viernes, 21junio, 2024
16.4 C
Seville

«¡No pares, sigue, sigue!»: El acto en el que Ayuso y Feijóo perdieron la vergüenza

La presidenta de la Comunidad de Madrid y el líder del Partido Popular, junto a José Luis Martínez-Almeida, realizaron un acto dirigido a los latinoamericanos que viven en Madrid con la intención de contraprogramar la presencia de Pedro Sánchez en la Cumbre Iberoamericana de Santo Domingo

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Desde el año 2018, el Partido Popular se ha caracterizado con una oposición desleal cuyo único objetivo es el de derribar, sea como sea, al gobierno de Pedro Sánchez. Han tratado de impedir que España recibiera los fondos europeos de recuperación, han presentado bulos ante la UE para debilitar al gobierno, han incumplido y traicionado la Constitución, han utilizado las instituciones para hacer oposición. Incluso, han puesto en duda la legitimidad de los votos de los ciudadanos porque perdieron las elecciones.

La última deslealtad, o traición, ha sido la de intentar contraprogramar la participación del Jefe del Estado y del presidente del Gobierno en la Cumbre Iberoamericana que se ha celebrado este fin de semana en República Dominicana.

El sábado el Partido Popular celebró un acto que, en teoría quería captar el voto latino. Sin embargo, lo único que consiguieron tanto Alberto Núñez Feijóo como Isabel Díaz Ayuso fue hacer el ridículo porque, precisamente, las políticas que defienden son las que van en contra de los migrantes latinoamericanos. A los únicos que han beneficiado en Madrid, por ejemplo, ha sido a los ricos que han llegado a la Comunidad con importantes inversiones inmobiliarias y empresariales gracias al dinero llegado a España a través de paraísos fiscales.

El pasado mes de enero, Isabel Díaz Ayuso presentó su plan para atraer inversiones extranjeras y afirmó cargada de sectarismo y de ignorancia, afirmó querer atraer «un gran patrimonio harto de las políticas de acoso y derribo y de la asfixia fiscal al que es sometido en su país de origen». Si esos inversores, según la visión de Ayuso, quieren salir de sus países «se instala en Madrid, e invierte un millón en adquirir una participación minoritaria de una empresa madrileña, también se ahorrará 200.000 euros en su factura fiscal, que podrá repartir a lo largo de seis años».

Evidentemente, no es una referencia toda Latinoamérica, sino que las palabras de Ayuso se dijeron pensando en un país concreto: Venezuela. Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid ignora por completo la realidad de muchos miles de millones de euros que han llegado a Madrid de ese país y que son resultado de la corrupción y que esas operaciones de inversión inmobiliaria o compra de participaciones en empresas de Madrid han servido, en muchos casos, como elementos para el presunto blanqueo de capitales.

Ayuso ignora que, según indican multitud de informes policiales, el dinero que salió de Venezuela pasó primero por paraísos fiscales como Hong Kong y que fueron movidos a través de países como Irlanda, Liechtenstein, Portugal, Andorra, Belice, Luxemburgo, Panamá, Suiza o Rusia, por citar algunos, antes de terminar en cuentas bancarias domiciliadas en Madrid.

Ayuso ignora, como hacen determinados jueces españoles, que ese dinero procedía, según se insiste en diferentes investigaciones policiales y judiciales, de presuntas comisiones cobradas a cambio de la aprobación de contratos con la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Ayuso ignora que muchos de estos venezolanos, o familias venezolanas, llegaron a España después de haber trabajado para el régimen del país, es decir, que no salieron de Venezuela por una cuestión de oposición política, sino para vivir del dinero saqueado tanto de PDVSA como de otras actividades.

Ayuso ignora que hay múltiples procedimientos judiciales contra algunas de estas familias por estafa, blanqueo de capitales o administración desleal interpuestas por empresarios que tenían sus sociedades domiciliadas en la Comunidad de Madrid.

Estas querellas están motivadas por, precisamente, la entrada de ese capital venezolano en empresas de distintos sectores que vieron cómo los acuerdos alcanzados con estos ciudadanos de Venezuela no se cumplían o que, directamente, una vez tomaban el control accionarial de las sociedades, estos venezolanos cambiaban el domicilio fiscal de Madrid a Luxemburgo, Irlanda, Países Bajos o Liechtenstein, países miembros de la Unión Europea pero que funcionan como paraísos fiscales.  

Sin embargo, al PP le da igual el origen del dinero. Lo importante es que traigan dinero. Show me the money, show me the money!!!

El ridículo más grande del mundo

La clara intención de ese evento liderado por la lideresa real y principal del Partido Popular, junto a Alberto Núñez Feijóo y José Luis Martínez-Almeida, era contraprogramar a Pedro Sánchez. Este es el primer ridículo que perpetraron, puesto que, cualquier acusación que se hiciera al presidente del Gobierno de España, lo estaban haciendo también a Felipe VI. Ellos que son tan monárquicos, pues acusaron al Jefe del Estado de reunirse con dictadores.

Feijóo afirmó que emplazaba al gobierno a que aprovechara la Presidencia de Turno de la Unión Europea para buscar una «mayor integración de Hispanoamérica en Europa para, de este modo, «crear un mercado de 700 millones de personas. Casualmente, Feijóo ignoraba que esa es una de las conclusiones de la Cumbre Iberoamericana y de la Declaración de Santo Domingo, pero los Jefes, Jefas de Estado y de Gobierno asistentes en la Cumbre le dieron un sopapo en toda la cara. Los hechos, nuevamente, destrozan el populismo en el que Ayuso ha metido al Partido Popular y al que se somete, como buen lacayo, Alberto Núñez Feijóo.

Las declaraciones que hizo Isabel Díaz Ayuso en ese acto también fueron un ridículo espantoso puesto que acusó de racista a Pedro Sánchez al afirmar que «no quiere a los hispanoamericanos». Además, señaló que el presidente español se apoyaba en narcodictaduras del otro lado del Atlántico. Esto, evidentemente, también se extendía a Felipe VI, puesto que

Los líderes del PP, los dictadores y la ignorancia de Ayuso

La ignorancia histórica de Isabel Díaz Ayuso se ha contagiado al resto del Partido Popular. A lo largo de la historia democrática, los líderes del PP se han reunido y han compartido mesa y mantel con varios dictadores latinoamericanos.

No hay más que recordar las reuniones mantenidas por Manuel Fraga con Fidel Castro, las del propio Feijóo con Raul Castro, la presencia de Mariano Rajoy en diferentes cumbres iberoamericanas o los abrazos de José María Aznar con Hugo Chávez. El mismo Rajoy, no lo olvidemos, atacó a José Luis Rodríguez Zapatero por no asistir a la Cumbre Iberoamericana de Argentina en 2010.

Sin embargo, el PP ya está en modo electoral y, con tal de asaltar el poder, hará lo que sea para conseguir dinero que financien sus carísimas campañas electorales. No olvidemos el sablazo de 100 euros que Ayuso pretende clavar a los propios afiliados.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. Han tratado de impedir que España recibiera los fondos europeos de recuperación, han presentado bulos ante la UE para debilitar al gobierno, han incumplido y traicionado la Constitución, han utilizado las instituciones para hacer oposición. Incluso, han puesto en duda la legitimidad de los votos de los ciudadanos porque perdieron las elecciones. ¿Y?, todavía no sabemos quién prende fuego al monte, pero dado que son capaces de incendiar el congreso con sus mentiras y traicionar su constitución, sobre el CGPJ, ¿qué decir? Tengo mis dudas de que no estén detrás del incendiario de montes.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído