miércoles, 12junio, 2024
23.1 C
Seville

Más leña al fuego (en la guerra de Ucrania)

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Europa se halla ante el invierno más crudo desde hace muchísimos años. El ahorro de gas, petróleo (y trigo) se convierte en imperativo y los gobiernos redoblan sus peticiones de cautela en el consumo en previsión de una temporada de frío caótica si Putin cierra el grifo del flujo de gas, y sigue la guerra. España es uno de los países menos expuestos, pero también uno de los que aún no ha lanzado adecuadas campañas de concienciación en aras de colaborar con la solidaridad (imposición) europea de reducciones de consumo de gas en estas situaciones de alerta. Nuestra ministra Teresa Ribera subrayó que España es «un país europeísta y solidario», pero aseguró que no se puede pedir a los ciudadanos españoles «un sacrificio desproporcionado. A los hogares y a la industria, no”. También los portugueses, Italianos y griegos, y otros, son muy escépticos con esas medidas.

Y seguro, fijo, que Putin inventará pronto otra nueva escusa técnica, burocrática o la que sea, para amenazar que corta la distribución de gas. Y lo hará. Qué ingenuos son los dirigentes de la UE de pensar que no lo iba a hacer después de achicharrarle con sanciones económicas y armamentísticas. Por ejemplo, últimamente, los 27 países de la UE acuerdan más sanciones a Putin: embargo al oro, las joyas y congelación de bienes de mayor banco ruso Sberbank. Por cierto, ni la tercera parte de esos escarmientos han llegado hacer daño a él y a sus allegados oligarcas.  ¡Se están descojonando de risa por todo el Kremlin!

Para prever esta escasez de energía, la UE cierra un acuerdo con Azerbaiyán para duplicar el suministro de gas hasta 2027. La Comisión Europea especifica que el objetivo es alcanzar al menos 20.000 millones de metros cúbicos de gas al año en 2027 ¡Buen negocio! Así es como Bruselas busca luchar contra la dependencia de la energía rusa. Von der Leyen y el presidente Aliyev firman aumentar las llegadas a través del corredor que recorre Turquía. Este Corredor Sur de Gas se nutre del gigante yacimiento Shah Deniz II, en el sector azerbaiyano del mar Caspio.

Pero no se enteran nuestros ´jefazos´ de la UE, que Azerbaiyán coopera activamente en muchos temas con la Federación Rusa, contribuyendo así a la expansión de sus relaciones a todos los niveles. Y los presidentes Aliyev y Putin son amigos; lo mismo diremos del de Bielorrusia, Turquía, India, China, etc.

Y la hipocresía de los vetustos políticos de la directiva de la UE es tremenda. Ahora, ¿sí es ya Azerbaiyán un país ´limpio´ que practica los derechos humanos? Lo mismo que la Venezuela de Maduro ¿ya no es ese país revolucionario radical, más terrible que el diablo con rabo rojo, para las democracias neoliberales?

Ahora ellos pueden vendernos petróleo a mansalva. Ahora, sí; lo mismo que Azerbaiyán con el gas y el trigo, y la India y China y etc., etc.

El pragmatismo ideológico y económico de la UE es sinónimo de astucia redomada y raya en la indecencia.

Tanto Azerbaiyán como Turquía, Marruecos, Israel, India, etc., son países ­–unos más que otros– que están muy lejos de abordar la corrupción político-económica, que incumplen continuamente; no acatan los derechos humanos, con un gobierno y estructuras poco transparentes y donde las libertades sociales brillan por su ausencia. También son muy dados estos países al amiguismo en las contrataciones, manteniendo un estatus de ´país autoritario´.

Pero hacemos negocios con ellos para que se enriquezcan sus jefazos y las élites.

Mucho nos tememos que Rusia y China permitan esos negocios con la UE con intereses ocultos. Al final, entre ellos hay intercambio de comisiones, divisas y ´trapicherías´ con el gas, trigo y petróleo, etc. Las sanciones son en este aspecto más que ridículas.

Putin actúa muy sibilinamente permitiendo que esos países amigos suyos colaboren económicamente con la UE. Pero en un momento dado, a la orden de míster Putin, podrán dar el cerrojazo o subirles desorbitadamente los precios. Que por cierto, irán muchas de esas ganancias a  las arcas de los bancos rusos y de Putin.

Hace pocos días en Teherán, Rusia, Irán y Turquía han firmado vatios acuerdos para una estrategia común en Siria. O sea, el presidente Erdogan (Turquía, de la OTAN ) y Putin, más que íntimos, están a partir de un piñón. Y de invitado especial, la terrible Irán con su amenaza nuclear.

Putin prometió en las reuniones de Teherán, que negociaría con Erdogan (Turquía) la ´liberación´ del trigo de Ucrania. Y lo hizo vestido con piel de cordero, porque quiere evitar las hambrunas del mundo. Bien sabe él, que el petróleo y el gas son sus auténticas bazas para erosionar la posición europea.

Y nosotros vamos con sanciones irrisorias y riñendo a Putin, al que se ´trae floja` *la actitud amenazante de la UE y de La OTAN.

Sin embargo, Rusia se ha asegurado el control de las mayores reservas de petróleo en el mundo. En mayo de 2017, la petrolera rusa Rosneft fundó una asociación empresarial, de la que posee el 51 por ciento, con la petrolera estatal venezolana PDVSA. Y ahora ya EEUU y la UE negocian y compran con Maduro porque ya no es ´malo´, comunista, chavista, bolivariano.

La UE se rearma con 500 millones de euros para compras conjuntas de material militar. Qué pacifistas somos los de la UE, que damos de comer a los grandes empresas armamentísticas y a los señores de la guerra,  en vez de a los ciudadanos de a pie europeos y a los ucranianos especialmente.

Los viejos sociatas socialdemócratas y los viejos neoliberales se han puesto de acuerdo con eso de armar a la UE de medios de guerra técnicos y humanos. Para qué. Pues de seguir así –elevando el tono bélico– nos encaminamos de cabeza a una tercera guerra mundial  nuclear.

Los generales y asesores de Putin, erre que erre, han mantenido siempre que solo quieren decididamente “desnazificar y desmilitarizar” Ucrania y eliminar presuntas amenazas al territorio ruso”.

¿Se pudo evitar la guerra de Ucrania? ¿Intentaron seriamente la UE y la OTAN parar esta tragedia firmando con Rusia un armisticio sobre los términos de un posible acuerdo de paz?

¿Apoyamos a un país o solo a un presidente (Volodimir Zelensky) que aprovecha la guerra para aumentar su poder autoritario y acelerar sus reformas ultraliberales? Y con la economía ucraniana hecha trizas, en ruinas, pero esto no le impide al gobierno Zelensky ir destruyendo metódicamente las leyes laborales y sociales. Zelensky cada vez es más demagogo, más mentiroso e ineficaz; además de muy ´payasín´, aunque ya lo era antes y mucho.

El fariseísmo de los dirigentes de la UE (neoliberales y socialdemócratas) es de órdago. A la hora de sacar tajada dineraria, y cuando quieren, se pasan por el `forro de los cojones´ las leyes y normas que obligan a otros a cumplir para estar en la UE.

Pero, a pesar de esta hipocresía, ¿tenemos claro que es mejor estar con la OTAN o estar fuera, desprotegidos ¿Es mejor tener ejército propio en la UE con el batiburrillo de intereses y países que somos más los que quieren entrar?

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

  1. ¿Que ocultos intereses hay detras del mantenimiento de la guerra en Ucrania?Si yo,que no soy nadie,se que lo que llamamos occidente no tiene nada que hacer ante el eje Rusia-China-India-Iran,mas lo deben saber los que dirigen EEUU y Europa.
    Se esta destruyendo un pais,Ucrania,aun a sabiendas de que la guerra la tiene perdida desde el minuto uno..y se esta destruyendo a Europa occidental al mismo tiempo,con el agravante de que Europa occidental no tiene nada que le haga mantenerse por ella misma mientras que Rusia tiene petroleo,gas,minerales,agua potable en abundancia,cereales y un territorio inmenso en el que se puede vivir y cultivar.
    Guste o no,el imperio de EEUU esta llegando a su fin y esta comenzando uno nuevo y no es Rusia precisamente.
    Cuando cae un imperio,caen sus vasayos tambien.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído