miércoles, 19junio, 2024
14.7 C
Seville

Metro de San Fernando de Henares: No fue Esperanza Aguirre, fue el comunismo

El trumpismo y el sectarismo que Isabel Díaz Ayuso ha implantado en el Partido Popular de Madrid ha llegado a tal absurdo que la candidata a la Alcaldía de San Fernando de Henares ha llegado a afirmar que todos los problemas de la localidad, incluido la problemática de las obras de la Línea 7B de Metro, es culpa del comunismo

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La crueldad y la nula empatía del Partido Popular de Madrid con los sectores que más daño les están haciendo electoralmente es un hecho. Con la llegada de Isabel Díaz Ayuso a la Presidencia de la Comunidad ese comportamiento desalmado se ha mezclado con el sectarismo político, lo que genera mucho más daño. Además, en muchas ocasiones, se transforma en un absurdo macabro que recuerda demasiado a las «ferias de fenómenos».

Uno de esos asuntos que está debilitando la imagen de «triunfadora» que quiere plasmar Ayuso es la problemática de las obras de la Línea 7B del Metro a su paso por San Fernando de Henares. Este asunto se lleva arrastrando desde hace más de 15 años sin que se haya dado solución de ningún tipo. Muchos parches, eso sí, que han costado millones de euros de dinero público.

La incapacidad de Isabel Díaz Ayuso y del consejero de Transportes, David Pérez, han provocado que el problema salte a la luz, que ciudadanos de todas las partes de España vean cómo las casas y los bloques de viviendas se están resquebrajando. Los afectados fueron noticia por ser de los primeros que a plena luz del día mostraron lo que la presidenta madrileña no quería que la gente viera: el hartazgo por la falta de gestión.

La problemática del Metro en San Fernando no es ninguna broma y no se arregla con propaganda o ayusadas sino con hechos y actos reales. Desde el gobierno de la Comunidad de Madrid se ha pretendido manipular la información y, sobre todo, se ha llegado a la crueldad de utilizar cifras falsas o edulcoradas para echar encima de los afectados al resto de la población. Todo ello sin contar con la bastarda reacción de los militantes del PP de Madrid que llegaron a insultar a las víctimas de una obra electoralista de Esperanza Aguirre llamándolas «muertos de hambre». Este hecho desalmado no tuvo ninguna reacción por parte de Isabel Díaz Ayuso quien, con su silencio, se convirtió en partícipe de estos insultos.

Esta semana ha empezado con malas noticias para los afectados. Se ha iniciado el derribo de más viviendas y del complejo de El Pilar. Además, continúan las supuestas obras de consolidación del terreno que están provocando, en muchos casos, un mayor deterioro en las viviendas ya afectadas por el hundimiento del suelo.

Todavía hay cientos de personas viviendo en la «Zona 0», seres humanos que viven con la incertidumbre de esperar el momento en que su vivienda se les venga encima. Será entonces el momento, cuando en San Fernando de Henares se vean imágenes como las del terremoto de Turquía y Siria, en el que mucha gente mirará a Isabel Díaz Ayuso y la culpará por su inacción.

Sin embargo, el momento es ahora, antes de que ocurra la desgracia. El momento en el que hay que apuntar con el dedo hacia los verdaderos responsables de que en una zona, en la que el suelo se puede hundir en cualquier momento, sigan viviendo cientos de familias porque no se les ha dado una alternativa habitacional justa y de acuerdo al valor real de esas viviendas no puede demorarse ni un minuto más.

Tanto Isabel Díaz Ayuso como el Partido Popular de Madrid saben que cualquier día va a ocurrir una desgracia, por eso intentan capear el temporal lo mejor que puedan hasta que pasen las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo. Por eso su crueldad se está dirigiendo hacia las familias afectadas que no están pidiendo más de lo que tienen, sino que les devuelvan los años de vida que les han robado.

No obstante, el PP de Madrid tiene claro que tienen que impedir que 600 familias les quiten el poder de las manos. Por eso acuden a una mezcla de sectarismo, trumpismo y ayusismo para atacar y responsabilizar a los que no tienen responsabilidad alguna.

El mejor ejemplo de ello lo dio la semana pasada la candidata del Partido Popular a la Alcaldía de San Fernando de Henares. Alejandra Serrano afirmó que «San Fernando de Henares se encuentra aislada porque el comunismo, que todos sabemos que lo que hace es aislarte, es no dejarte crecer. San Fernando de Henares tiene un gran potencial, no solamente económico, sino también humano».

Por tanto, la problemática de las obras de la Línea 7B de Metro es culpa del comunismo, no de Esperanza Aguirre ni de los cinco presidentes del Partido Popular que la sucedieron. El comunismo, que no ha gobernado en la Comunidad de Madrid nunca, es el responsable de la situación que se vive en San Fernando.

Estas declaraciones, además de absurdas, sectarias, trumpistas y ayusistas, son crueles porque no aborda ningún tipo de solución o, lo que es peor, deja entrever que si gobernara el PP la problemática se arreglaría, como ya ocurrió en Torrejón de Ardoz. Desalmados y crueles, así los quiere Dios.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído