lunes, 24junio, 2024
31 C
Seville

Maricuela, un icono del socialismo

Recibió en 2023 el título de Hija Predilecta de Asturias por encarnar a toda una generación de mujeres que “combatieron la dictadura y lucharon por las libertades en tiempos de represión, especialmente difíciles para las mujeres”

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La histórica militante socialista y miliciana Ángeles Flórez Peón, conocida como ‘Maricuela’, referente de la lucha por la libertad y la justicia social, ha fallecido este jueves a los 105 años.

Maricuela, última miliciana viva que pasó casi 60 años exiliada en Francia víctima de la represión franquista, nació en Blimea (San Martín del Rey Aurelio) en 1918 y fue una histórica afiliada al Partido Socialista.

Recibió en 2023 el título de Hija Predilecta de Asturias por encarnar a toda una generación de mujeres que “combatieron la dictadura y lucharon por las libertades en tiempos de represión, especialmente difíciles para las mujeres”.

“105 años de dignidad, compromiso y lucha por la igualdad, la libertad y la justicia social”, aseguró en las redes sociales el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Con 104 años, ‘Maricuela’ fue en las elecciones autonómicas de mayo de 2023 la candidata de más edad del PSOE, al cerrar la lista autonómica en Asturias, algo que fue destacado por Pedro Sánchez al poner en valor las candidaturas socialistas “paritarias” y “también intergeneracionales”.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, la Federación Socialista Asturiana y la Agrupación Socialista de Gijón se han sumado a los mensajes de condolencias para despedir a “una defensora incansable de los valores socialistas”.

Cuando tenía 16 años, perdió a su hermano mayor, Antonio, asesinado junto a otros 23 hombres durante la represión de la huelga revolucionaria de octubre de 1934 en Carbayín. Este hecho propició que se afiliara a las Juventudes Socialistas en 1936, y tras el golpe de Estado de julio se convirtió en miliciana en Colloto. También fue enfermera en un hospital de campaña en Gijón. El nombre por el que es conocida, Maricuela, hace referencia al personaje protagonista de una obra de teatro titulada ¡Arriba los pobres del mundo! (Jacinto Sánchez, 1934) y que Flórez interpretó con diecisiete años, cuando estalló la Guerra Civil española.

Flórez fue detenida en octubre de 1937 e inicialmente condenada a 15 años de reclusión, aunque luego su pena fue rebajada a nueve años. En mayo de 1938, fue trasladada a la prisión de Saturrarán en Guipúzcoa, donde cumplió condena hasta salir en libertad vigilada en agosto de 1941. Vivió durante un tiempo en Baracaldo, donde residía una hermana suya, y más tarde se marchó a Oviedo y El Entrego, donde trabajó primero en una sidrería y más tarde en una farmacia.​

En 1946, Flórez se casó con Graciano Rozada Vallina, que participó en la reorganización del PSOE y la UGT de Asturias. Debido a su implicación en estos procesos, Rozada decidió escapar a Francia en agosto de 1947 ante el riesgo de ser detenido. Flórez y su hija se reunieron con él en marzo de 1948 tras verse involucrada en la muerte de un grupo de guerrilleros. Su implicación política siguió siendo importante desde el exilio y participó de forma activa en el VII Congreso del PSOE celebrado en 1958.

Regresó a España en 1960 para visitar a su familia y fue detenida en la frontera, aunque pudo continuar su visita hasta Asturias y volver después a Francia. En 2003, falleció su marido en Saint-Éloy-les-Mines y regresó a Asturias un año más tarde, estableciéndose en Gijón donde formó parte de las JSA desde comienzos de 2013.​

En 2014, con 95 años, Flórez empezó a utilizar la red social Facebook para compartir sus ideas y opiniones políticas. Además, para ayudar a la memoria histórica, en 2013 publicó una obra en la que recopiló testimonios de la Revolución del 34 y de la Guerra Civil, y en 2018 presentó un libro con sus memorias en la Feria del Libro de Madrid.

“Cuando el golpe de Estado, nos marchamos todos a defender la República. No cogí armas, pero estaba entre armas porque llevábamos de comer a las trincheras. No tenía miedo, pero tuve suerte”, aseguró Maricuela. “Fue algo que me marcó toda la vida. Cuando llaman a una amiga que está durmiendo a tu lado para fusilarla… son cosas horribles que no se olvidan, unos crímenes horribles”, rememoró.

Al hablar del PSOE, Maricuela dice que para ella es “libertad, unión y humildad”, un partido de gente “luchadora” que “consiguió muchísimo para los obreros”. “Cuando hubo un Gobierno socialista fue cuando avanzaron las cosas”, añadió. Cierto día le preguntaron si podría militar en las filas de otro partido, respondiendo sin titubeos: “¿Otro partido? No, ni hablar”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído