martes, 18junio, 2024
23 C
Seville

Mano dura con Ferrovial

La constructora ha dado una muestra más de codicia corporativa al anunciar que cambiará su domicilio al paraíso fiscal de Países Bajos, acción que deberá ser castigada con ejemplaridad y espíritu ejemplarizante por el Gobierno

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Las grandes empresas están demostrando su codicia corporativa y su falta absoluta de responsabilidad social. La inflación que estamos sufriendo en la actualidad es, en parte producida por las consecuencias de la guerra de Ucrania. Sin embargo, por otro lado y en mayor medida, está provocada por esa codicia corporativa a la hora de subir precios sin control y a pesar de las medidas que los gobiernos están implementando en los respectivos países.

Un ejemplo de esa codicia corporativa la hemos conocido hoy con el anuncio de la constructora Ferrovial de cambiar su domicilio fiscal a Países Bajos, un paraíso fiscal encubierto en el interior de la Unión Europea.

Ese cambio de sede se va a realizar a través de un movimiento corporativo de fusión de la matriz española con su filial en Países Bajos que es la que controla los activos internacionales de Ferrovial desde que su presidente, Rafael del Pino, realizó el traslado desde Londres a Amsterdam en el año 2018. El directivo, además, ya tiene sus sociedades patrimoniales domiciliadas en ese país.

Esta es una muestra más de cómo la codicia corporativa está llevando a la destrucción absoluta del estado del bienestar. Ferrovial ha afirmado que la decisión se adopta por una cuestión de seguridad jurídica. Sin embargo, la realidad es que no quieren pagar impuestos en España, no quieren aportar parte de sus beneficios para sostener los servicios públicos. Esta falta de patriotismo, evidentemente, no tiene que quedar ahí y el gobierno de Pedro Sánchez deberá tomar cartas en el asunto.

Ferrovial no puede irse de España sin pagar, no sólo los impuestos, sino lo que ha dejado de aportar a lo largo de todos los años. Tanto el Ministerio de Hacienda como el de Economía están obligados, por patriotismo real, a aplicar las sanciones y a tomar, si se quiere llamar así, las represalias correspondientes a través de buscar la herramienta legal necesaria para impedir que la constructora presidida por Del Pino pueda optar a las obras de infraestructuras licitadas.

Además, sería necesaria realizar una auditoría y una inspección de Hacienda para verificar si en los últimos 3 años Ferrovial ha evadido impuestos o ha utilizado estrategias de «magia contable» para rebajar la factura impositiva.

Ferrovial no puede escaparse viva porque, de hacerlo, las grandes compañías estarían obligando al gobierno a implantar un régimen cercano al paraíso fiscal para evitar que estas empresas se domicilien en otros lugares con una fiscalidad más baja.

La decisión de la constructora no es más que el primer paso que los poderosos están dando para destruir el estado del bienestar y hacerse con los nichos de negocio que hasta ahora correspondían al Estado. No tardará mucho Isabel Díaz Ayuso en gritar a los cuatro vientos que la salida de Ferrovial es consecuencia de que no se aplican las políticas de «0 impuestos a los ricos» que ella pretende.

Sin embargo, las consecuencias de estas políticas ya se están viendo en la Comunidad de Madrid con una sanidad en estado de derribo mientras la gente muere esperando una operación o una consulta de especialista.

Pedro Sánchez no se puede quedar quieto. Ni libertad de mercado ni hostias. Primero está el pueblo español y luego todo lo demás. Ese es el interés público real, el interés de la ciudadanía, y no el de cuatro trileros con corbata (o pañuelo) y pulserita con la bandera de España que huyen en cuanto se les pide que arrimen el hombro. Señor Sánchez, si permite esto sin consecuencias graves para la constructora, entonces habrá creado un precedente muy peligroso que le obligará a hacer lo que no quiere hacer: convertirse en Isabel Díaz Ayuso.  

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

8 COMENTARIOS

  1. José Antonio Gómez (el señor que escribe el articulito).
    Usted está fuera del mundo real.Lo triste es que dentro de Europa haya distintas tributación es.Y tengamos unos políticos que solo saben Ordeñar y no crear riqueza.
    Este es el principio.
    Que dios nos pille confesados

  2. Mientras no tengamos una fiscalidad común y solidaria en la UE pasarán estas cosas, esto es simplemente un agujero por debajo de la línea de flotación que nos puede llevar a pique. No podemos seguir con este gobierno en Bruselas que nos lleva directos al desastre.

  3. Desde que Portobello Capital FONDO BUITRE está en el capital de Ferrovial su único objetivo es ESTAFAR AL PUEBLO.
    FONDOS BUITRE QUE HUNDEN EMPRESAS CON SUS POSICIONES CORTAS PROVOCANDO LA RUINA DEL PUEBLO ESPAÑOL.
    DESTRUYERON EL BANCO POPULAR PROVOCANDO LA RUINA DE MÁS DE 1,2 MILLONES DE ESPAÑOLES…ESTAFA QUE NI SIQUIERA LA JUSTICIA A QUERIDO INVESTIGAR…ESPAÑA ES EL ESTERCOLERO DE EUROPA.
    Y HABLAN DE RUSIA…

  4. Esto solo daña el prestigio del gobierno, Ferrovial cotiza el 80% en el extranjero de acuerdo con la ley de cada país donde obtiene beneficios.

    Las amenazas del autor justifican que cualquiera quiera alejarse de ellas por lo tanto que ninguna empresa quiera invertir en España.

    Caminito de Venezuela, ya solo falta de éxodo de personas.

    No se puede ser tan ignorante y bruto.

  5. Vaya artículo incendiario de pataleta de niño pequeño. No sé de dónde sale gente como este individuo. No perderé mucho tiempo intentando arar en el desierto de semejante zoquete. Lo que ha hecho esta empresa es lo que van a hacer muchas otras. Ya estoy arto de que con la soflama de «destruir el estado del bienestar…» Se justifique el expolio que este y los gobiernos anteriores hacen a los españoles, empresas y particulares. Ferrovial se ha ido a países bajos, donde la tributación es infinitamente más baja. ¿Qué pasa, que ellos no tienen estado del bienestar? Pues sí caballero, y mucho más avanzado que el nuestro. Pero mucho mejor gestionado. Pregunte a los holandeses que ayudas reciben las familias con niños menores de 3 años.
    Y lo de que Madrid tiene una mierda de sanidad es totalmente mentira. Y se lo dice un paciente oncológico que está siendo tratado con las últimas técnicas en oncología en la Sanidad pública.
    Lo que tienen que hacer los sinvergüenzas del gobierno, del signo que sean, es optimizar los recursos, como lo está haciendo ferrovial y no gastarse nuestro dinero en prostitutas y cocaina

  6. Países Bajos no es un paraíso fiscal…
    Aquí lo que pasa es que para una empresa cualquier sitio que no sea España parece un paraíso fiscal.

  7. Sobran 9 de cada 10 políticos, sindicalistss de clase, asesores y demas parásitos, que son los verdaderos lsdrones fiscales. Mientras esto no cambie y se armonizen los impuestos en ls UE equipsrándose a los de Irlanda, las empresas se irán y seremos cada vez mas pobres

  8. Parece que todos ustedes , están de acuy en que Ferrovial se vaya de España,después de haber recibido mucho dinero público,pero claro,las gente de derechas cree que el dinero público es patrimonio de ellos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído