martes, 25junio, 2024
31 C
Seville

SARS-CoV-2, Covid-19 y otras cosas

José Amestoy Alonso
José Amestoy Alonso
Escritor y profesor licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Zaragoza. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El hijo de Biden tiene en parte de la frontera de Rusia Laboratorios biológicos para crear guerra biológica contra Rusia.

Según Statista.com «el 30 de junio de 2023 en España se estimaron 13.914.811 casos de Covid-19 y 121.760 fallecidos. En junio de 2023 se han registrado 1.300.000 casos Covid-19 persistente».

Estos son los  números acumulados de casos confirmados y muertes del coronavirus en España entre el 15 de febrero de 2020 y el 30 de junio de 2023, entre los que se encuentran los fallecidos en Madrid en las residencias de ancianos por no trasladarlos a ningún Hospital por orden de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Sra IDAyuso la que tendrá que dar explicaciones jurídicas y ser sancionada para el ejercicio político.

De acuerdo con Abigail Orus, el 16 de febrero de 2024 señaló lo siguiente:

«España es uno de los principales focos europeos del coronavirus de Wuhan, debido a la rapidez de la propagación dentro de su fronteras. Desde la aparición de los dos primeros casos el 12 de febrero de 2020, el número de casos confirmados no ha hecho sino aumentar a tal velocidad que el Gobierno de Pedro Sánchez decretó el estado de alarma sanitaria en el país» cuando en España se contaban más de 5.700 afectados y 136 fallecidos. «A fecha de 30 de junio de 2023, tal como muestra esta estadística, un total de alrededor de 13,9 millones de personas se habían infectado con el SARS-CoV-2 en España. Dentro de esta cifra, se han registrado hasta el momento 121.760 decesos».

Los primeros casos sospechosos fueron anunciados oficialmente por la Organización Mundial de la Salud el 31 de diciembre de 2019, tras la aparición de este nuevo coronavirus unas tres semanas antes en uno de los mercados de la región china de Wuhan», según las fuentes oficiales chinas el virus escapó de un Laboratorio de Wuhan de un murciélago que los investigadores estaban estudiando, pero no todos los científicos admitieron que el virus era natural sino artificial y que probablemente «escapó»? de donde adquirió su nombre. Una científica china se exilió a E. Unidos donde hizo esas declaraciones, con el tiempo, supuestamente, esta científica desapareció; no obstante, en la actualidad bastantes científicos opinan igual, el Sars-Cov- 2- es artificial, es sintético. 

Podemos pensar que la pandemia no fue provocada por un virus procedente de un murciélago chino, sino una prueba bacteriológica que la soltaron para ver sus efectos sobre el ser humano.

«Por su parte, en España el primer afectado por COVID-19, un turista alemán en La Gomera, se confirmó a finales de enero de 2020.

La misma fuente nos deja el número de casos confirmados de coronavirus en el mundo a fecha de 8 de agosto de 2023.

«SARS-CoV-2- ya afecta a más de 120 millones de personas en todo el mundo. La también conocida como «neumonía de Wuhan» fue anunciada de forma oficial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 31 de diciembre de 2019. Lo hacía así unas tres semanas después de la aparición de una veintena de casos de un Síndrome Respiratorio Agudo Severo de origen desconocido en uno de los mercados de la provincia china de Wuhan, de donde adquirió su nombre».

La OMS actuó demasiado tarde, tres semanas son demasiado tiempo en enfermedades desconocidas. La Comisión de expertos de la OMS fueron a Wuhan a observar el Laboratorio en el que se produjo el SARS-CoV-2-, y los chinos, según fuentes televisivas españolas, admitieron que practicante no habían visto todo el Laboratorio lo que hace pensar que a China no les interesaba que los científicos de la OMS supieran la verdad, lo que hace suponer que fuera sintético el SARS-CoV-2. Y que el problema puede ser, supuestamente, bacteriológico.

Según Rosa Fernández el 18 de agosto de 2022, «el día 14 de agosto de 2022 se registraron en el mundo aproximadamente 450.0000 nuevos casos de coronavirus (COVID-19). Si bien no es la cifra más alta desde que comenzara 2022, confirma algo que ya muchos virólogos habían anunciado: la pandemia está aún lejos de llegar a su fin. El coronavirus, que se originó en la ciudad china de Wuhan, se ha extendido a todos los países de la geografía europea, destacando especialmente Estados Unidos, donde la cifra de contagiados ha superado ya la barrera de los 95 millones.

Utilizamos para completar este artículo el estudio que han hecho A. Zapatero Gavira y R. Barba Martín 

del Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Fuenlabrada, Universidad Rey Juan Carlos, Fuenlabrada, Madrid, España, titulado «¿Qué sabemos del origen del COVID-19 tres años después?

Este artículo publicado en PMC(PubMed Central) deja claro las dos  teorías sobre el origen del SARS-CoV-2.

En este artículo revisan

dos teorías, el SARS-CoV-2 como origen zoonótico o como «escape» del laboratorio de alta bioseguridad en Wuhan.

En un principio los científicos creyeron que el virus procedía de un murciélago, más tarde lo achacaron al Pangolín, posteriormente no encontraron el vector transmisor del Cov.

En la actualidad bastantes virólogos y científicos sostienen que el origen no procede de ningún animal sino que lo elaboraron artificialmente en el Laboratorio de Wuhan, y o bien se les «escapó» o bien lo trasladaron a un mercado próximo al Laboratorio de Wuhan de donde se expandió primero por China y más tarde por el resto del planeta. ¿Se trataba de un experimento biológico mortal?

Estos autores del artículo señalan que «en febrero de 2020, el equipo dirigido por la profesora Shi Zhengli en este instituto fue el primero en identificar, analizar y nombrar la secuencia genética del nuevo CoV. Esta coincidencia en la detección de los primeros casos y la presencia del laboratorio en la misma ciudad ha dado lugar a un número de autores escépticos del origen de la pandemia, señalando el verdadero origen como un «escape» dentro de las normas estrictas de seguridad que rigen estas instituciones.

En que se basan estos autores? En primer lugar, el genoma viral no coincide al 100% con el CoV del murciélago como hemos comentado previamente. 

Tampoco se ha identificado qué animal pudo haber sido el huésped intermediario y los laboratorios de nivel 4 suelen trabajar con patógenos peligrosos que no cuentan con vacunas ni tratamientos disponibles. 

Además, estos centros investigan animales como murciélagos y virus con potencial de futuras pandemias. Por último, en los laboratorios suele aplicarse una técnica de investigación que lleva tiempo preocupando a parte de la comunidad científica. Se trata de la ganancia de función, una técnica que consiste en modificar funciones mediante la genética inversa de un virus para estudiarlo a fondo.

Vemos  que «hay dos teorías que podrían coexistir o resolverse eligiendo una de ellas. Es un aspecto fundamental en salud pública poder definir las cadenas de transmisión y buscar el origen de ellas». 

Por lo que, por un lado, parece evidente que el origen de la transmisión tuvo lugar en el mercado de Wuhan. Pero por otro lado, todavía existen tres preguntas fundamentales sin una respuesta definitiva. 

La primera, ¿de dónde partió el virus? la segunda, ¿cuál fue el animal intermediario? y la tercera ¿por qué no se ha reproducido a 100% el genoma del virus en ninguno de los CoV encontrados en murciélagos»? 

Por tanto, además de estos tres interrogantes, un número elevado de científicos están estudiando la posibilidad de que el SARS-CoV-2 se «escapara» del Laboratorio de Wuhan y que no es natural sino elaborado artificialmente en el Laboratorio.

No existe una conclusión definitiva, es necesario seguir investigando y que el Estado chino colabore porque lo que no hay duda es que ha habido una pandemia de Covid-19 que persiste en la actualidad y que se quedará sistemáticamente todos los años como una gripe y habrá que tomar medidas

Por último, sin entrar en polémicas el bichito, léase SARS-CoV-2, lo que es inhumano han sido dos cosas: por un lado, el número elevado de residentes que se infectaron del Covid-19 y murieron en las residencias si llevarlos a un hospital con «neumonía bilateral» por orden de Ayuso, y por otro lado, el negocio de las mascarillas como se está viendo en el «Caso Koldo» y sus ramificaciones.

JUGAR CON LA VIDA DE LAS PERSONAS ES LO MÁS INHUMANO QUE PUEDEN HACER ALGUNOS CORRUPTOS, MERECEN LA SANCIÓN QUE LES IMPONGAN LOS JUECES.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído