jueves, 13junio, 2024
16.7 C
Seville

Río Tinto se disculpa por la pérdida de una cápsula radiactiva en Australia

Las autoridades estatales están buscando la cápsula y han advertido a la población de los riesgos que puede tener para la salud exponerse a ella

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La compañía de extracción minera, Rio Tinto, ha presentado hoy sus disculpas por haber perdido una cápsula radiactiva, que provocó una alerta de radiación en Australia.

La cápsula radiactiva, según señala Reuters, se cree que cayó de un camión donde estaba siendo transportada, y formaba parte de uno de los indicadores para medir la densidad del suministro de mineral de hierro. La pérdida puede haberse producido durante las dos últimas semanas, aunque se desconoce exactamente cuándo ocurrió.

Al llegar el calibrador a la mina de Guadi-Darri, estaba roto y faltaba uno de los cuatro pernos de montaje, así como los tornillos del calibrador.

Se cree que las vibraciones del camión hicieron que los tornillos se desajustasen, haciendo que la cápsula radiactiva se cayera del paquete y se cayera por algún hueco del camión hacia el exterior.

La cápsula plateada, de 6 milímetros (mm) de diámetro y 8 mm de largo, contiene Cesio-137 que emite una radiación equivalente a 10 rayos X por hora.

Las autoridades han recomendado que las personas se mantengan al menos a cinco metros (16,5 pies) de distancia, ya que la exposición podría causar quemaduras por radiación o enfermedad por radiación, aunque agregan que el riesgo para la comunidad en general es relativamente bajo.

Todavía no han encontrado la cápsula

Las autoridades estatales están buscando la cápsula por el recorrido realizado por el camión, que abarca 1.400 kilómetros, desde Kimberley hasta la instalación de almacenamiento al noreste de Perth.

Comparan la tarea de búsqueda con la de encontrar «una aguja en un pajar», aunque no es imposible puesto que los equipos de búsqueda cuentan con equipos de detectores de radiación.

Así lo ha explicado Andrew Stuchbery, que dirige el departamenteo de Física Nuclear y Aplicaciones de Aceleradores de la Universidad de Australia.

«Por lo que he leído, si pasas junto a él, el riesgo es equivalente a una radiografía. Pero si te paras junto a él o lo manipulas, podría ser muy peligroso», dijo Stuchbery.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído