sábado, 25mayo, 2024
17.7 C
Seville

Sanación o medicina cuántica. La nueva medicina

Amelie Suñer
Amelie Suñer
Valenciana, con sangre madrileña y andaluza. Recibida la Incapacidad para mi profesión anterior en MSC Co. (dedicándome al comercio exterior) y después de transitar una crisis Vital, encontré mi propósito. Con amplio y multidisciplinar CV, actualmente soy Docente, Profesora NEE, Terapeuta especializada en Familia e Infancia y Coach, dedicando parte de mi tiempo a la investigación y al voluntariado. Curiosa, autodidacta y en continua formación, mi profesión es pura vocación.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La humanidad está atravesando un gran cambio de paradigma en muchos sentidos. La realidad como la conocemos se va desmoronando y los nuevos descubrimientos nos sorprenden a la vez que nos dan la certeza de que, cada vez que descubirmos algo nuevo, somos más conscientes de lo poco que sabemos. El cambio avanza a pasos agigantados y exponenciales y se abre ante nosotros los humanos, una etapa llena de posibilidades. Una de estas posibilidades es la medicina cuántica.

La medicina cuántica es aquella que aplica a la medicina ya establecida los descubrimientos de la física cuántica. Según la física cuántica, en la escala más profunda de la realidad  (que hasta el momento se ha descubierto), las partículas pueden estar en dos sitios a la vez, se pueden comunicar entre sí sin que importen la distancia o las barreras y pueden desaparecer de un lugar y aparecer en otro.

Para muchos de los teóricos y científicos de la física cuántica, esta es la base para entender cómo funciona la realidad  y poder transformarla. En medicina significaría algo así como ir al origen del transtorno o enfermedad: qué la generó y dónde se generó. Un lugar que está más allá de las reacciones químicas a nivel celular, que es donde trabaja la medicina convencional.

Los científicos a través de la física cuántica encuentran explicación a fenómenos como la capacidad de ciertos animales para orientarse a través de los campos electromagnéticos de la Tierra: aves que vuelan como un ente propio sin chocar entre ellas, la ecolocalización de los delfines y otros  animales acuáticos, las migraciones y otros tantos fenómenos. Pero los descubrimientos van mucho más allá: los fenómenos se hallarían en la base de los procesos fisiológicos que mantienen la vida y la salud. Esta idea ya la expresó uno de los pioneros de la física cuántica, Erwin Schrödinger en su conocido libro ¿Qué es la vida? (Tusquets Editores, 1983).

 La habilidad de las células para producir energía y el funcionamiento de las neuronas podrían explicarse mediante fenómenos cuánticos. Según el físico Vlatko Vedral, de la Universidad de Oxford, la habilidad de las partículas cuánticas para estar en dos sitios a la vez ayudaría a entenderlo. Esta cualidad explicaría por qué las enzimas son tan eficaces para catalizar todo tipo de reacciones químicas.

También, según Luca Turin, biofísico del University College de Londres, la acción de los neurotransmisores se explica por el flujo de electrones a nivel cuántico. Y no sería de extrañar (si suceden en el corazón de las neuronas) que tuviera relación con los desconocidos vínculos entre la conciencia y el cuerpo.

Según Rupper Sheldrake, científico, doctor en bioquímica, filósofo e historiador que postuló la teoría de la Resonancia Mórfica, las mentes de todos los individuos de una especie se encuentran unidas y formando parte de un mismo campo mental planetario. Ese campo mental (al que denominó morfogenético) afecta a las mentes de los individuos y las mentes de estos también afectarían al campo. Esta teoría es similar a lo que ya explicaba C. G. Jung y denominaba «Inconsciente Colectivo».

En un artículo publicado en Scielo en 2002 por la revista cubana de Medicina General Integral, se contaba que muchos años de investigación permitieron al doctor Kioichi Nakagawa, científico japonés, formular su teoría del «síndrome de deficiencia de campos magnéticos»:  El cuerpo humano es una máquina electromagnética, cuya fuente energética principal se origina en el magnetismo terrestre, aunque esta no es la única vía. El oxígeno, los alimentos, la propia actividad celular, la actividad física y mental, el fluido de los líquidos y los factores bioquímicos constituyen una producción constante de «energía biomagnética». Por todo ello, resulta comprensible que la aparición o cura de muchas enfermedades tengan como causa o como consecuencia, cambios en el potencial biomagnético del organismo«. Podéis encontrar el artículo completo aquí: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252002000100010

La física cuántica podría llegar a explicar la interacción a niveles muy profundos entre los pensamientos, las emociones y las células. Esta interacción haría posibles los efectos beneficiosos de la meditación, las visualizaciones y las técnicas de relajación, entre otras. Y llegaría a afectar a procesos tan determinantes de la salud como la expresión de los genes.

LA SANACIÓN CUÁNTICA

Considerando la teoría de que el mundo cuántico y la realidad que conocemos interactúan entre sí, cobra sentido el hecho de que las emociones, los pensamientos y las células tengan relación directa.  El concepto de salud para la medicina cuántica responde a una visión holística: el ser humano no es solo concebido como un todo al tener en consideración su mente, emociones, cuerpo y espíritu, sino que también lo considera parte de un todo aún más profundo.

Para la medicina cuántica, el Universo cuenta con una frecuencia vibratoria conocida como «coherencia vibratoria«, en la cual todo lo que nos rodea forma parte de un orden implícito. Sin embargo, si por algún motivo se diese una pérdida de coherencia vibratoria, surgirá la enfermedad.

Parte de la idea de que la realidad es una construcción mental humana, individual  y, a su vez, colectiva. Son los pensamientos, las creencias, las experiencias y las emociones las que definen las características de nuestras relaciones, nuestro trabajo y nuestra salud, entre otras. Este hecho implica que cualquier persona puede modificar su realidad accediendo a un punto sensible entre la mente y la materia, o, lo que es lo mismo, intervenir en nuestras células y la salud de estas.

APLICACIÓN DE LA MEDICINA/SANACIÓN CUÁNTICA

La mente puede interactuar con la realidad cuántica con el objetivo de influir en nuestro organismo y promover la salud y es que a través de nuestra capacidad de percibir con atención serena, de nuestra intuición expandida y de la clara intención, «conectándonos» al campo cuántico propio o de otra persona, podemos llegar a la raíz del trastorno, hallar el origen oculto de la enfermedad, para poder así actuar sobre su base. De esta forma, la medicina cuántica, se puede aplicar tanto presencialmente como a distancia.

Aplicarla permite la conexión con el campo cuántico de la persona a tratar y su reestructuración, con el objetivo de aumentar y equilibrar la vibración y que la energía cuántica fluya libremente. La sanación es indolora y no invasiva y por logeneral puede aplicarse a cualquier persona.

Estamos ante un cambio de paradigma, un nuevo mundo nos recibe con descubrimientos maravillosos, nuevas investigaciones  y misterios por resolver. Es la razón de la existencia del ser humano… Trascender como especie.

En MAI (Movimiento de Asistencia Integral), podrás encontrar un equipo de terapeutas que trabaja especialmenta la medicina cuántica. Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con MAI o directamente con el grupo MAI Sananción Cuántica al Whatsapp de contacto: +34 657836264 de lunes a viernes.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído