidades Autónomas excepto Madrid están volviendo gradualmente a la situación previa, y en cinco de ellas ya se ha completado la reducción en todas las etapas.

Mientras, las 20 ó 21 horas lectivas semanales que seguimos soportando en Madrid en Secundaria, FP y Régimen Especial y las 25 de Infantil y Primaria, suponen un agravio respecto a otros territorios e implican atender a más alumnos durante más tiempo, lo que genera a su vez una sobrecarga de trabajo en forma de incremento del tiempo de dedicación a la programación de la atención individualizada, y también de más correcciones, informes, tutorías, etc., todo esto unido a la reducción del tiempo para realizar estas tareas en el propio centro. El profesorado madrileño quiere ofrecer un trabajo de máxima calidad a su alumnado, y por eso es imprescindible que disponga del tiempo necesario para realizar esas tareas invisibles, pero no menos importantes que las propias clases.

Negociación del Acuerdo Sectorial,

En estos momentos, se negocia el próximo Acuerdo Sectorial, y de los primeros contactos entre los sindicatos con representación y la Consejería sólo se desprende una vaga disposición del Gobierno regional a aplicar una reducción gradual en Secundaria, FP y Régimen Especial. Y respecto a Infantil y Primaria, ni siquiera se vislumbra la posibilidad de una reducción.

Aparte de la reducción de las jornadas lectivas, no olvidamos otros problemas que es urgente abordar ya:

  • Medidas concretas y efectivas para reducir unas tareas burocráticas que en los últimos años han crecido de forma totalmente injustificada, muchas de las cuales son percibidas por el profesorado como absolutamente improductivas.
  • Incremento lineal de retribuciones. Sería inadmisible afrontar el inicio del curso 2024/2025 sin un incremento salarial que nos sitúe por encima de la media de retribuciones respecto al resto de Comunidades Autónomas, más teniendo en cuenta el coste de la vida en la Comunidad de Madrid, especialmente en lo relativo al precio de la vivienda.

Las cuatro organizaciones convocantes consideran que en Madrid ya vamos tarde. “Dejaremos un margen razonable para la negociación, pero sin un compromiso firme por parte de la Consejería de volver a los 18/23 periodos lectivos desde el inicio del próximo curso, y sin la aprobación de los correspondientes cupos de profesorado necesarios para atender adecuadamente al alumnado, a finales de febrero, habrá huelga”.

El proceso de diálogo entre organizaciones y las consultas a las respectivas afiliaciones y al profesorado en general seguirán adelante y les permitirán ir concretando la tabla reivindicativa en las próximas semanas, pero a día de hoy avanzan que la vuelta a las 18/23 podrá no ser condición suficiente para dar marcha atrás, pero desde luego sí será condición necesaria.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Ante cualquier gobierno no de izquierdas ya se preparan los acosadores sindicatos » de clase » para el derribo del mismo a través de sanidad ( mejor no vayas ) y educación ( ya adoctrinacion ). Ahora les está bien empleado porque siguen financiando a estos comegambas como si no supiéramos sus corrupciones y para que están. El mismo Moreno les ha dado varios años a UGT para que paguen la deuda que tienen en vez de cortarles el pienso.

  2. Los sindicatos armando follón pagados por el gobierno. Y los profesores a trabajar y si no a la calle. Ya está bien son los que menos trabajan hecha medio año de vacaciones cobran bien y encima quieren más. Anda ya. Los sindicatos son corruptos y no deberían existir.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído