martes, 18junio, 2024
20.9 C
Seville

Nadal magnífico, pero no puede

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El primer juego es toda una declaración de intenciones. Ya lo había dicho el Campeón: si tengo que romperme me romperé.

El primer juego dura casi quince minutos y Nadal tiene cinco oportunidades de romperle el saque a su rival: ese tipo de casi dos metros y 27 años llamado Hubert Hurkacz.

Saca Nadal y aunque el tenista polaco tiene dos oportunidades de break el español consigue mantener su servicio.

Y a partir de ahí…. Se acabó. Se acabó el Torneo de Roma. Se acabó el romperse o el no romperse.

Hurkacz juega magníficamente. Seguro de sí mismo. Impecable y sin concesiones.

Hay puntos espléndidos de Rafael Nadal. Por supuesto. Y es un ejemplo ver cómo lucha y resiste. Pero no puede, y duele. Le duele a él, evidentemente, y le duele a todos sus seguidores.

Gran aplauso. Ha sido heroico el esfuerzo; y merecía la pena hacerlo. Pero duele.

A todos duele. Hasta a Hubert Hurkacz le duele.

Tigre Tigre

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído